Buscar en Mundo RED METROnet.

¡Vuelven los Panama Papers!


Connectas.- La nueva filtración de un millón de documentos del cuestionado bufete panameño Mossack Fonseca, pone al descubierto el tras bambalinas de lo que sucedió después de las primeras revelaciones periodísticas en abril de 2016.
 Además de las repercusiones penales y tributarias en 79 países, para atender el volumen de reclamos, aclaraciones o exigencias de clientes colombianos, la firma tuvo que crear lo que llamó el “Proyecto Colombia”, entre otras acciones, para recaudar información que no conocía de sus clientes.
 Jesús Paternina, Juan Samy Merheg, Luz Mary Guerrero, Hernán Maestre. Ilustración: Jonathan Camilo Bejarano López
El 3 de abril de 2016 se desató una tormenta en el bufete panameño de abogados Mossack Fonseca (Mossfon) por la filtración de 11.5 millones de documentos de sus clientes. Obtenidos por el diario alemán Süddeutsche Zeitung, compartidos con el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ por sus siglas en inglés) y revisados por un centenar de medios en el mundo, los archivos dejaron al desnudo secretos económicos de jefes de Estado, políticos, empresarios, deportistas o artistas. La firma panameña quedó expuesta como depositaria de esos secretos, aprovechando las leyes laxas de ese país en asuntos financieros.
Según autoridades de diversas naciones, también quedaron en evidencia prácticas del buffete para ayudar a evadir impuestos, y se adelantan procesos judiciales para determinar si además se facilitaban delitos como lavado de dinero. Los reflectores fiscales y penales de distintos países buscan determinar si los directivos de Mossfon y sus empleados conocían las irregularidades. Tras la investigación periodística y las pesquisas de las autoridades, los abogados emprendieron un plan de contingencia con largas jornadas de trabajo, para responder solicitudes o hacer correcciones, buscando decirle al mundo que todo estaba en regla.
Los detalles de ese “tras bambalinas” empresarial después de la primera filtración de documentos en abril de 2016, se conocen ahora gracias a una nueva entrega de los Panama Papers. Esta vez, el diario alemán Süddeutsche Zeitung logró 1.2 millones de documentos, que igualmente compartió con el ICIJ, y que fueron evaluados por la alianza periodística entre El Espectador y la plataforma de periodismo colaborativo CONNECTAS. En el análisis y el procesamiento del segundo capítulo Colombia participaron los periodistas Pilar Cuartas, Edilma Prada, Sol Lauría, Priscila Hernández y Carlos Eduardo Huertas.
A través de decenas de correos electrónicos, muchos de los dueños de sociedades offshore que aparecieron en los informes de la primera filtración, reclamaron a Mossack Fonseca. Algunos se quejaron de que, “por falta de cuidado, los habían puesto en una posición compleja”. Otros admitieron que “accionistas se vieron en la necesidad de dar explicaciones”. Incluso hubo quienes, más preocupados por las revelaciones, exigieron certificaciones para quedar bien parados en eventuales citaciones de autoridades fiscales, y señalaron de “negligencia” a la compañía que les provocó “problemas mayúsculos”.
Como la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN) empezó a indagar a quienes figuraron en la base de datos, proliferaron las peticiones de información de clientes colombianos a Mossack Fonseca. “Para atender solicitudes de la DIAN y de los bancos, que como ustedes saben están originadas en la publicación de los Papeles de Panamá, deseamos solicitarles que nos permitan una constancia de que estas sociedades fueron liquidadas”, se lee en uno de los mensajes. Otro cliente reconoció que ya paga sanciones a la DIAN. Algunos preguntaron si la firma había reportado sus nombres a la autoridad fiscal.
El tsunami provocado por las revelaciones de 2016 y la falta de suficiente información sobre los antecedentes de sus clientes, llevó a la firma Mossfon a abrir una operación especial denominada “Proyecto Colombia”, para conocerlos al cien por ciento. La estrategia consistió básicamente en cubrir sus vacíos de información y requerir documentación sobre la procedencia de los fondos, pruebas de residencia o copias de pasaportes, entre otros aspectos específicos. Con estas solicitudes quedó en evidencia que Mossfon no conocía completamente a sus clientes y que tampoco fue riguroso a la hora de aceptarlos.
El 21 de mayo de 2016, una comunicación interna del bufete de abogados admitió que, de sus 10.551 sociedades registradas en Panamá, en el 75 por ciento de ellas  desconocía quiénes eran sus beneficiarios. En Islas Vírgenes Británicas, donde Mossfon también tenía una sede, el desconocimiento de los verdaderos dueños de sus 28.427 sociedades activas llegó al 72 por ciento. Sobre la oficina de Colombia, cerrada en 2017, tras la lectura de uno de los correos enviados por empleados de Mossfon, se concluye que existió la costumbre de registrar sociedades con clientes que nada tenían que ver con ellas.
Uno de los clientes colombianos que pidió certificación para entregar a la DIAN fue el exalcalde de Sincelejo Jesús Antonio Paternina Samur. En septiembre de 2016, el político sucreño, que negó su vínculo con una empresa en Panamá cuando se conocieron las revelaciones, pidió a Mossfon un certificado de inactividad y ausencia de bienes de su sociedad Willowmead Holdings. Cuando el bufete recibió esa petición, revisó los antecedentes de su cliente y pidió explicaciones sobre una información. Según el portal La Silla Vacía, Paternina enfrentó acciones en la Fiscalía y la Procuraduría por desbordar los topes de su campaña política en 2007 y mentir al Consejo Nacional Electoral.
Jesús Paternina. Ilustración: Jonathan Camilo Bejarano
El exalcalde envió una declaración juramentada para argumentar que esas pesquisas no querían decir que él fuera culpable. A Mossfon no lo convenció su respuesta y el 13 de marzo de 2017 renunció a ser agente residente de Willowead. “Esa sociedad se creó para prestar servicios de consultoría y asesoría en temas de administración pública. Solo se creó en papeles. Jamás se consignó capital ni se abrió cuenta. No tiene activos ni pasivos. Fue liquidada a raíz del bololó (Panama Papers). La DIAN nos investigó y por eso pedí la certificación. Esa investigación ya se archivó”, respondió Paternina a El Espectador y CONNECTAS.
Otra de las solicitudes a Mossfon después de los Panama Papers la remitió el senador Juan Samy Meregh Marun, un empresario pereirano que siguió los pasos políticos de su hermano Habib. Este último ha evadido la justicia tras acumular señalamientos de presuntas relaciones con paramilitares y narcotraficantes, y de haber sido sindicado de la compra irregular de baldíos en Vichada. El nombre de Juan Samy Meregh aparece asociado a las compañías panameñas Ardle International S.A., abierta el 13 de enero de 2015, y Millenio Holding Propert S.A., registrada el 20 de diciembre de 2013, cuando ya oficiaba como congresista por el Partido Conservador.
El 11 de abril de 2016, el senador Juan Samy Merehg pidió a Mossfon “cambiar las acciones de las dos sociedades” para que quedaran a nombre suyo, con fecha de cambio retroactivo a mayo de 2015. Al respecto, una de las empleadas de Mossfon mencionó: “Al cliente hay que preguntarle el porqué del cambio de acciones con fechas retroactivas (…)  y encontré unos resultados adversos”. ¿Por qué Meregh quería una fecha retroactiva para los documentos de sus sociedades? La alianza periodística El Espectador-CONNECTAS se lo preguntó al senador, pero no obtuvo respuesta.

Propuesta de científicos ante el cambio climático: ¿Nace la espeluznante categoría 6 para huracanes?

Green Peace.- “Ya no se puede ignorar la nueva realidad y la actual escala no captura adecuadamente el daño que esas tormentas pueden causar. Hoy, debido al incremento de la población y al desarrollo de las áreas costeras, el riesgo para la gente es el triple del que existía en los años 70”, plantea Kerry Emanuel, investigador del prestigioso Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT).

El incremento en la potencia destructora de los huracanes durante las últimas temporadas ha llevado a que diversos científicos estén proponiendo la creación de una nueva categoría en su clasificación, la que sería una sexta posición en la escala Saffir-Simpson, por la cual hoy se mide la potencia de estos fenómenos climáticos.
Así por lo menos lo sugiere Kerry Emanuel, investigador del prestigioso Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), quien ha planteado en un reciente estudio que las llamadas “tormentas monstruosas”, las cuales fueron anticipadas hace tres décadas, ya son una realidad.
“Ya no se puede ignorar la nueva realidad y la actual escala no captura adecuadamente el daño que esas tormentas pueden causar. Hoy, debido al incremento de la población y al desarrollo de las áreas costeras, el riesgo para la gente es el triple del que existía en los años 70”, señaló el investigador.

Los caminos del exilio: un camino plagado de trampas, incluso para los periodistas

Organización RSF-fr-AFP-Armend Nimani.- Amenazas, intimidación, detenciones, la acusación, la denegación de permisos y entrevistas, convulsiones equipos, expulsiones ... Con motivo del Día Mundial de los Refugiados 20 de junio de, 2018, Reporteros sin Fronteras (RSF) denunció los obstáculos deliberadamente establecidos por los estados para obstaculizar la cobertura mediática de la crisis humanitaria más grave de principios del siglo XXI.
Nunca, él había imaginado que con su informe sobre un centro de recepción para inmigrantes en la región de Catania en Sicilia también terminaría en líos judiciales.
 Cuando el periodista de RepubblicaAlessandro Puglia, trae testimonios edificantes de refugiados que denuncian "ser tratados como animales", está convencido de que los hechos denunciados permitirán la apertura de una investigación.
 La justicia italiana ha aprovechado bien el caso. Pero es él, el periodista, quien se encontró perseguido por difamación. Él, que descubrió este centro donde se violaron los derechos básicos de los migrantes, que se vio insultado y amenazado en las redes sociales. Su juicio tendrá lugar en octubre de 2018. El más difícil, el más "" inaceptable " para Alessandro Puglia es enfrentarse a "una forma legal de intimidación" destinada a "disuadir a los periodistas de hacer su trabajo ".
En el sudeste de Francia, en las regiones fronterizas con Italia, los periodistas que cubren temas migratorios han aprendido a enfrentar otra "forma legal de intimidación". El de la policía "Este es el único tema en el que conocí tantas presiones", dice el fotógrafo Laurent Carré, quien tiene la oportunidad, sin embargo, como corresponsal regional de varios diarios, incluido Liberation, de informar periódicamente a la policía. El reportero no cuenta la cantidad de veces que tuvo que mostrar su tarjeta de prensa y afirmar su "derecho a fotografiar " a los refugiados en presencia de la policía en la vía pública", frente a la policía que le asegura lo contrario. A fines de enero de 2017, se encuentra maltratado y sofocado por gendarmes  que acaban de desembarcar en el granjero Cédric Herrou, procesado por el delito de solidaridad con los migrantes. En otra ocasión, un policía móvil que lo reconoce, le habla y le dice: "Sabe, señor, le aconsejo que deje de trabajar en estos temas, o puede tener problemas".
Detenido en un reportaje
La periodista estadounidense Spencer Wolff acaba de tener problemas durante varios meses cuando The Guardian publicó un documental sobre Cedric Herrou y los habitantes solidarios con los inmigrantes en el Valle de Roya, en la frontera franco-italiana, fue detenida a finales de junio 2017 y puesta en custodia por "24 horas y 55 minutos "por ayudar" al flujo de inmigrantes ilegales por el mismo policía que había filmado varias semanas antes, mientras seguía a sus interlocutores sobre el terreno. "Sabían muy bien que yo era periodista, pero me interrogaron para obtener información sobre Cédric Herrou".recuerda a Spencer Wolff.
 En la misma región, seis meses antes, Lisa Giachino, editora de la revista mensual L'âge de Faire, pasó casi 10 horas bajo custodia policial después de ser arrestada por la Policía de Fronteras (PAF), ella estaba informando sobre seis mineros de Eritrea. "Los policías ordenaron mi custodia sin cuestionar el hecho de que yo era periodista", dice en un editorial, antes de concluir: "la realidad es que cientos de soldados, gendarmes, policías y funcionarios de justicia se movilizan en los Alpes Marítimos para perseguir a los migrantes y reprimir a quienes los ayudan, o incluso a los que están interesados ​​en ellos".
Detrás de la meta oficial de desmantelar las redes de tráfico, "existe una clara voluntad de obstaculizar nuestro trabajo en el terreno" , confirma reportero independiente Raphaël Krafft, autor de muchos temas sobre los exiliados realizados en Ventimiglia, en la acuario o en pasos alpinos vecinos, y especialmente en la región del Briançon donde fue detenido a finales de 2017, con el periodista del diario suizo  Le Temps , Caroline Christinaz . "Pero no es solo la policía lo que nos impide trabajar. También estamos bloqueados por los municipios y los diversos servicios del Estado que no responden a nuestras solicitudes. En Francia como en Italia, señala, las solicitudes de entrevistas a los actores oficiales directamente involucrados en la gestión de migrantes o la autorización para acceder a los campamentos de refugiados nunca tienen éxito. El fenómeno no es nuevo. Ya en 2012, como parte de la campaña " Acceso abierto: ¡abre las puertas! ¡Tenemos derecho a saber! ", Reporteros sin Fronteras denunció la imposibilidad de que los periodistas trabajen en centros de detención en toda Europa.
"Nuestras sociedades no pueden prescindir de la cobertura periodística de las crisis migratorias, que ahora está en el centro del debate público en Europa y en otros lugares", dijo Christophe Deloire, secretario general de RSF. Informar sobre este tema no puede constituir una ofensa. ¿Por qué entonces arrestar y detener a periodistas, apoderarse de sus equipos o negarles el acceso a centros de detención y campos de refugiados? Los Estados tienen el deber y la responsabilidad de no obstaculizar el ejercicio del periodismo con el pretexto de argumentos de seguridad y de no promover una visión suavizada de una realidad a menudo trágica".

Agencia Digital...

Agencia Digital...

Importante.

Otra vez. Al menos 29 muertos en ataque israelí contra escuela en Gaza.

Niño busca entre los escombros luego de ataque de Israel a colegio de UNRWA en Gaza Imagen: EYAD BABA/AFP via Getty Images Al menos 29 perso...