Buscar en Mundo RED METROnet.

América Latina, el Caribe y Canadá recibirán unos 280 millones de vacunas del coronavirus en 2021 a través del mecanismo COVAX

Se espera que la vacuna contra la COVID-19 de Johnson & Johnson se distribuya en el primer semestre de 2021 como parte de COVAX.

    

ONU.- América Latina y el Caribe, junto con Canadá, recibirán unos 280 millones
de vacunas contra el COVID-19 entre mediados de febrero y finales de 2021, ha
anunciado este miércoles la Organización Panamericana de la Salud.

La distribución se hará mediante el mecanismo COVAX,
la coalición que busca un reparto equitativo de la inmunización.

“Las vacunas de Astra-Zeneca Y Pfizer empezarán a llegar en febrero con otras
vacunas, como las de Novavax y Johnson and Johnson, que llegarán
aproximadamente en abril de 2021”, detalló la directora de la Organización
Panamericana de la Salud durante su rueda de prensa semanal donde se
analiza la evolución del virus en la región.

Carissa Etienne recordó que el continente representa una quinta parte de todos
los países participantes en COVAX, lo que consideró como “un testimonio de
solidaridad regional” y del valor que se otorga a la colaboración.

“Nuestra prioridad inicial es salvar vidas, y por eso el primer despliegue de
vacunas debe ir a los más vulnerables, como nuestros trabajadores de la salud
y los ancianos, que corren más riesgo. Esto es lo correcto e inteligente, porque
aprovechará las pocas dosis que tenemos inicialmente para lograr un mayor
impacto”, destacó

El primer envío de vacunas, a pocos días vista

El subdirector de la Organización, Jarbas Barbosa explicó que cuatro países de
la región -Bolivia, El Salvador, Colombia y Perú- recibirán un primer envío
especial de la vacuna de Pfizer a mediados de mes.

A continuación, Barbosa detalló una serie de criterios que se siguieron para
seleccionar a ese cuarteto de naciones.

Entre ellos:
- La voluntad de participar en el programa de esta primera entrega y tuvieran
la capacidad para recibir la vacuna de esta farmacéutica, que requiere una
cadena de frío para almacenar la vacuna de -75ºc para su conservación

- No incluir a las naciones que ya contaban con acuerdos bilaterales

- Que cumpliera con una distribución equitativa entre las seis regiones de la
Organización Mundial de la Salud

- Que estuvieran entre los 10 países de la región que van a recibir las vacunas
sin coste alguno mediante donaciones o los 98 países que pagarán por la
vacuna, “los autofinanciados”

“Con esta lista, al final se usó un criterio de riesgo y se tomó la tasa de
mortalidad en los últimos 28 días, o sea la más reciente, ya que si ésta es
elevada indica que hay un mayor riesgo en ese país para los
profesionales de la salud, que son el blanco de esta entrega especial”.

Bajo todos esos criterios y entre los países que no pagarán por las vacunas,
se seleccionó a Bolivia con una mortalidad en ese periodo de tiempo de
alrededor 7,6% por 100.000 habitantes, seguido por El Salvador con 3,99%
por la misma cifra de habitantes.

Entre los países de autofinanciamiento, en Colombia la tasa de mortalidad
alcanzó un 18% por cada 100.000 residentes, y en Perú donde llegó al 6,98%.

Especificó que los envíos regulares de COVAX comenzarán con la vacuna de
Astra-Zeneca que se producirá en Corea por la empresa South Korean
Bioscience y por el Serum Institute de la India, aunque esta última está
pendiente de finalizar su autorización de uso de emergencia de la OMS.

Paralelamente, la iniciativa COVAX publicó este miércoles un listado con las
dosis aproximadas de la vacuna y por regiones a nivel mundial.

Distribución regional estimada de la vacuna

La siguiente tabla contiene información sobre la distribución aproximada de
dosis del conjunto de vacunas que llegarán a América Latina y el Caribe
producidas por distintos durante el primer y segundo trimestre de 2021.

· Antigua y Barbuda 40.800
· Argentina 2.275.200
· Bahamas 100.800
· Barbados 100.800
· Belice 100.800
· Bolivia 992.430
· Brasil 10.672.800
· Chile 957.600
· Colombia 2.670.600
· Costa Rica 254.400
· Dominica 28.800
· R. Dominicana 542.400
· Ecuador 885.600
· El Salvador 375.480
· Granada 45600
· Guatemala 847.200
· Guyana 100.800
· Haití 876.000
· Honduras 496.800
· Jamaica 146.400
· México 6.472.800
· Nicaragua 504.000
· Panamá 216.000
· Paraguay 357.600
· Perú 1.770.600
· Saint Kitts y Nevis 21.600
· Santa Lucía 74.400
· San Vicente y las Granadinas 45.600
· Surinam 79.200
· Trinidad y Tobago 100.800
· Uruguay 172.800
· Venezuela 1.425.600
 
Venezuela forma parte de COVAX, pero hay que solucionar el pago
de la cuota

El subdirector de la Organización indicó que el número previsto de vacunas
para Venezuela es de 1.425.600, pero que todavía “siguen pendientes
algunos temas por el pago de la cuota”, ya que la nación sudamericana
forma parte de las naciones que se autofinancia.

Barbosa reveló que COVAX estimó el precio de las dosis para los países en
10 dólares, ya que el costo de las vacunas oscila entre los 3 y los 30 dólares.
Si un país solicitó vacunas para el 20% de su población estaba obligado a
pagar un adelanto del 15%. “Sin ese pago, los países de autofinanciamiento
no pueden recibir la vacuna porque desafortunadamente para ellos no es
una donación”, añadió

Por su parte, el doctor Ciro Ugarte, director de Emergencias en Salud de la
Organización explicó que todas las partes dentro de Venezuela, tanto el
Gobierno como la oposición, y muchos actores internacionales “trabajan
arduamente para lograr el acceso a las vacunas” en el país sudamericano.
COVAX a nivel mundial

En total, la iniciativa COVAX planea distribuir un total de 337 millones en
una primera fase que comenzará entre finales de febrero y principios de
marzo.

Prácticamente la totalidad de esas dosis serán de la vacuna de AstraZeneca
y la Universidad de Oxford, con 96 millones directamente producidas
directamente por esta farmacéutica y 240 millones por el Serum Institute
de India.

De la vacuna de Pfizer/BioNTech se distribuirán 1,2 millones de dosis en
esta etapa inicial.

Esas dosis permitirán vacunar a un 3,3% de la población de los 145 países
participantes, en la primera mitad del año, lo que sería suficiente para cubrir a
los grupos de población más vulnerables como los trabajadores de la salud.

El objetivo de la iniciativa es vacunar al 20% de la población de cada país.
Disminuyen las infecciones de COVID-19 en Estados Unidos y Canadá

Con relación a la evolución de la pandemia, Etienne dijo que la semana
pasada se enfermaron de COVID-19 más de 1,8 millones de personas en
el continente americano y más de 47,000 murieron.

Sin embargo y después de semanas de constantes aumentos, las infecciones
por COVID-19 finalmente están disminuyendo en Estados Unidos y Canadá.

“En México, los casos y muertes continúan aumentando, particularmente
en los estados que atrajeron un turismo significativo durante la temporada
navideña, como Guerrero, Quintana Roo, Nayarit y Baja California Sur”, explicó.

Gigantes Tecnológicos en la agricultura desastre para pequeños y medianos productores, también para granjas integrales.

grain.org.- El 15 de enero de 2021, Liu Jin, un chofer de 45 años, de la plataforma de reparto de comida de Alibaba en la ciudad de Taizhou en China oriental, se prendió fuego a sí mismo en protesta por los salarios no pagados. “Quiero que me devuelvan el dinero producto de mi sangre y sudor,” dijo el señor Liu en un video que fue ampliamente compartido en las redes sociales.

Mientras tanto, en India, millones de agricultores se negaron a desocupar las calles de Nueva Deli. Han estado protestando durante meses, desafiando de manera decidida el intento del gobierno central de imponer reformas que los pondrían a merced de los gigantes corporativos.


Las dos protestas, tan diferentes en forma, tienen en común algo fundamental. Cada una expresa la indignación por la toma de control de los sistemas alimentarios por parte de las compañías tecnológicas más grandes y más ricas del mundo. En China, Alibaba encabeza una masiva ola de inversiones y adquisiciones en el sector alimentario por parte de las compañías tecnológicas. Hace muy poco tiempo pagó 3.600 millones de dólares para adquirir la cadena de hipermercados más grande del país. En India, compañías como Amazon y Facebook realizan operaciones similares para controlar la distribución de alimentos y el comercio minorista mediante comercio electrónico, lo que explica, en gran medida, el deseo del gobierno central de desmantelar las protecciones de mercado para los agricultores.

Queda claro que la ambición de los Gigantes Tecnológicos por el sector de alimentos y agricultura no termina en China e India. Tiene un carácter global y alcanza a todos los aspectos del sistema alimentario, incluyendo lo que se conoce como agricultura digital. Mientras que algunos ven esto como un medio para llevar tecnologías más avanzadas a la actividad agrícola, las tecnologías no se desarrollan en una burbuja. Están moldeadas por el dinero y el poder, y ambos están concentradas al extremo en el sector de las tecnologías. En una era donde sólo unas pocas corporaciones tienen un control sin precedentes sobre la información, las comunicaciones y el sistema alimentario, la agricultura digital evolucionará de modos que fortalecerá su poder y sus ganancias.

Un nuevo informe de GRAIN revisa el modo en que los Gigantes Tecnológicos ya promocionan la agricultura industrial y la agricultura por contrato, y debilitan la agroecología y los sistemas alimentarios locales a través del desarrollo de sus plataformas de agricultura digital. Como lo muestra el informe, las consecuencias son particularmente graves para los pequeños agricultores en el Sur Global.

Las plataformas de agricultura digital de los Gigantes Tecnológicos se basan en la recolección de cantidades masivas de datos, que pueden luego ser procesados con poderosos algoritmos para proporcionar a los agricultores análisis y datos en tiempo real sobre las condiciones de sus suelos y agua, el desarrollo de sus cultivos, la situación respecto a plagas y enfermedades y los cambios inminentes del tiempo y el clima que puedan ocurrir. Esto puede sonar atractivo para los agricultores en áreas donde hay una gran recolección de datos (análisis de suelos regulares, estudios de campo, mediciones de rendimientos, etcétera) y para las fincas que pueden pagar nuevos instrumentos tecnológicos que recolectan datos (como los nuevos tractores, drones, sensores en el campo). Para estas fincas, las compañías tecnológicas pueden recolectar suficiente cantidad de datos como para entregar recomendaciones relativamente específicas y útiles sobre aplicación de fertilizantes, uso de pesticidas y épocas de cosecha. Si estas fincas realizan monocultivos, eso hace mucho más simple la recolección y análisis de datos, como también las recomendaciones.

La historia es muy distinta para los 500 millones o más de familias campesinas en el mundo que producen la mayor parte de los alimentos a nivel mundial. Es común que sus tierras se localicen en áreas donde los servicios de extensión son mínimos o no existen y donde difícilmente hay algún tipo de recolección centralizada de datos de campo. Los campesinos y campesinas tampoco pueden pagar los altos precios por los instrumentos tecnológicos que las fincas más grandes pueden usar para alimentar con datos a la nube. El resultado es que los datos que recolectan las compañías tecnológicas las fincas pequeñas serán, inevitablemente, de muy mala calidad.

Infografía de GRAIN. Haga clic en la imagen para ampliarla o aquí para ver la versión en PDF.

Las recomendaciones que los pequeños agricultores obtendrán de estas redes digitales, mediante mensajes de texto en teléfonos celulares, estarán lejos de ser revolucionarias. Y, si estos agricultores practican la agroecología y cultivos mixtos, cualquier recomendación que reciban será completamente inútil.

Una buena recomendación no es realmente el objetivo de todo esto. Para las corporaciones que invierten en agricultura digital, el objetivo es integrar a millones de agricultores en una enorme red digital, controlada centralmente. Una vez incorporados, los agricultores son fuertemente presionados, si no acaso obligados, a comprar sus productos (insumos, maquinaria y servicios financieros) y a venderles productos agrícolas que las compañías venden a otros. Todo esto se hace a través de sistemas de compra y venta mediante teléfonos móviles, desarrollados por las mismas compañías.

Las plataformas digitales emergentes de los Gigantes Tecnológicos no ayudarán a que el campesinado comparta sus saberes o promueva sus diversas variedades de semillas y de animales. Las plataformas hacen énfasis en el cumplimiento de condiciones, los agricultores que participan deben comprar los insumos que son promovidos y vendidos mediante crédito (con altas tasas de interés), deben seguir las “recomendaciones” que les llegan a través de las aplicaciones de conversación si quieren calificar para un seguro de cultivos (por el cual deben pagar), deben vender sus cultivos a las compañías (y no negociar el precio), y deben recibir sus pagos mediante aplicaciones de dinero digital (por las cuales tienen que pagar una comisión). Cualquier error puede afectar su calificación crediticia y el acceso al financiamiento y los mercados. Es agricultura por contrato a una escala masiva.

Estos desarrollos de la agricultura digital no están divorciados de la agresiva entrada de los Gigantes Tecnológicos a la distribución de alimentos y el comercio minorista. En realidad, la agricultura digital está desarrollando, al inicio de la cadena productiva, sistemas de producción centralizados que alimentarán las operaciones en evolución de los Gigantes Tecnológicos, los cuales están desplazando rápidamente a las tiendas pequeñas, los vendedores ambulantes y otros actores locales que por largo tiempo han brindado a los consumidores los alimentos producidos por campesinos y campesinas. Se están creando las condiciones para que quienes ahora producen o venden en pequeña escala sean los futuros trabajadores a destajo de las compañías de los Gigantes Tecnológicos.

Es necesario que cuestionemos y resistamos las agresivas adquisiciones en el sector de los sistemas alimentarios por parte de los Gigantes Tecnológicos. Debemos trabajar en conjunto para acabar con el poder de los Gigantes Tecnológicos y sus multimillonarios dueños y luchar por una visión diferente; una basada en la participación democrática y diversificada en la producción y en el compartir conocimientos e información.

Agencia Digital...

Agencia Digital...

Importante.

Shell en Nigeria, el peligro ambiental y humano.

Nigeria: El gobierno debe detener la venta, por parte de Shell, de su negocio en el delta del Níger a menos que se protejan plenamente los d...