lunes, octubre 30, 2017

AGUA EMBOTELLADA VERSUS AGUA DEL GRIFO, ¿CUÁL ES MEJOR?

El consumo de agua embotellada se ha disparado hasta llegar a muchos miles de millones de facturación.

¿El agua embotellada es puro marketing o realmente tiene más beneficios que la procedente del grifo?

  

Valeria Hiraldo-muhimu.- En el mundo, más de 663 millones de personas viven sin acceso a agua potable mejorada, mientras que la otra parte invierte miles de millones en comprarla envasada. En un año, una persona consume la media de 120 litros de agua mineral. No encabezamos la lista de consumidores o productores, aunque tampoco nos quedamos cortos.  

 Según la cifras oficiales la mayoría del agua que sale por los grifos es potable. Tan solo una pequeña cantidad no es potable y esto se debe a incumplimientos puntuales de determinados servicios. Esto quiere decir que estamos pagando un extra por un servicio que, a día de hoy, tenemos de forma segura, asequible y sin necesidad de desplazarnos. 

Entonces, ¿por qué tomamos agua envasada? Las personas consumen agua embotellada bajo la (falsa) creencia de que esta posee mayor calidad. Además, con la popularización de los hábitos saludables, muchas personas intentan beber dos litros de agua al día.


Sin embargo, estos datos no tienen sentido según los expertos del sector, ya que, en algunas comunidades, por el precio de diez litros de agua envasada tenemos mil litros de agua corriente. La locura ya, es que haya agua embotellada para cada tipo de consumidor, y es que este bien común tiene diferentes variantes (mucho más allá de agua con gas o sin gas) y hay muchos restaurantes que ya poseen carta de agua como si de vino se tratase.


Ya existe agua embotellada para todos los gustos y para consumidor

El agua embotellada genera residuos de plástico
y coste medioambiental muy alto que,
nos podríamos ahorrar

Pero, ¿es más sana el agua embotellada?

La realidad es que el agua embotellada te puede ayudar en algunas situaciones de tu vida, por ejemplo si eres una persona hipotensa o con problemas renales. El agua de mineralización muy débil tiene menos residuos secos y, por lo tanto, menos minerales, pero esto no significa que prevenga los cálculos renales, determinados por muchos factores, como tu dieta o tu grado de hidratación. Por lo tanto, el agua embotellada te puede ayudar a aliviar algunos pequeños problemas, pero el agua mineral natural no tiene propiedades curativas, ni mucho menos va a determinar nuestra salud. 

Podemos decir que el agua del grifo y el agua mineral están al mismo nivel. No hay ninguna evidencia científicas de que el agua embotellada sea más sana que la del grifo, ya que la cantidad de cloro presente en el agua del grifo no tiene ningún efecto perjudicial para la salud. Además, recordar que el consumo de agua embotellada crea un valor residual muy alto de plásticos, que en la mayoría de los casos no son reciclados correctamente. 

Es más si, les interesa mucho este tema pueden leer diversos  estudios acerca del agua embotellada, como el de los investigadores del Centro Nacional de Aceleradores y la Universidad de Sevilla que analiza los niveles del polonio radiactivo 210Po en 32 marcas de agua mineral.
   
Los resultados de este estudio han revelado que las concentraciones de esta sustancia nociva en algunas muestras superan más de 100 veces a las que hay en el agua del grifo, aunque siempre muy por debajo de los valores peligrosos.


Y tú, ¿bebes agua embotellada o del grifo?

No hay comentarios.: