sábado, enero 27, 2018

Chile: el Congreso aprueba la gratuidad universitaria

La norma beneficiará al 60% de la población más vulnerable y da luz verde para avanzar hacia la universalidad.

 Los estudiantes han encabezado varias manifestaciones en los últimos años para reclamar por “la educación justa, gratuita y de calidad”. (AFP)


Un reclamo histórico
 Connectas-clarin.- El Congreso chileno aprobó la norma que establece la gratuidad universitaria al 60% más vulnerable y da luz verde para avanzar hacia la universalidad, lo que sella una de las fases más emblemáticas de la reforma educativa impulsada por la presidenta Michelle Bachelet.
Con 102 votos a favor y sólo dos abstenciones, la aprobación de la medida -que llega dos meses antes de que Sebastián Piñera asuma la presidencia del país- fue celebrada por el Gobierno actual. 
Michelle Bachelet
La Ley de Universidades Estatales aprobada hoy en el Congreso, que fortalece su gestión institucional, devuelve al Estado su rol protagónico en asegurar una educación superior pública de calidad. ¡Cumplimos nuestra promesa!

Esta legislación "regula el financiamiento de la gratuidad y considera una nueva institucionalidad integrada por la Subsecretaría y la Superintendencia de Educación Superior", señaló la Cámara de Diputados, que aprobó el texto proveniente del Senado sin modificaciones.

"Al avanzar en la gratuidad en la educación superior, queremos construir un país más equitativo con igualdad de oportunidades. ¡Con la aprobación en el Congreso, consagramos como ley un derecho social que nunca debió estar en manos del mercado!", expresó Bachelet en su cuenta de Twitter, tras la aprobación.
La medida dará vía libre a "avanzar en el financiamiento institucional de la gratuidad que cubre, en la actualidad, hasta el sexto decil de la población (60% más vulnerable)", agregó el comunicado difundido por la Cámara Baja.
 Al avanzar en la gratuidad en la educación superior, queremos construir un país más equitativo con igualdad de oportunidades. ¡Con la aprobación en el Congreso, consagramos como ley un derecho social que nunca debió estar en manos del mercado!
La iniciativa, que deberá tener el visto bueno del Tribunal Constitucional antes de ser promulgada por Bachelet, contó incluso con la aprobación de los parlamentarios del bloque opositor Chile Vamos. Las únicas abstenciones fueron las de Cristina Girardi y Ricardo Rincón, del oficialista Partido por la Democracia (PPD) y del Demócrata Cristiano, respectivamente.
Una educación pública gratuita, de calidad y sin fines de lucro ha sido el eje de las movilizaciones que por varios años han mantenido los estudiantes chilenos.
La educación universitaria fue gratuita en Chile hasta 1981, cuando la dictadura de Augusto Pinochet simplificó los requisitos para la creación de universidades privadas. Así, estas instituciones se multiplicaron hasta superar las cuarenta, que en un esquema de mercado tenían libertad para fijar el valor de sus matrículas.

No hay comentarios.: