Buscar en Mundo RED METROnet.

Pronósticos de la NASA sobre cólera, ayudan a salvar vidas en Yemen

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), con la ayuda del Reino Unido, distribuye el agua limpia y la información sobre el cólera para prevenir brotes de la enfermedad en Yemen. Créditos: UNICEF
Por primera vez en la historia, las mediciones de la NASA de observación terrestre satélites de investigación están siendo utilizadas para ayudar a combatir un posible brote del cólera que amenaza la vida. Los equipos humanitarios en Yemen se dirigen a las áreas identificadas por un proyecto apoyado por la NASA que prevé precisamente las regiones de alto riesgo en función de las condiciones ambientales observadas desde el espacio.
“Al unir la experiencia internacional con los que trabajan sobre el terreno, tenemos que por primera vez se utilizan estas predicciones sofisticadas para ayudar a salvar vidas y prevenir el sufrimiento innecesario de miles de yemeníes”, dijo Charlotte Watts, jefe científico en el Departamento de Desarrollo internacional del Reino Unido.
El cólera es una enfermedad causada por el consumo de alimentos o agua contaminados con una bacteria llamada Vibrio cholerae. La enfermedad afecta a millones de personas cada año, lo que resulta en diarrea severa e incluso la muerte. Sigue siendo una importante amenaza para la salud mundial, especialmente en los países en desarrollo, como Yemen, donde el acceso al agua potable es limitado.
Un nuevo enfoque de modelado a partir de datos de satélite es probado
para mejorar nuestra capacidad en desarrollar mapas de riesgo de cólera
en varias regiones del mundo. Créditos: NASA / Ryan Fitzgibbons
El gobierno y grupos de ayuda internacional británica en Yemen comenzaron a usar estas nuevas previsiones de cólera para orientar su trabajo en la reducción del riesgo de cólera. Ese trabajo incluye la promoción de una buena higiene para evitar la propagación de la enfermedad transmitida por el agua y la distribución de kits de higiene y tratamiento del cólera. Los resultados hasta la fecha sugieren que el modelo de pronóstico tiene el potencial de cambiar fundamentalmente la manera en que la comunidad internacional se ocupa de cólera.
La investigación sobre la previsión de brotes de cólera financiados por la NASA Programa de Ciencias Aplicadas, está siendo dirigido por el ingeniero hidrólogo y civiles Antar Jutla Universidad de Virginia Occidental, Morgantown, junto con Rita Colwell y Anwar Huq, microbiólogos de la Universidad de Maryland, College Park.
La herramienta de pronóstico de la NASA divide todo el país de Yemen en regiones del tamaño de una provincia, y predice el riesgo de brotes de cólera en cada región. Para calcular la probabilidad de un brote, el equipo científico ejecuta un modelo informático que combina las observaciones por satélite de las condiciones ambientales que afectan a las bacterias del cólera con la información sobre la infraestructura de saneamiento y agua limpia.
La herramienta de previsión de análisis de una variedad de observaciones por satélite de la NASA, incluye los datos de precipitación de las misiones de la precipitación mundial de medición de temperaturas, aire y mar desde los instrumentos de imágenes de resolución moderada espectrorradiómetro (MODIS) en los satélites Terra y Aqua de la NASA, así como las mediciones de las concentraciones de fitoplancton en cercanas zonas oceánicas costeras.
 El mapa superior muestra el riesgo de cólera previsto en base a los datos de análisis y de satélite en Yemen, de junio de 2017. El color azul indica bajo riesgo de cólera mientras que el color rojo indica un alto riesgo de cólera. El mapa de la derecha muestra el número real de casos de cólera en junio de 2017. El área roja representa casos de cólera.
Créditos: Universidad de Virginia Occidental / Antar Jutla
En 2017, el modelo logra el 92 por ciento de exactitud en la predicción de las regiones en las que era más probable que ocurriera y la propagación en Yemen ese año del cólera, incluso la identificación de las zonas interiores que no son generalmente susceptibles a la enfermedad. El brote de cólera en Yemen fue la peor del mundo en 2017, con más de 1,1 millones de casos sospechosos y más de 2.300 muertes, según la Organización Mundial de la Salud.
“El modelo ha hecho un excelente trabajo en Yemen con la detección de los factores desencadenantes de los brotes de cólera”, dijo Jutla, “pero todavía hay mucho trabajo que tenemos que hacer para tener este modelo de previsión y dar predicciones precisas en todas partes.”

Imagen del universo en evolución


La luz ultravioleta agrega la pieza faltante al rompecabezas cósmico
Los astrónomos que usan la visión ultravioleta del Telescopio Espacial Hubble de la NASA han capturado una de las vistas panorámicas más grandes del fuego y la furia del nacimiento estelar en el universo distante. El campo presenta aproximadamente 15,000 galaxias, de las cuales alrededor de 12,000 forman estrellas. La visión ultravioleta de Hubble abre una nueva ventana al universo en evolución, rastreando el nacimiento de estrellas en los últimos 11 mil millones de años hasta el período de formación estelar más activo del cosmos, que ocurrió unos 3 mil millones de años después del Big Bang.
La luz ultravioleta ha sido la pieza que falta en el rompecabezas cósmico. Ahora, combinados con los datos de luz infrarroja y visible del Hubble y otros telescopios espaciales y basados ​​en tierra, los astrónomos han reunido uno de los retratos más completos hasta la fecha de la historia evolutiva del universo.
La imagen abarca el espacio entre las galaxias muy distantes, que solo se pueden ver en luz infrarroja, y las galaxias más cercanas, que se pueden ver a través de un amplio espectro. La luz de regiones distantes de formación de estrellas en galaxias remotas comenzó como ultravioleta. Sin embargo, la expansión del universo ha cambiado la luz a longitudes de onda infrarrojas. Al comparar imágenes de la formación de estrellas en el universo distante y cercano, los astrónomos obtienen una mejor comprensión de cómo las galaxias cercanas crecieron a partir de pequeños cúmulos de estrellas jóvenes y calientes hace mucho tiempo.
Debido a que la atmósfera de la Tierra filtra la mayor parte de la luz ultravioleta, el Hubble puede proporcionar algunas de las más sensibles posibles observaciones ultravioletas basadas en el espacio.
El programa, llamado Hubble Deep UV (HDUV) Legacy Survey, amplía y construye sobre los datos anteriores de longitud de onda de Hubble en los campos CANDELS-Deep (Ensamblaje cósmico, Near-infrared Deep Extragallactic Legacy Survey) en la parte central de GOODS (Campos de Great Observatories Origins Deep Survey). Este mosaico es 14 veces el área del campo ultra profundo ultravioleta Hubble lanzado en 2014.
Esta imagen es una porción del campo GOODS-North, que se encuentra en la constelación norteña Ursa Major.
El Telescopio Espacial Hubble es un proyecto de cooperación internacional entre la NASA y la ESA (Agencia Espacial Europea). El Goddard Space Flight Center de la NASA en Greenbelt, Maryland, administra el telescopio. El Instituto de Ciencia del Telescopio Espacial (STScI) en Baltimore, Maryland, lleva a cabo operaciones científicas de Hubble. STScI es operado para la NASA por la Asociación de Universidades para la Investigación en Astronomía en Washington, DC
Créditos: NASA , ESA , P. Oesch (Universidad de Ginebra) y M. Montes (Universidad de Nueva Gales del Sur)

¿QUE ES UN TELECENTRO?

Telecentros, funcionan como espacios donde las comunidades comparten nuevas tecnologías 

Esta es una de tres partes de la serie escrita por Florencia Roveri de Nodo TAU y publicada originalmente en APC Noticias que se reproduce aquí como parte de una asociación entre la Asociación para el Progreso de la Comunicación y Rising Voices.
Telecentro Xinavane en Mozambique.
 Foto de Mark Surman y usada bajo licencia de CC.
El acceso a internet para comunidades locales ha sido un desafío durante décadas para quienes trabajan por lograr igualdad de derechos para todos, especialmente cuando se trata de grupos que de alguna manera ven afectado su acceso a esos derechos. A este respecto, ya hay un camino andado de unir experiencias tecnológicas y comunitarias a fin de colaborar con el fortalecimiento de tales grupos. Los telecentros y las redes comunitarias han sido dos hitos en este viaje. En este artículo examinaremos ambos casos, identificados por las comunidades como una forma de obtener acceso a la tecnología.
En la década de 1990, surgieron experiencias en numerosas partes del mundo que se centraron en extender el uso de las tecnologías de información y comunicación (TIC) a toda la población. Los ejemplos incluyen cibercafés, quioscos telefónicos y telecentros. Particularmente, los telecentros tenían diversos formatos y denominaciones, como telecentros básicos, telecentros cívicos y sociales polivalentes, y centros tecnológicos o telecentros comunitarios.
Estas iniciativas formaron parte del auge de las políticas neoliberales que empezaron a aplicarse en la última década del siglo XX y que liberalizaron el sector de las telecomunicaciones para someterlo a las reglas del mercado, en la mayoría de los casos con la marcada participación de inversionistas extranjeros, que no estaban particularmente interesados en el desarrollo tecnológico local. 
*Este modelo de extensión del acceso, basado en una lógica empresarial, agravó las posibilidades de acceso de ciertos sectores. Especialmente en el caso de quienes viven en zonas rurales, en zonas geográficamente complejas o en la periferia de las ciudades, que las empresas consideran costosas de conectar y con bajos rendimientos.
Sin embargo, muchos Gobiernos adoptaron el desafío de extender masivamente el acceso a la población, desarrollaron diferentes formas de políticas públicas, junto con estrategias y modificaciones de las relaciones entre el sector privado y la sociedad civil. Esto se realizó con la creación de mecanismos institucionales como comisiones, juntas, secretariados o programas para diseñar políticas que buscaban reducir la brecha digital e incorporar a la población en la sociedad de la información dominante y en expansión. La Declaración de Florianópolis expresaba y fomentaba esta tendencia en Latinoamérica y el Caribe a mediados de la primera década del siglo XXI. Los telecentros surgen como parte del desafío asumido por los Gobiernos para proveer acceso universal a las TIC, y responder a la necesidad de promover el desarrollo a través del uso y la apropiación de dichas tecnologías. *Las políticas para el acceso universal, que requiere que las compañías telefónicas destinen un porcentaje de sus ganancias para conectar zonas no rentables, también fueron parte de esta tendencia; sin embargo, aunque las políticas se anunciaron en muchos países, no siempre se implementaron.

Telecentros comunitarios

¿Qué son los telecentros y qué los diferencia de otros espacios que proveen acceso a internet?
Los telecentros son espacios públicos con acceso a la tecnología, destinados a una comunidad con el fin de mejorar su desarrollo y cohesión, que aportan acceso a material, conectividad y contenido. Para el Telecentre.org Foundation, los telecentros comunitarios son “lugares donde las personas pueden usar computadoras, internet y otras tecnologías y así integrar la sociedad de información en sus propios términos. Mediante las redes y organizaciones que trabajan con telecentros, se empodera a quien quiera usar la tecnología para promover el desarrollo comunitario, sin importar sus opciones de desarrollo o lugar de residencia”.
 Centro multimedia comunitario Chokwe en Mozambique.
Foto del Telecentre Foundation.
 Centro multimedia comunitario Chokwe en Mozambique. Foto del Telecentre Foundation y usada bajo la licencia de CC
En otra definición, “los telecentros aspiran a proveer acceso realista y económico a las TIC a personas que viven en zonas rurales y marginadas pues concentran servicios e infraestructura básica de telecomunicaciones en un lugar dentro de las comunidades”, como refiere Moisés López, autor de una tesis que destaca las experiencias de telecentros alrededor del mundo. López atribuye el aumento de telecentros al hecho de que numerosas organizaciones, “incluidas agencias de cooperación y organizaciones no gubernamentales, instituciones multilaterales y Gobiernos, detectaron el potencial para el desarrollo social intrínseco a las TIC, y el preponderante peligro de que a una gran parte de la población mundial se le niegue el acceso a estas tencologías”.
Por otro lado, el mismo autor alerta que esta iniciativa se llevó a cabo como una forma de aumentar el mercado global y de incentivar el comercio internacional a través de la creación de nuevas redes de comunicación y servicios. *“Las motivaciones económicas a menudo se superponen a las motivaciones sociales cuando se promueven las TIC en los países más desfavorecidos. Pero si los beneficios económicos o el potencial para el desarrollo prevalecen, lo cierto es que las estrategias se están proyectando para extender y garantizar el acceso universal a estas tecnologías, como forma de reducir la brecha digital desde una perspectiva comunitaria, con el fin de ahorrar costos y crear sinergias entre los diferentes actores participantes. En este sentido, una de las iniciativas que ha despertado más expectativas ha sido el desarrollo de los telecentros”, comentó el autor español en 2002 mientras escribía su tesis.
Numerosos análisis de telecentros han destacado el anclaje comunitario proporcionado por las organizaciones sociales involucradas. En 2006, Fernanda Di Meglio y María Soledad Oregioni analizaron el rol que juegan las organizaciones en la construcción de la sociedad de información, principalmente en Latinoamérica. Básicamente, se tomó en cuenta la incorporación de telecentros como una herramienta para cumplir con este objetivo, y como un complemento tanto de las organizaciones estatales internacionales que trazan políticas para este propósito. Los autores expresan que “aunque no haya definición que contemple los diferentes tipos de telecentros, la característica que los une es ser un espacio físico que proporciona acceso público a las TIC para desarrollarse a nivel educacional, personal, social y económico. Esto está basado en la premisa que no todo el mundo tiene acceso las TIC. Sin embargo, mientras el acceso es importante, la apropiación de la tecnología es fundamental”.
Esta investigación entabla un estudio comparativo de dos países latinoamericanos, Argentina y Perú, y subraya la experiencia argentina de los Centros Comunitarios de Tecnología, la red de telecentos de Nodo TAU, junto con la experiencia de la Red Científica Peruana, red de instituciones académicas creada en 1991 que coordina espacios para acceso público. El trabajo también destaca el rol de las organizaciones internacionales en la promoción y la sustentabilidad de las experiencias, particularmente el trabajo implementado por la Asociación para el Progreso de las Comunicaciones (APC).

Agencia Digital...

Agencia Digital...

Importante.

Otra vez. Al menos 29 muertos en ataque israelí contra escuela en Gaza.

Niño busca entre los escombros luego de ataque de Israel a colegio de UNRWA en Gaza Imagen: EYAD BABA/AFP via Getty Images Al menos 29 perso...