lunes, junio 14, 2021

El nuevo y poderoso uso del cacao

El mayor productor de cacao del mundo, Costa de Marfil, ha encontrado un uso inventivo para la planta de cacao que podría alimentar a millones de hogares.

BBC-Por Gitonga Njeru.- Si últimamente se ha dado el gusto de un postre de chocolate, es muy probable que su cacao provenga de Costa de Marfil. Este país de África Occidental es el mayor productor de cacao del mundo, de donde se origina más del 40% de todos los granos de cacao . Con más de seis millones de personas trabajando en el cacao en el país, es de lejos la mayor exportación de Costa de Marfil

 . Los granos de cacao del país han estado alimentando a personas en todo el mundo durante décadas, pero ahora otra parte de la planta de cacao pronto alimentará a Costa de Marfil.

El codiciado grano de cacao es solo una pequeña parte de la planta del cacao. Mientras que los granos se exportan para su elaboración en barras de chocolate, confitería y bebidas, las cáscaras de los granos, las cáscaras de las mazorcas y los sudores de cacao (un líquido amarillento pálido que se drena durante la fermentación) generalmente se desechan. En todo el mundo, el volumen de desechos de cacao está creciendo constantemente.

Estos residuos se convertirán ahora en una parte importante de la transición de Costa de Marfil a las energías renovables. Después de proyectos piloto exitosos, Costa de Marfil ha comenzado a trabajar en una planta de biomasa que funcionará con residuos de cacao. La instalación estará ubicada en Divo, una ciudad que produce una gran parte del cacao del país. En la planta de biomasa, la materia de la planta de cacao que queda después de la producción de cacao se quemará para hacer girar una turbina y generar electricidad, al igual que una planta de energía convencional de combustibles fósiles.

"Esta planta por sí sola podrá satisfacer las necesidades de electricidad de 1,7 millones de personas", dice Yapi Ogou, director general de la empresa marfileña Société des Energies Nouvelles (Soden), que participa en la construcción de la planta.

Impulso de cacao

La planta de energía de biomasa de Divo será la más grande de África Occidental, y Soden, con el apoyo de la Agencia de Desarrollo y Comercio de EE. UU., Se completará a principios de 2023. Podrá producir entre 46 y 70 MW de electricidad por año, según Ogou. . Los estudios de viabilidad mostraron que la instalación podría reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en 4,5 millones de toneladas, en comparación con las fuentes de energía existentes.

El grano de cacao es la parte más valiosa del cultivo,
pero otras partes de la planta del cacao
también tienen sus usos (Crédito: Getty Images)

Costa de Marfil obtiene actualmente la mayor parte de su energía de los combustibles fósiles, y el gas natural genera el 70% de su energía . El país tiene como objetivo aumentar el uso de fuentes de energía renovables al 42% y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 28% para 2030 . En un país con necesidades energéticas en rápido crecimiento , innovaciones como el uso de residuos de cacao podrían marcar la diferencia.

En total, el proyecto costará unos 131.000 millones de francos CFA de África Occidental (173 millones de libras esterlinas / 244 millones de dólares estadounidenses). Está previsto construir en todo el país otras nueve plantas similares que generarán electricidad a partir de cáscaras de cacao. Se construirán en áreas de cultivo de cacao donde la materia prima esté disponible.

Además de producir energía renovable, se espera que convertir los desechos del cacao en energía ayude a revertir la suerte de los 600.000 productores de cacao del país. Fraciah, que administra 14 acres de cacao en Divo, es uno de ellos. Durante muchos años, ha estado pensando en abandonar por completo el cultivo del cacao en favor del cultivo del caucho. No está sola: en los últimos años, muchos productores de cacao han cambiado a cultivos más rentables como el caucho o el plátano debido a un exceso de oferta de cacao , algo que solo ha empeorado con la pandemia de Covid-19 .

"Yo cultivo cacao y ha educado a mis hijos, pero los beneficios han sido mínimos", dice. "No obtenemos muchas ganancias". Pero da la bienvenida a la nueva planta de energía de biomasa, diciendo que aumentará sus ingresos y la motiva a seguir cultivando cacao. "Considerando que soy viuda, mi esposo murió hace 18 años, los ingresos adicionales también me ayudarán a educar a mis cuatro nietos.

 Con más dinero, también puedo ahorrar".

Junto a la apertura de la nueva planta, el gobierno de Costa de Marfil también ha propuesto una cooperativa comunitaria para los productores de cacao. Los grupos de agricultores podrán ahorrar dinero y acceder a préstamos y recibir dividendos para mantener a sus familias y negocios.


La gran planta en Costa de Marfil es la primera
de nueve instalaciones adicionales planeadas
para hacer uso de cáscaras de cacao y otra biomasa
(Crédito: Getty Images)
Mohammed Adow, fundador de Powershift Africa, un grupo de expertos con sede en Nairobi que ha asesorado a gobiernos de África sobre cuestiones energéticas, dice que la iniciativa de Costa de Marfil llega en un momento crítico. "La utilización exitosa de estas mazorcas de cacao no solo garantizará el acceso universal a la electricidad, sino que también agregará valor a la cadena de valor de la producción de cacao, además de otros beneficios económicos", dice Adow. "La creación de empleo a través de la recolección, el transporte, el almacenamiento y el procesamiento de las cápsulas se materializará. Esto permitirá a muchos económicamente".

Esther Ruto, gerente general de la Autoridad de Electrificación Rural de Kenia, también da la bienvenida a la planta de energía de cacao. "Es un buen movimiento", dice, y cita la creación de empleo y la reducción de residuos como beneficios adicionales de la planta. "Costa de Marfil es una de las historias de éxito de África con el 94% de su población ya conectada a la red nacional".

Costa de Marfil no es el único productor de cacao que aprovecha sus residuos. En Ghana, las cáscaras de cacao ya se están utilizando para generar energía a microescala . Los investigadores Jo Darkwa, Karen Moore y sus colegas de la Universidad de Nottingham en el Reino Unido han desarrollado un pequeño generador de 5 kW que funciona con cáscaras de cacao. El objetivo es llevar energía a las zonas rurales, donde solo el 50% de las personas suelen tener acceso a la electricidad . En Costa de Marfil, también hay planes para instalaciones para convertir las cáscaras en biodiesel, dice Ogou.

Encontrar más usos para los productos de desecho de uno de los cultivos más queridos del mundo podría ayudar a que los agricultores sigan abasteciendo a la industria del chocolate durante los próximos años, incluso cuando el cambio climático dificulta el cultivo del cacao . Pero incluso dentro de un cultivo que enfrenta muchas presiones, hay una semilla, o más bien una cáscara, de esperanza.

sábado, junio 12, 2021

Manifestaciones en Chile y Colombia: similitudes y diferencias

Represión policial en Bogotá a las protestas. (28.04.2021).
El Paro Nacional en Colombia completa 41 días, tiempo en que los enfrentamientos entre civiles y miembros de la fuerza pública han desencadenado hechos de violencia que no dejan de aumentar. Hasta el momento no ha habido un acercamiento entre las partes que permita vislumbrar una salida negociada al conflicto. Desde 2019, otros países de la región han enfrentado y resuelto situaciones de conmoción social similares. Tal es el caso del estallido social en Chile, que estuvo marcado por violentos enfrentamientos entre manifestantes y la fuerza pública, pero ha sido superado. En entrevista con DW, expertos de ambos países comentan sobre los factores presentes tanto en el estallido social en Chile como en el Paro Nacional en Colombia.

La gota que derramó el vaso

La mezcla de factores que dio inicio a las protestas masivas vividas en Chile y Colombia es un primer punto de confluencia entre los dos casos. Un aumento en el costo de vida de buena parte de la población fue la chispa que encendió la conmoción social. Mientras que un alza en el precio del transporte público llevó a los estudiantes chilenos a manifestarse, las centrales obreras, estudiantes y sindicatos colombianos reaccionaron a un proyecto de reforma tributaria. Para Sergio Guzmán, director de Colombia Risk Analysis, a pesar de las semejanzas en su origen, el curso de las protestas se desarrolló de forma diferente en cada uno de esos dos países. "En Chile, diversos grupos fueron sumándose poco a poco a las manifestaciones de los estudiantes, en cambio, el Paro de 2021 en Colombia es el más reciente episodio en una serie de protestas que vienen ocurriendo desde hace dos años y que estaban a punto de estallar”.

El estallido social en Chile: manifestantes ondean una bandera mapuche
junto a una estatua en la Plaza Baquedano, de Santiago de Chile.
(3.10.2020).

El desarrollo económico de ambos países ha contribuido a la formación de brechas sociales, producto de una distribución desigual de la riqueza. "Chile y Colombia son sistemas fiscales que redistribuyen poco. No tiene que ver con los gobiernos. Es una característica estructural de esos dos países", comenta Luis Felipe López-Calva, director del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en América Latina y El Caribe, en entrevista con BBC Mundo. Así pues, la conmoción social fue el punto álgido de un malestar social acumulado durante décadas. En palabras de Guillermo Pacheco Habert, investigador del Centro Transdisciplinario de Estudios Ambientales (CEAM) de la Universidad Austral de Chile, se trata de un "descontento frente a gobiernos que no están escuchando a la ciudadanía, que no tienen mecanismos de participación concretos y que no están enfocados en beneficiar al grueso de la población”.

Protestas en Bogotá. (4.05.2021).
El cemento que los une y les da legitimidad

A lo largo de las jornadas de protesta, diversos movimientos políticos y sectores de la sociedad se manifestaron en rechazo al accionar de sus gobiernos. "En el estallido chileno confluyen muchos descontentos, una gran diversidad de visiones y orígenes sociales en torno a la desigualdad que fomenta el modelo económico del país”, comenta Pacheco. En ambos países, la reacción desmedida de la fuerza pública sirvió para acentuar la indignación y generar empatía con los manifestantes. Las demandas de "feministas, indígenas mapuches de Chile, la Minga indígena de Colombia, afrodescendientes, centrales obreras y grupos estudiantiles no tenían algo que las uniera. Hasta que empezaron a llegar las imágenes de lo que en Chile hacían los Carabineros y en Colombia el ESMAD”, comenta Guzmán. "En ambos casos, la respuesta policial es como el cemento que une a los distintos grupos, de allí surgió un movimiento unido con una legitimidad contundente”, concluye.

La pandemia de COVID-19 contribuyó a mermar las protestas
en Chile. En Colombia, por el contrario, intensificó la crisis al
aumentar la tasa de desempleo.
En el marco de los enfrentamientos entre la fuerza pública (Carabineros o ESMAD) y los manifestantes, ambos países registraron numerosas violaciones de derechos humanos. Escenas de violencia sexual, uso de armas de fuego, tortura, ataques en contra de veedores de Derechos Humanos, homicidio y bloqueo de vías captadas por testigos presenciales, han servido para denunciar el accionar de unos y otros. A pesar de los elementos comunes, los factores estructurales de cada país dieron forma a las oleadas de violencia. "En Chile el problema es con el Estado y las grandes corporaciones, no ocurre como en Colombia, donde en algunas regiones redes de narcotráfico le disputan ciertos roles al Estado”, apunta Pacheco. La "Primera Línea” [el nombre dado a las personas que, vistiendo máscaras y sosteniendo elementos domésticos a modo de escudos han participado de las protestas en ambos países. N de la R.] fue declarada objetivo militar por parte del grupo criminal colombiano autodenominado "la Oficina de Envigado”. Así mismo, el grupo paramilitar Águilas Negras también ha amenazado a quienes se han declarado a favor del Paro en redes sociales.


Salida Digna

A diferencia de Chile, en Colombia no ha sido posible encontrar un punto de consenso entre las partes. Mientras que el gobierno toma decisiones unilaterales a modo de paliativo, por ejemplo, nuevos programas de subsidios para los jóvenes, los manifestantes tienen exigencias inviables, como la de desmantelar el ESMAD, argumenta Guzmán. "Ninguno parece tener la intención de ceder, no se están dando la posibilidad de una salida digna”, agrega. "No basta con que cese el bloqueo de las vías y la violencia policial, para una negociación hará falta que el gobierno deje de culpar a Venezuela o Rusia por las protestas y reconozca como legítimos los reclamos de los manifestantes”, concluye Guzmán.

(chp)

- Con sus propios celulares, los ciudadanos han documentado el desarrollo de las protestas. Organizaciones de derechos humanos, caricaturistas y medios comunitarios han ganado protagonismo. Patata Caricaturas, un colectivo de periodistas y dibujantes, ha hecho ilustraciones que se han vuelto icónicas. Uno de sus trabajos más difundidos son los retratos de las víctimas del accionar de la policía.

- El 9 de mayo se llevó a cabo en Bogotá una jornada de manifestaciones artísticas en apoyo al Paro Nacional, y por el derecho a la vida y a la protesta. La jornada transcurrió de forma pacífica, mientras que en otras ciudades continúan ocurriendo hechos de violencia. Ese mismo día, el presidente Iván Duque ordenó realizar el “mayor despliegue” posible de fuerza pública en la ciudad de Cali.

sábado, junio 05, 2021

Nayib Bukele: "ya no se puede confiar en la OEA"

El presidente salvadoreño, Nayib Bukele, anunció este viernes (04.06.2021) que su Gobierno romperá el acuerdo con la Organización de los Estados Americanos (OEA) que da vida a la Comisión Internacional Contra la Impunidad en El Salvador (CICIES).


"Hemos decidido que como Presidencia también vamos a romper nuestro convenio con la OEA-CICIES porque es un despropósito completo que estemos tratando de combatir la impunidad con precisamente las personas que están promoviendo la impunidad en El Salvador", dijo Bukele en una conferencia de prensa. El presidente salvadoreño explicó que esta decisión se debe al anuncio del secretario general de la OEA, Luis Almagro, de tener como asesor al exalcalde de San Salvador Ernesto Muyshondt, procesado penalmente en El Salvador.

Bukele, quien criticó a Almagro, aseguró que "ya no se puede confiar en la OEA" porque, a su juicio, está "promoviendo una agenda política" y había un "otorgamiento de impunidad a un criminal", en referencia a Muyshondt.


Con esta decisión quedan en el limbo las investigaciones administrativas realizadas por la CICIES en momentos en los que se desconoce si el fiscal general, Rodolfo Delgado, dará continuidad a los casos abiertos a raíz de los avisos presentados por la comisión.

La Fiscalía -en noviembre de 2020 y cuando estaba en manos del fiscal Raúl Melara- allanó diversas oficinas del Gobierno por el supuesto manejo irregular de los fondos destinados para la atención de la pandemia. Sin embargo, Bukele afirmó que "yo no conozco avisos de corrupción de la CICIES".

El mandatario, quien criticó duramente a la comunidad internacional por las condenas que su Gobierno ha recibido tras la destitución de magistrados de la Corte Suprema y de Melara, declaró que buscará otra organización para formar una nueva comisión. "Viendo toda la basura y toda la podredumbre que hay detrás de estas instituciones (internacionales) va a ser difícil, pero lo vamos a lograr", concluyó.
Capturan a exalcalde de San Salvador por un segundo caso

Muyshondt, que gobernó San Salvador entre 2018 y 2021 bajo la bandera de la derechista Alianza Republicana Nacionalista (ARENA) y perdió la reelección en febrero pasado, enfrenta un proceso penal acusado de fraude electoral y agrupaciones ilícitas por supuestamente negociar con pandilleros.


Por este proceso, un juez instructor ordenó que el político guardara arresto domiciliar, pero al finalizar la audiencia fue detenido por la Policía y llevado a las celdas de una de sus sedes. De acuerdo con el cuerpo de Seguridad, el exalcalde fue detenido por el cargo de apropiación indebida de retenciones de personas empleadas por la Alcaldía de San Salvador.

sábado, abril 24, 2021

Brasil recorta presupuesto ambiental a pesar del compromiso de la cumbre climática

BBC News - El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, aprobó un recorte al presupuesto del Ministerio de Medio Ambiente un día después de que prometiera aumentar el gasto para combatir la deforestación.

En una cumbre climática liderada por Estados Unidos, prometió duplicar el dinero reservado para la aplicación de la ley ambiental y poner fin a la deforestación ilegal para 2030.

Pero el presupuesto aprobado el viernes no incluía su compromiso de gastos ni propuestas adicionales hechas por el Congreso.

Su gobierno ha debilitado las protecciones y quiere desarrollar áreas protegidas.

Los críticos dicen que las promesas del presidente el jueves estaban vinculadas a un controvertido acuerdo que Brasil está negociando con Estados Unidos para recibir ayuda financiera a cambio de proteger el Amazonas, la selva tropical más grande del mundo y otras áreas.

El presupuesto federal de 2021 incluye 2.100 millones de reales (280 millones de libras esterlinas; 380 millones de dólares) para el ministerio de medio ambiente y las agencias que supervisa. El ministerio tenía un presupuesto de unos 3.000mn de reales en 2020.

A última hora del viernes, el ministro de Medio Ambiente, Ricardo Salles, dijo que había solicitado al Ministerio de Economía que revisara las cifras y cumpliera la promesa hecha por el presidente Bolsonaro en la cumbre climática virtual organizada por el presidente de Estados Unidos, Joe Biden.

La deforestación en la Amazonía brasileña
se disparó a un máximo de 12 años en 2020

Las políticas ambientales del presidente Bolsonaro, que cuenta con el apoyo de poderosos líderes de la agroindustria, han generado una condena generalizada. El líder de extrema derecha ha alentado la agricultura y la minería en la Amazonía y ha hecho retroceder la legislación ambiental.

El año pasado, la deforestación en la Amazonía brasileña se disparó a un máximo de 12 años. Los activistas y grupos indígenas dicen que la aplicación de la ley ambiental sigue sin contar con los fondos suficientes y denuncian la impunidad de la tala y minería ilegal en áreas protegidas.

El presidente rechaza las críticas y dice que Brasil sigue siendo un ejemplo de conservación. Pero en la cumbre del jueves intentó adoptar un tono más conciliador y también prometió que Brasil alcanzaría cero emisiones de carbono para 2050, 10 años antes de lo acordado previamente.

Funcionarios brasileños y estadounidenses han estado discutiendo la posibilidad de colaborar para detener la destrucción del Amazonas. Los políticos y ambientalistas han advertido que el gobierno de Bolsonaro debe mostrar resultados primero antes de que se haga cualquier compromiso financiero.

A principios de esta semana, un grupo de 35 celebridades estadounidenses y brasileñas expresaron su oposición a un acuerdo con Brasil, diciendo que corría el riesgo de legitimar un gobierno que estaba fomentando la destrucción ambiental.

El documento siguió a otra carta en la que más de 200 grupos brasileños le dijeron al presidente Biden que el gobierno de Bolsonaro era un "enemigo" de la Amazonía y que no tenía legitimidad para representar a Brasil.

La semana pasada, el ministro de Medio Ambiente dijo que el país necesitaría mil millones de dólares en ayuda exterior para apoyar los esfuerzos para reducir la deforestación en la Amazonía entre un 30% y un 40% en un año.

jueves, abril 22, 2021

Qué son los 'neuroderechos' y qué país es el primero en legislar sobre ellos

Este proyecto se afirma en cuatro principios: la privacidad mental, la identidad, el derecho de agencia y el libre acceso a las tecnologías.
Imagen ilustrativaPixabay / geralt

Hay niños que intentan ampliar la imagen sobre el vidrio de una ventana o adultos que inconscientemente hacen 'scroll' sobre la página de papel de un libro. La naturalización de esos gestos no es un accidente y proviene de años de interacción con dispositivos electrónicos que todos los días cambian la forma en que el ser humano se relaciona con el mundo.

"Todas estas cosas se hacen con teléfonos móviles y es apenas un aperitivo de lo que se viene. En el momento en que estos dispositivos sean neurotecnológicos, en vez de llevarlos en el bolsillo, los llevaremos en la cabeza", explica el neurobiólogo español Rafael Yuste, profesor de ciencias biológicas en la Universidad de Columbia y uno de los principales promotores detrás de la legislación sobre neuroderechos que ya avanza en el Senado de Chile.

De momento, la propuesta chilena contempla una enmienda para modificar el artículo 19 de la actual Carta Magna, y un proyecto de ley de neuroderechos. A pesar de que el país austral está a semanas de un proceso comicial que prevé la elección de los integrantes de la Convención Constitucional, Yuste afirma que "son cosas distintas" y que la legislación sobre la materia se debatirá "independientemente del proceso constituyente".

Pero, ¿qué implica el proyecto y por qué se cuela en la convulsa agenda política chilena?

Poner frenos

Según el texto que aún debe debatirse en el Congreso chileno, los neuroderechos son "nuevos derechos humanos que protegen la privacidad e integridad mental y psíquica, tanto consciente como inconsciente, de las personas del uso abusivo de neurotecnologías".

Yuste afirma que en los próximos años será factible "decodificar el pensamiento a partir de la actividad neuronal o mejorar la capacidad cognitiva conectando el cerebro directamente a las redes digitales". Esa posibilidad, más que fascinante puede ser peligrosa si no se regula éticamente. Por eso, el proyecto de neuroderechos que impulsa el científico se afirma en cuatro principios: la privacidad mental, la identidad, el derecho de agencia y el libre acceso a las tecnologías.

Aunque algunos detractores de la propuesta consideran que ya es tarde para legislar o, por el contrario, demasiado prematuro, Yuste sostiene que hay tiempo porque "aún estas tecnologías no han salido al mundo en gran escala". Y agrega: "Es mejor ser productivos y prevenir el problema ahora y no esperar a que ocurra después".

Las evidencias de que es posible "leer el cerebro" y modificar la conducta de los usuarios de las neurotecnologías ya se conocen, al menos en el ámbito médico. El científico comenta el caso de pacientes de Parkinson que han sido atendidos con dispositivos de estimulación cerebral profunda (Deep Brain Stimulation).
 

Rafael Yuste, neurobiólogo de la Universidad de Columbia

Rafael Yuste, neurobiólogo de la Universidad de Columbia
Cuando surge una tecnología nueva, no sabes muy bien para qué se va a utilizar, pero es fácil regularla. En cambio, una vez que se ha echado a andar y se difumina por todo el mundo, sabes perfectamente para qué sirve y las cosas malas que hace, pero es imposible ponerle un freno.
"Muchos de estos pacientes describen cómo cuando les estimulan el cerebro, les cambia la personalidad. Y eso te lo dicen también los familiares. Desde el punto de vista científico es totalmente lógico porque tu personalidad, el yo, está generado por el cerebro, no sale del aire, sino de la actividad de las neuronas que tienes dentro del cráneo. Si cambias esta actividad neuronal, puedes cambiar, entre otras cosas, el yo, la personalidad".

El investigador aclara que si bien estos avances son positivos desde el campo de la medicina, requieren de un marco regulatorio cuando pasan a aplicarse en el ámbito de las tecnologías. Por eso defiende la necesidad de poner los neuroderechos sobre la mesa, en la categoría de "nuevo derecho humano".

Sobre ese tema, reflexiona: "Cuando surge una tecnología nueva, no sabes muy bien si va a tener importancia y para qué se va a utilizar, pero es muy fácil regularla. En cambio, una vez que la tecnología se ha echado a andar, se ancla en la sociedad y se difumina por todo el mundo, sabes perfectamente para qué sirve y las cosas malas que hace, pero es imposible ya ponerle un freno".

Una legislación pionera

En Chile, la Comisión de Desafíos del Futuro, encabezada por el senador Guido Girardi, del Partido por la Democracia (PPD), dio luz verde por unanimidad a la propuesta de modificar el artículo 19 de la actual Constitución para "proteger la integridad y la indemnidad mental con relación al avance de las neurotecnologías".

En la sesión virtual de la semana pasada, Girardi destacó que el presidente Sebastián Piñera estaba interesado en respaldar el proyecto y de "impulsarlo a nivel de otros países", una cuestión en la que Yuste tiene un trabajo adelantado con EE.UU. y España.

El científico español también intervino en el debate parlamentario chileno y calificó de "ejemplar" e "histórico" el avance que daba el país latinoamericano, porque "es la primera vez que se protege la privacidad cerebral y la integridad mental en una Constitución en el mundo".

Rafael Yuste, neurobiólogo de la Universidad de Columbia

Rafael Yuste, neurobiólogo de la Universidad de Columbia
Hay mucho interés de que los neuroderechos se usen como punta de lanza para introducir desde el comienzo, en la constitución de Chile que todavía no se ha escrito, la protección de los derechos humanos digitales de la ciudadanía.
El miércoles de esta semana, Piñera sacó a relucir el tema en su intervención en la XXVII Cumbre Iberoamericana, con un llamado a los países de la región a unirse para legislar de manera conjunta sobre la materia.

"Esto no es ciencia-ficción, es ciencia pura y dura y por eso llamo a todos los países iberoamericanos a anticiparnos al futuro y a proteger hoy día adecuadamente, no solo los datos e información de nuestros ciudadanos, sino que también sus pensamientos, sus sentimientos, su información neuronal para evitar que estos puedan ser manipulados por las nuevas tecnologías", señaló el mandatario.

Después de recibir el visto bueno a nivel de comisiones, la propuesta de enmienda irá al Senado para el debate. En paralelo, los parlamentarios también trabajan en el proyecto de ley, cuyo borrador se introdujo en octubre del año pasado. Estas modificaciones, sin embargo, se dan en víspera de un proceso constituyente, lo que abre algunas dudas sobre su continuidad en la agenda política chilena.

Yuste cree que no se van a detener. Según dijo a este medio, "hay mucho interés de que no solo se incorporen los neuroderechos, sino que se usen como punta de lanza para introducir desde el comienzo, en la Constitución de Chile que todavía no se ha escrito, la protección de los derechos humanos digitales de la ciudadanía".

¿Un nuevo derecho humano?

Además de impulsar el debate sobre neuroderechos en Chile, el catedrático defiende la incorporación de estos a la Declaración Universal de los Derechos Humanos, por lo que también mantiene conversaciones en el seno de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

"Estamos en un mundo nuevo y creemos que es necesario poner Derechos Humanos nuevos", justifica Yuste. Sin embargo, su postura no deja de tener detractores incluso en Chile, donde consideran innecesaria la legislación local sobre neuroderechos y estiman que el paraguas que existe ya es suficientemente amplio.

Un análisis publicado el año pasado por el Centro de Investigación Periodística (CIPER) deja clara la posición de una parte de la comunidad académica: "Los neuroderechos, luego, serían redundantes porque son reconducibles a derechos constitucionales ya asegurados".

No obstante, el científico insiste en que deben hacerse modificaciones. Y sobre ello, ejemplifica: "Existe el Derecho Humano de la dignidad de la persona, pero esto es muy difuminado, muy poco claro, cada persona tiene una idea distinta. Nosotros creemos que ahora hay que definirlo muy claramente".

Rafael Yuste, neurobiólogo de la Universidad de Columbia

Estamos en un mundo nuevo y creemos que es necesario poner Derechos Humanos nuevos.
La urgencia de esta definición, según el promotor de la iniciativa, es dejar claro cuál es el límite ético y jurídico para el desarrollo de las nuevas tecnologías. O, en palabras de Yuste, "que sepan que si infligen un Derecho Humano, tendrán problemas si salen a la venta".

"Hay quienes dicen que los DDHH que existen ya lo protegen todo, que no hay que cambiar nada y que el mundo está totalmente controlado, pero sé que si pusiéramos ahora los guardarraíles sobre neuroderechos, podríamos canalizar todo el crecimiento de la tecnología, que en principio es buena y puede ser muy útil. La legislación es la herramienta y eso es lo que se está haciendo en Chile".

Pero aunque los detractores más visibles de este tipo de iniciativas estén en las academias o en los foros políticos, los más acérrimos podrían encontrarse en las corporaciones y Yuste lo sabe. Sin embargo, asegura que "por ahora" las compañías parecen estar interesadas en que "haya una regulación ética" de las tecnologías, una cuestión que para del es algo que no puede negociarse.

"Yo, que trabajo en un laboratorio de investigación, te digo: las cosas que vemos con los animales son las que se van a hacer en un futuro con las personas. Y eso es lo suficientemente importante como para empezar a discutir la regulación de estas tecnologías".

Nazareth Balbás

Instrumento MOXIE del Perseverance consiguió producir oxígeno en Marte

Según informó la NASA, el artefacto adosado MOXIE fue capaz de crear 5 gramos de oxígeno en el planeta Marte, lo que sería suficiente para proporcionar 10 minutos de oxígeno respirable a un astronauta.


Un instrumento adosado al explorador de seis ruedas Perseverance transformó dióxido de carbono de la atmósfera marciana en oxígeno, la primera vez que esto sucede en otro planeta, dijo la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio de Estados Unidos (NASA) el miércoles (21.04.2021)

"Este es un primer paso fundamental para convertir el dióxido de carbono en oxígeno en Marte", dijo Jim Reuter, administrador asociado de la dirección de la misión de tecnología espacial de la NASA.

Con la labor del instrumento experimental no solo se puede producir oxígeno para que respiren futuros astronautas, sino que también podría evitar el transporte de grandes cantidades de oxígeno desde la Tierra para usarlo como propulsor de cohetes en el viaje de regreso.

El Experimento In Situ de Utilización de Oxígeno en Marte (MOXIE por su sigla en inglés) es una caja dorada del tamaño de una batería de automóvil y se encuentra del lado frontal derecho del rover. Apodado "árbol mecánico", utiliza electricidad y química para dividir las moléculas de dióxido de carbono, que están formadas por un átomo de carbono y dos de oxígeno. También tiene la capacidad de producir monóxido de carbono como subproducto.


Las características de MOXIE

En su primera ejecución, MOXIE fabricó 5 gramos de oxígeno, equivalente a unos 10 minutos de oxígeno respirable para un astronauta que realiza una actividad normal. Los ingenieros de MOXIE -diseñado para generar hasta 10 gramos de oxígeno por hora- realizarán ahora más pruebas e intentarán aumentar su rendimiento.

Diseñado en el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), MOXIE fue construido con materiales resistentes al calor, como aleación de níquel, para tolerar las temperaturas de 1.470 grados Fahrenheit (800 Celsius) requeridas para su funcionamiento. Una fina capa de oro asegura que no irradie calor y dañe al rover.

El ingeniero de MIT Michael Hecht dijo que una versión de MOXIE de una tonelada podría producir las aproximadamente 55.000 libras (25 toneladas) de oxígeno necesarias para que un cohete despegue de Marte. Producir oxígeno de la atmósfera de Marte, compuesta en una 96% de dióxido de carbono, podría ser una opción más factible que hacerlo extrayendo hielo de abajo de su superficie y luego electrolizarlo.

El Perseverance aterrizó en el planeta rojo el 18 de febrero en una misión para buscar señales de vida microbiana. En tanto, su mini helicóptero Ingenuity hizo historia esta semana al lograr el primer vuelo en otro planeta. El propio rover grabó directamente los sonidos de Marte por primera vez.

martes, marzo 30, 2021

La economía circular: un modelo económico que lleva al crecimiento y al empleo sin comprometer el medio ambiente

Banco Mundial/Simone D. McCourtie - Aparcamiento de bicicletas en Katmandú, en Nepal.
 Noticias ONU.- Manuel Albaladejo y Paula Mirazo de Ia Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial analizan en este artículo, junto a Laura Franco Henao de la Fundación Ellen MacArthur, los beneficios de cambio de modelo económico que debe cumplirse cuanto antes.

El actual modelo económico lineal basado en “tomar-hacer-desechar” es despilfarrador, extractivista y responsable en gran medida del cambio climático y el agotamiento de los recursos. En este sentido, si queremos alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible y los compromisos de emisiones de gases de efecto invernadero bajo el Acuerdo de París, debemos que adoptar un nuevo modelo económico.

La economía circular plantea un enfoque completamente distinto que permite estimular el crecimiento económico y generar empleo sin comprometer al medio ambiente, posicionándose como piedra angular para una recuperación económica resiliente y con bajas emisiones de carbono, tras la pandemia de COVID-19.
Economía circular, cambio climático, crecimiento y empleo

La economía circular ofrece un marco de soluciones sistémicas para el desarrollo económico abordando profundamente la causa de retos mundiales tales como el cambio climático, la pérdida de biodiversidad, el incremento de residuos y de contaminación, al tiempo que revela grandes oportunidades de crecimiento.

Impulsada por el diseño y sustentada por el uso de energías y materiales renovables, la economía circular revoluciona la forma en que diseñamos, producimos y consumimos. El modelo se basa en tres principios: eliminar residuos y contaminación; mantener productos y materiales en uso, y regenerar sistemas naturales.

Las oportunidades de creación de valor en el marco de la economía circular se clasifican en los ciclos técnicos y biológicos (del sistema economico*).

En el ciclo técnico, los materiales y productos fabricados por el humano permanecen en uso el mayor tiempo posible. De este modo, el valor se crea mediante el intercambio, el mantenimiento, la reutilización, la remanufactura y el reciclaje. Por otro lado, en el ciclo biológico, después de haber pasado por múltiples usos, los materiales regresan a la naturaleza de forma segura, devolviendo así los nutrientes a la tierra y a los ecosistemas naturales.


ONU Medio Ambiente
El gráfico muestra cómo lograr la transición a la economía circular.


La aplicación de la economía circular tiene un impacto directo en la lucha contra el cambio climático y la prevención de residuos. A modo de ejemplo, cambiando la forma en que producimos y utilizamos el acero, el cemento, el aluminio y el plástico se podrían reducir las emisiones de gases de efecto invernadero provenientes de estas industrias hasta en un 40% para 2050.

En el plano económico, el uso de acero reciclado o reutilizado para la construcción de edificios podría generar a su vez hasta un 25% de ahorro en los costes de material por tonelada de acero.

Asimismo, la aplicación de los principios de circularidad al sector de la construcción podría suponer una reducción de materiales (y de costes) mediante el uso de la producción modular y la impresión 3D, la optimización del uso de la energía y la reutilización o el reciclaje de materiales de alto valor en la fase de deconstrucción. Por su parte, la reducción de la producción y el consumo de plástico puede evitar un tercio de la generación global de residuos plásticos para 2040. Dado el aumento actual y previsto en la generación global de residuos, la transición a una economía circular se vuelve crucial.

Al abordar las ineficiencias estructurales a lo largo de las cadenas de suministro, la economía circular ofrece abundantes oportunidades de creación de valor a nivel industrial. Por ejemplo, se espera que el mercado de los envases retornables crezca de 37.000 millones de dólares en 2018 a 59.000 millones en 2026. Igualmente el mercado de la ropa de segunda mano duplicará el tamaño del de la moda rápida para el año 2029.

Algunos estudios sugieren que la transición a una economía circular podría generar un beneficio económico neto de 1,8 billones de euros para Europa en 2030, y un valor anual de aproximadamente 624.000 millones de dólares en la India para el año 2050, en comparación con el escenario lineal actual.

Estudios recientes en América Latina y el Caribe también indican que la adopción de la economía circular podría crear un incremento neto de 4,8 millones de puestos de trabajo en la región.

Asimismo, según la Comisión Europea, la aplicación de unas medidas circulares ambiciosas en Europa podría generar alrededor de 700.000 nuevos empleos. Teniendo en cuenta las posibles pérdidas de puestos de trabajo derivadas de la aplicación de las tecnologías de la Industria 4.0, es necesario que la economía circular aproveche el potencial de la Cuarta Revolución Industrial al tiempo que garantiza el bienestar de los trabajadores y su participación en la economía. Para ello, es esencial que los trabajadores tengan acceso a las oportunidades de capacitación necesarias para satisfacer las demandas de empleo de un paradigma económico circular.

Banco Mundial/Jutta Benzenberg
La energía eólica ayuda a una economía
 baja en emisiones de carbono.
Un movimiento global

La transición hacia una economía circular no es uniforme y varía en función de una serie de factores como el grado de industrialización, el nivel de desarrollo tecnológico, la disponibilidad de recursos humanos cualificados y el acceso a la financiación, entre otros. Esto destaca la importancia de las estrategias y los planes concebidos en función del contexto.

En la actualidad, China y Europa son los líderes mundiales en la transición hacia la circularidad pues el desarrollo de sus estrategias de circularidad internas y externas influye en el resto del mundo. Por otro lado, a través de los esquemas de cooperación internacional y del diálogo político, los nuevos adoptantes de la economía circular pueden beneficiarse del intercambio de conocimientos y mejores prácticas, de las transferencias de tecnología y del apoyo financiero de los países pioneros.

China se adelantó a la tendencia mundial cuando adoptó su Ley de Promoción de la Economía Circular en 2009. Más recientemente, las medidas del país hacia el exterior como la Prohibición de la Importación de Residuos de 2018 han tenido un gran impacto mundial incluyendo el desvío de flujos de residuos a otros países en desarrollo, las alteraciones en los precios del comercio mundial de la chatarra y un cuestionamiento general de las prácticas de reciclaje de los países desarrollados.

Europa también es considerada pionera en la transición a la economía circular, gracias a la adopción de políticas como el Pacto Verde Europeo, su primer Plan de Acción para la Economía Circular y más de 60 estrategias y hojas de ruta de circularidad a nivel regional, nacional y local. Estos actores clave están sentando las bases de la transición, e invitan al resto del mundo a seguir su ritmo.

El nivel de desarrollo de un país afecta a la forma de entender y abordar la circularidad. Por ello, la economía circular presenta un conjunto específico de retos y oportunidades para los países en desarrollo, especialmente en lo que respecta al sector informal, el acceso al desarrollo tecnológico y la capacidad institucional y financiera. Por consiguiente, en los últimos años la economía circular ha ido ganando seguidores en todo el mundo, como demuestra la adopción de políticas circulares en numerosos y muy diversos países.

Un estudio reciente revela que la mayoría de los países de la región de América Latina y el Caribe han adoptado una o más medidas clave de economía circular.

El continente africano es también un ejemplo de una región en desarrollo que está registrando un aumento de las iniciativas relacionadas a la circularidad, como la creación de la Red Africana de Economía Circular y la Alianza Africana de Economía Circular, lo que refleja el creciente interés y la concienciación sobre el tema.

Más allá de China, la economía circular también está despegando en otras partes de Asia, principalmente a través de iniciativas del sector privado que adoptan los principios de la circularidad o modelos de negocio circulares. El avance de este paradigma en esta región, que se caracteriza por un rápido crecimiento económico y un aumento en la tasa de urbanización, es de suma importancia para lograr un desarrollo sostenible, compensar el impacto negativo del crecimiento en el medio ambiente y aprovechar las oportunidades que brinda la economía circular.

Unsplash/Sanjog Timsina
Cada año se tiran a la basura
más de 900 toneladas de alimentos
Financiar la transición

Alrededor del mundo, la banca privada, los bancos multilaterales de desarrollo y las instituciones de financiación del desarrollo han intensificado las inversiones en actividades de economía circular. En particular, desde 2016, se ha multiplicado por diez el número de fondos privados vinculados a inversiones en actividades relacionadas con la economía circular, y solo en 2020, los activos gestionados en fondos de capital público relacionados con la economía circular se multiplicaron por catorce. El apoyo financiero a la economía circular incentiva la innovación y la inversión, tanto a nivel público como privado. El acceso a la financiación es, por lo tanto, esencial para el avance de la economía circular, es decir, la falta de acceso representa un obstáculo importante para la transición.

La inevitabilidad de la transición a una economía circular se pone de manifiesto por los importantes retos a los que responde, pero también por los potenciales beneficios económicos, medioambientales y sociales que promete generar al cambiar a modelos de producción y consumo más sostenibles. El éxito de la transición requiere medidas específicas para cada contexto, un fuerte compromiso del sector público y la participación del sector privado y la sociedad civil.

*Nota de la redacción

lunes, marzo 29, 2021

Asesinato de mujer salvadoreña, conmociona a México

Los Gobiernos de ambos países denostaron el crimen en medio de las protestas de los colectivos feministas.

Victoria Esperanza Salazar, asesinada por policías en Quintana Roo, México, 27 de marzo de 2020Twitter @VeroMarroquinSV







Victoria Esperanza Salazar, una salvadoreña de 36 años, fue asesinada por policías mexicanos que la mataron al someterla de manera similar a como ocurrió el año pasado con el estadounidense George Floyd, en un caso que desató indignación mundial.

El crimen ocurrió el sábado por la tarde en la ciudad de Tulum, Quintana Roo, cuando cuatro policías detuvieron violentamente a Salazar en la calle sin que hasta ahora se hayan conocido los motivos.
 Los videos tomados por testigos muestran cómo la rodean, la tiran boca abajo al lado de una patrulla y la esposan, mientras Salazar grita, pide ayuda y levanta la cabeza para poder respirar.

Sin embargo, una agente se lo impide al poner su rodilla en el cuello de la víctima. Finalmente, el cuerpo queda inmóvil. Al darse cuenta, los efectivos lo levantan y lo meten a la parte trasera de otro vehículo policial.

La brutalidad que demuestran las imágenes provocó una conmoción social en México y en El Salvador e incluyó condenas por parte de ambos gobiernos.

El asesinato tomó tal magnitud que el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, inauguró este lunes el Foro Generación Igualdad, una reunión mundial en favor de la igualdad de género promovida por Naciones Unidas, con un mensaje sobre Salazar.

"Quiero expresar mi pesar por un lamentable hecho, una mujer, Victoria Esperanza Salazar, fue brutalmente tratada y asesinada. Es un hecho que nos llena de pena, dolor y vergüenza. Decir a sus familiares, a las mujeres salvadoreñas, a las mexicanas, las mujeres del mundo, a todos hombres y mujeres que se va a castigar a los responsables, ya están en proceso de ser enjuiciados", aseguró.

También afirmó que el autoritarismo con el que actuaban gobiernos anteriores se terminó. "No habrá impunidad, antes se cometían estos hechos con frecuencia, ahora no, se respetan derechos humanos y hay cero impunidad", señaló.

Más condenas

El Ministerio de Relaciones Exteriores de El Salvador repudió el crimen en un comunicado en el que reveló que el Gobierno de Nayib Bukele se mantiene en contacto con las autoridades mexicanas para garantizar que haya celeridad en las investigaciones, además de que la canciller Alexandra Hill brindará el apoyo y acompañamiento que requieran los familiares de Salazar, que tenía dos hijas adolescentes.

La víspera, el gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González, informó que los agentes policiales involucrados en la muerte de Salazar ya habían sido separados de sus cargos y puestos bajo investigación.

"Enfrentamos un reto estructural de educación en el cual hay mucho por hacer. Lo acontecido en las últimas horas no confirman la necesidad de acelerar el paso para asegurar una vida libre de violencia contra las mujeres. En Quintana Roo no se permite el abuso de la Policía ni de ninguna otra autoridad", aseguró al condenar el crimen.

El sábado ya hubo movilizaciones, pero para este lunes la Colectiva Feminista Tulum convocó a marchar frente al Palacio Municipal para denunciar la violencia sistemática que las fuerzas de Seguridad ejercen contra las mujeres.


"Constantemente vivimos violentadas por los cuerpos policiales y no es la primera vez que una mujer es víctima de su violencia. Esta vez se llevaron la vida de una mujer en plena luz del día. Exigimos que los responsables sean nombrados públicamente y eliminados de sus cargos con la pena de asesinato correspondiente. Saldemos a las calles por el asesinato nuestras hermanas", dijeron.
Cecilia González

miércoles, marzo 17, 2021

El Grupo de Puebla advierte que Almagro carece de autoridad moral y genera conflictos mientras la OEA reitera sus críticas al Gobierno de Arce

Las detenciones de los últimos días desataron una "guerra de
comunicados" entre la organización y las autoridades bolivianas.
 

El Grupo de Puebla, que está conformado por presidentes, expresidentes y líderes progresistas de América Latina, advirtió este miércoles que no le reconoce autoridad moral alguna al secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, para cuestionar las detenciones de las personas acusadas de haber participado en el golpe de Estado sufrido en Bolivia en 2019.

En un comunicado, el Grupo señala que ve "con mucha preocupación" las declaraciones de la OEA sobre un supuesto abuso de los mecanismos judiciales en Bolivia, ya que desconoce de manera flagrante la independencia de poderes en ese país.

"La OEA presume, sin fundamento alguno, que se trata de una campaña de persecución dirigida desde el gobierno a quien acusa de apelar a instrumentos represivos", dice en referencia a un comunicado que el organismo emitió el pasado lunes, luego de que se conociera la detención de la expresidenta de facto Jeanine Áñez y se intensificaran los procesos judiciales en contra de parte de su gabinete.

"Como Grupo, no le reconocemos autoridad moral al secretario Luis Almagro, después del papel que cumplió la Misión de Observación a su cargo en las elecciones de 2019, tras las cuales se produjo el golpe de Estado en contra del gobierno de Evo Morales, cuyas responsabilidades se están juzgando en este momento por la justicia boliviana", explica.

Funeral por una de las víctimas de la masacre de Sacaba,
17 de noviembre de 2019
Marco Bello - REUTERS

También recuerda que, después de las elecciones presidenciales de ese año, la misión de la OEA publicó un informe sin ningún soporte estadístico para justificar una segunda vuelta electoral a partir de un fraude no demostrado, como meses después pudieron constatarlo centros académicos de EE. UU. como el Centro de Investigación de Economía y Política, el laboratorio electoral del MIT y las universidades de Pensilvania y Tulane.

"Por esta razón, el Grupo de Puebla reitera que, mientras la OEA no tenga un Secretario General efectivamente imparcial, seguirá siendo un organismo generador de conflictos en la integración regional, que hoy es más necesario que nunca", afirmó.

Reacción

Por otra parte, la OEA respondió este miércoles al comunicado emitido la víspera por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Bolivia, y en el que criticó "la injerencia colonialista" con la que Almagro avaló el golpe de Estado y reconoció a Áñez.

La OEA desmiente las acusaciones y repudia "el tono represivo y amenazante" del Gobierno de Luis Arce al considerar que pretende personalizar en Almagro decisiones y posiciones institucionales.

"La Secretaría General reitera los hechos referidos en su comunicado y reafirma los cursos de acción recomendados. Se reafirma que es necesario dar justicia y debida reparación a las víctimas y a los familiares de las víctimas de todos los actos de violencia, violaciones de derechos humanos y crímenes de lesa humanidad ocurridos en Bolivia desde octubre de 2019 en adelante", dice el texto de la organización, a pesar de que siempre respaldó a quienes impusieron un golpe de Estado y que después cometieron las masacres de Sacaba y Senkata.


Secretario General; Almagro.

El organismo, que mantuvo silencio y omitió condena alguna al Gobierno de facto de Áñez, insiste en que en Bolivia debe haber "juicios justos, creíbles e imparciales", con un Poder Judicial independiente que evite procesos selectivos que cancelen investigaciones contra partidarios del oficialista Movimiento al Socialismo y persigan a opositores.

Además, rechaza cualquier juicio que ponga en duda la autoridad moral y ética de Almagro, e insiste en que las misiones de observación electoral y de auditoría de 2019 se realizaron por invitación del Gobierno que entonces encabezaba Evo Morales, y que sus conclusiones se basaron en la observación y constatación de hechos debidamente probados y documentados.

"Es verdaderamente inaceptable y repudiable pretender que esos informes hayan generado violencia y convulsión social. La violencia y convulsión social ya estaba instalada en el país en forma inmediata al acto eleccionario del 19 de octubre de 2019", acusa.
Eufemismos

La OEA califica como "absurdas" las acusaciones de que Almagro cometió "injerencia colonialista" o que el organismo participó en un golpe de Estado, además de que advierte que enviará a la Fiscalía de la Corte Penal Internacional los antecedentes de presuntos actos de lesa humanidad ocurridos en Bolivia desde el último gobierno de Morales hasta la actualidad, y que incluirá una investigación sobre el "gobierno de transición", especialmente de los casos de Sacaba y Senkata.

De esta forma, el organismo vuelve a omitir el nombre de Áñez y utiliza el eufemismo de "gobierno de transición" para referirse a lo que fue un gobierno de facto surgido de un golpe de Estado.

Por el contrario, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Bolivia fue más directo en su comunicado del martes, en el que acusa a Almagro de usar el discurso sobre derechos humanos para favorecer a los intereses particulares y políticos que representa.

"El Sr. Almagro no tiene la autoridad moral ni ética para referirse a Bolivia, después del daño profundo que le hizo al pueblo boliviano con su injerencia colonialista durante el proceso electoral del 2019. Sus acciones costaron vidas humanas y debe rendir cuentas por su comportamiento parcializado y alejado de la objetividad, que ha desprestigiado a tan importante instancia para los países de nuestra América", advierte.

La OEA, acusa, polariza a Bolivia con base "en mentiras" que pretenden "reavivar el camino de la violencia y la confrontación", a pesar de que debería estar más preocupada por las consecuencias que tuvo su misión de observación electoral al publicar un informe manipulado y sin elementos ni pruebas de un supuesto fraude, "lo que contribuyó a la convulsión social, a la generalización de hechos de violencia, a la promoción de grupos irregulares armados y a situaciones en las que el gobierno de facto actuó reprimiendo violentamente manifestaciones pacíficas de la población civil".

Esta fue la respuesta del Gobierno de Arce al primer comunicado de la OEA, donde manifiesta su preocupación por "el abuso de los mecanismos judiciales que, una vez más, se han convertido en instrumentos represivos del partido gobernante" y en el que exige la creación de una comisión internacional para investigar casos de corrupción desde el último Gobierno de Morales hasta ahora, remitir denuncias sobre posibles crímenes de lesa humanidad a la Corte Penal Internacional, reformar el sistema de Justicia y liberar a todos los detenidos "hasta que existan procesos y mecanismos imparciales".
Cecilia González

viernes, marzo 05, 2021

De la selva a la China: La fiebre balsera

“La verdad, es una cosa loca ver a tanta gente llegar por la balsa. Tantas canoas, tantas personas. Todas insistiendo en comprar y ofreciendo plata”. El interlocutor es Tiyua Uyunkar, presidente de la Nacionalidad Achuar del Ecuador (NAE), quien no encuentra más palabras para dimensionar la sacudida que ha sufrido su territorio durante el último año. “Al comienzo empezaron a comprar la pata (árbol) a un dólar. Ahorita puede llegar hasta cincuenta. Igual pagan. Algunas comunidades entregaron toda una isla gigante por un peke-peke (embarcación de motor pequeño). Es una pena”, dice consternado sobre los otrora parches verdes que se dibujaban en el trayecto del río Pastaza.

—¿De cuánto estamos hablando en una isla?

—“De unos 3.000, 4.000 árboles... a cambio de un motor sencillo de 900 dólares”.

El fenómeno que describe Uyunkar ocurre en Copataza, una comunidad indígena enclavada al borde del afluente de igual nombre que pocos metros más adelante desemboca en el majestuoso río Pastaza, en la provincia de Pastaza. Una cancha, unas cuantas casas de tabla y una pista de aterrizaje de avionetas, que hasta hace poco más de un año eran la única vía de transporte directo al sitio, destacan a primera vista. Pero a medida que uno se acerca a la orilla, aparecen pilas de tablones de balsa, camiones con placas de distintos lugares del país y estructuras improvisadas de caña y plástico que hacen de comedores para alimentar a cientos de madereros que por allí transitan. Todo sobre una explanada rellena de material pétreo, en lo que constituye uno de los puertos fluviales más concurridos de la Amazonía ecuatoriana.

En diciembre de 2019, tras terminar de construir una carretera de 55 kilómetros que conecta a Copataza con la capital provincial, Puyo, y desde allí con todo el país, el lugar se convirtió en un punto clave para la explotación y comercialización irregular de madera de balsa. Por un lado, por la facilidad de acceso vehicular, y, por el otro, por su ubicación estratégica a un paso del río Pastaza, desde donde se puede acceder de forma fluvial a la mayoría de las 89 comunidades selváticas que conforman el pueblo achuar, distribuidas en un territorio comunitario de 785.000 hectáreas donde viven alrededor de 9.000 personas. La nueva vía ha servido para acortar los viajes esporádicos de los Achuar a Puyo en busca de provisiones. Pero principalmente, para facilitar el ingreso de intermediarios madereros que vienen recorriendo las aldeas ubicadas a ambos lados del río para convencer a sus pobladores de venderles toda la balsa que encuentran a su paso. “Desde el comienzo, llegaban mostrando fajos de billetes”, coinciden algunos comuneros entrevistados en la zona.

La balsa es una madera ligera, flexible y durable altamente demandada en la industria aeroespacial, automotriz y náutica. Y, más recientemente, en la energética, donde es empleada en la generación eólica, en particular en la fabricación de aspas que giran en gigantescos molinos de viento y que pueden medir hasta 120 metros de longitud si se ubican en instalaciones offshore, como se denomina a los complejos sobre el mar. Durante 2020 el interés por ella creció aceleradamente y despertó un boom en Ecuador, el principal país exportador de esta madera. Un boom aupado por China, cuyo gobierno ofreció beneficios fiscales a fábricas y manufacturas para que migren su modelo energético basado tradicionalmente en el carbón hacia las energías renovables.

Madera de balsa exportada desde Ecuador, por países.

- China 360.376

- Estados Unidos 31.767
- Dinamarca 11.400

- Polonia 9.215
- Turquía 6.974
– India 6.386
- España 6.061
- Lituania 5.521
- Alemania 5.142

– Brasil 4.583
- Francia 1.914

- Países Bajos 372
- Reino Unido 158
– Sudáfrica 147
- Italia 120
- Noruega 117
- Bélgica 106

- Emiratos Árabes Unidos 53
– Eslovaquia 51

- Australia 44
– Japón 26
– Tailandia 23

– Chile 3
– Eslovenia 2
– Suiza 1

450.561 m3 Entre enero y noviembre de 2020

La balsa desplazó al banano como el segundo producto ecuatoriano no petrolero más demandado en China y septuplicó su participación en las exportaciones totales a ese país, al pasar del 2 por ciento en 2019 al 14 por ciento en 2020, según Gustavo Cárdenas, vocero de la Cámara de Comercio Ecuatoriano-China.

Lo paradójico es que esta política merecedora de reconocimiento está causando estragos en el ecosistema amazónico del que hacen parte los codiciados árboles de balsa, que crecen de forma natural en los márgenes del río Pastaza y sus afluentes. También en las islas que se han formado en medio de su cauce. A diferencia de las plantaciones forestales, donde un árbol tarda apenas tres años y ocho meses para llegar a las condiciones para ser talado, es decir, 22 metros de altura y 32 centímetros de diámetro, los que se encuentran en el Amazonas alcanzan el doble de tamaño y grosor, y viven durante muchos años convirtiéndose en hábitat de varias especies de aves. Estos últimos, se volvieron el objetivo de los madereros por su altísima cotización en el mercado. “Si al comienzo los exportadores les pagaban a los intermediarios 15 dólares por un árbol de balsa de la Amazonía, luego, por su tamaño, llegaron a pagarles hasta 150 dólares”, asegura Ramón del Pino, gerente general de Plantabal, la mayor productora y exportadora de esta madera en Ecuador. Mientras, los precios que dan esos intermediarios a los indígenas en sus comunidades son caóticos y hasta irrisorios: desde un dólar por árbol cuando comenzó la fiebre maderera hasta 50 dólares ahora que escasean y que los pueblos originarios han aprendido a negociar. Incluso hubo momentos en los que se vendían por lotes (el total de árboles de una isla) y cada uno salía a 22 centavos de dólar.