Buscar en Mundo RED METROnet.

Las olas de calor tienen la firma del cambio climático

– UNESCO-A. Popov
Si las emisiones de efecto invernadero continúan aumentando, para mediados de siglo las temperaturas promedio de verano podrían ser hasta 4,5 grados más altas.




    
El 2019 estará entre los cinco años más cálidos registrados en la historia a causa del cambio climático, aseguró la Organización Meteorológica Mundial este viernes.
Si las emisiones de efecto invernadero continúan aumentando, para mediados de siglo las temperaturas promedio de verano podrían ser hasta 4,5 grados más altas que ahora, afirmó la portavoz Claire Nullis.
 “Las intensas y extensas olas de calor llevan la firma del cambio climático provocado por el hombre, en línea con los descubrimientos científicos. Las olas de calor fueron más frecuentes, y más intensas”, dijo.
Por segunda vez en menos de un mes una ola de calor generalizada afectó a Europa dejando innumerables récords de temperaturas máximas y mínimas, interrupciones del transporte e infraestructura y estrés en la salud de las personas y el medio ambiente.
Lo que fue significativo fue que los registros se rompieron por dos, tres o cuatro grados, y no en la fracción usual de un grado.
Los países del Benelux experimentaron temperaturas de más de 40 grados, y París también registró récords de 42.6 grados. El Reino Unido vio el día más caluroso registrado en julio en toda la historia.
“Lo que fue significativo fue que los registros se rompieron por dos, tres o cuatro grados, y no en la fracción usual de un grado. Los servicios meteorológicos nacionales además emitieron muchas alertas de calor con el fin de proteger la salud de las personas”, agregó Nullis.

Un calor que se transporta al Ártico

La ola de calor en Europa fue causada por el aire caliente proveniente del norte de África y España.
Ese calor ahora se transportaría hacia Groenlandia, lo que provocaría altas temperaturas y contribuiría al derretimiento de las capas de hielo, donde recientemente se han perdido 160.000 millones de toneladas de su superficie, una extensión que equivale a 64 millones de piscinas olímpicas.
“Esto trae implicaciones para la extensión del hielo marino del Ártico, que ahora está casi en su nivel más bajo registrado. El de 2012 había sido el más bajo de todos los tiempos”, aseguró la portavoz.
La ola de calor de julio sigue a otra inusualmente temprana y excepcionalmente intensa en junio, que estableció récords de temperatura en Europa y aseguró que el mes de junio fuera el más caluroso registrado en el continente, con una temperatura promedio de 2 ° C por encima de lo normal.
ONU-Mark Garten -El volumen del hielo disminuye en el Ártico.
Junio ​​también fue el junio más caluroso registrado a nivel mundial, con graves incendios forestales en el Ártico.
La conexión científica entre el cambio climático y las olas de calor
Se han realizado muchos estudios científicos sobre los vínculos entre el cambio climático y las olas de calor.
Las olas de calor son consistentes con el hallazgo científico que muestra evidencia de eventos de calor más frecuentes, prolongados e intensos, ya que las concentraciones de gases de efecto invernadero llevan a un aumento de las temperaturas globales”, aseguró Johannes Cullmann, director del Departamento de Clima y Agua de la OMM.
Cada ola de calor que se produce en Europa hoy en día se hace más probable y más intensa por el cambio climático inducido por el hombre.
"Las observaciones muestran un aumento muy grande en la temperatura de estas olas de calor. En la actualidad, se estima que este evento ocurre con un período de retorno de 30 años, pero las olas de calor frecuentes también fueron aproximadamente 4ºC más frías hace un siglo. En otras palabras, una ola de calor tan intensa se está produciendo al menos 10 veces más frecuentemente hoy que hace un siglo”, asegura un estudio publicado por científicos en World Weather Attribution citado por la OMM.
Una ola de calor tan intensa se está produciendo al menos 10 veces más frecuentemente hoy que hace un siglo.
En su Quinto Informe de Evaluación (2014), el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático dijo que “es muy probable que la influencia humana haya contribuido a los cambios observados a escala global en la frecuencia e intensidad de las temperaturas diarias extremas desde mediados del siglo XX. "Es probable que la influencia humana haya más que duplicado la probabilidad de ocurrencia de olas de calor en algunos lugares".
Mientras que en su informe de 2018 sobre el calentamiento global de 1,5°, el IPCC dijo que los riesgos relacionados con el clima para la salud, los medios de vida, la seguridad alimentaria, el suministro de agua, la seguridad humana y el crecimiento económico que se proyectan aumentarán con un calentamiento global de 1,5 ° y aún más si se llega a 2° C.
“La limitación del calentamiento a 1,5° C en lugar de 2° podría resultar en 420 millones de personas menos expuestas a fuertes olas de calor”, expresa ese informe.
Entre 2000 y 2016, se estimó que la cantidad de personas expuestas a las olas de calor aumentó en alrededor de 125 millones de personas, ya que su duración promedio fue de 0,37 días más, en comparación con el período comprendido entre 1986 y 2008, según la Organización Mundial de la Salud.
Met Office - Gráfica sobre el aumento de la temperatura media del planeta.

Escenarios de cambio climático

Muchos países han emitido evaluaciones del clima nacional y escenarios que subrayan la estrecha conexión entre el cambio climático y el calor, asegura la OMM.
Por ejemplo, el informe sobre el estado del clima del Reino Unido mostró un aumento en las temperaturas máximas más altas y los períodos cálidos más largos. El día más caluroso del año para la década más reciente (2008-2017) ha aumentado 0,8°por encima del promedio de 1961-1990. Los períodos cálidos también han aumentado en más del doble de 5,3 días entre 1961-1990 a más de 13 días en la década más reciente, entre2008 y2017.

Diabéticos denuncian el insostenible coste de la insulina en EE.UU.

El desmesurado aumento de los precios de los fármacos contra la diabetes en EE.UU. ha provocado que uno de cada cuatro pacientes del país racione sus dosis, una práctica que puede ser potencialmente mortal.
 1,2 millones de estadounidenses padecen de diabetes tipo 1 y dependen directamente de la insulina para vivir. Muchas de estas personas no entienden cómo el Gobierno permite que las farmacéuticas incrementen su precio sin control.

"Trabajo con niños con dificultades gran parte del tiempo que estoy en Salud del comportamiento y creo que es duro para mí", confiesa una de ellas, Liz Johnson, en declaraciones a RT. "Algunos días no me siento bien, incluso cuando tengo niveles altos, me alcanza justo para completar el día", añade.
Para apoyarse, pacientes de una misma zona quedan con otros al menos una vez al mes. Comparten experiencias y trucos y en los últimos tiempos también se han pasado al activismo. El motivo son sus crecientes dificultades para comprar insulina.
"No deberías tener que averiguar cómo pagar algo que tienes que usar para sobrevivir", defiende otra diabética, Kylene Redmond. "No es una vitamina, no es que decidas que quieres tomarla. Esto es algo con lo que tienes que vivir, lo necesitas para sobrevivir y debería ser gratuito".

Aumento de precios desmesurado

Según una encuesta de la Asociación Estadounidense de Diabetes realizada en mayo del 2018, el 39 % de los pacientes que usan insulina sintieron un aumento de su coste en el último año, lo que llevó a casi la quinta parte de ellos a cambiar de marca. Un 27 % aseguró que el precio del medicamento les obligó a racionar u omitir la dosis.
"Tener el tipo 1 en EE.UU. frente a otros países es muy diferente", afirma la paciente Jessica Pereira. "Si vas a Europa, la insulina u otros medicamentos para la diabetes que son necesarios para vivir, con el seguro que tienen allí o la cobertura global, son gratuitos si tienes una receta. No como en Estados Unidos, donde aunque el médico me lo recete, todavía tengo que pagar por mi insulina".
Según su estimación, sin cobertura sanitaria, el gasto anual para adquirir este fármaco oscila entre 1.000 y 2.000 dólares, dependiendo de cuánto necesites. Jessica prácticamente nació con la enfermedad. Es de padres portugueses y no entiende por qué la situación es tan crítica en el país norteamericano.

El Congreso investiga a las farmacéuticas

Mientras, el Congreso de EE.UU. está investigando a las tres compañías farmacéuticas que venden el producto en el país. Una de ellas, Eli Lilly, incrementó el precio de su medicamento Humalog en un 585 % entre los años 2001 y 2015.

Sin embargo, un representante de esta compañía rechazó ante los congresistas bajar los precios. "No sé cómo son capaces de dormir por la noche", le respondió uno de los legisladores.
"La industria puede hacer medicamentos más accesibles para los consumidores y los gobiernos mediante procesos de producción más asequibles", sostiene Andrew Rintoul, portavoz de la Organización Mundial de la Salud. Aumentar los volúmenes de producción, reducir el precio y asegurarse de que más personas puedan acceder a sus medicamentos son alguna de las herramientas que sugiere a los fabricantes.

Agencia Digital...

Agencia Digital...

Importante.

Las muertes por hepatitis aumentan porque muy poca gente es tratada

OPS-En Chile, los nuevos tratamientos contra la hepatitis permiten que alrededor del 98% de los pacientes se recuperen completamente.  El nú...