Buscar en Mundo RED METROnet.

Así usan Internet tus hijos tras la pandemia

Durante el confinamiento, la actividad en Internet y las redes sociales de los menores se ha incrementado un 180 %. ¿Y ahora? En poner límites está la clave. Te contamos cómo. 

Por Luis Herrero .- Un estudio desarrollado por Qustodio revela que, mientras la actividad en Internet de los adultos de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) se ha incrementado en un 60 % durante el confinamiento, en el caso de los niños, niñas y adolescentes alcanza el 180 %. Este trabajo se centra en el análisis de tres países (España, Reino Unido y EE.UU.) y agrupa el uso de la Red en cuatro categorías: vídeo en línea, redes sociales, videojuegos y educación. Y, aunque la variación no es en realidad notable, hay que señalar que nosotros pasamos menos tiempo que americanos y los europeos en todas ellas. Para dar una cifra aproximada, los menores invierten en torno a tres horas diarias en las tres primeras categoríasexcluyendo la educación. 

Imagen: Victoria_Borodinova 
¿Qué hacen los menores en Internet? 

Para entender mejor qué implica esto, a continuación daremos algunas claves sobre el uso que nuestros hijos hacen de Internet y analizaremos cuál debe ser nuestro rol como padres en relación con él: 

- Aunque ya hay muchos adultos que crecieron con la World Wide Web —Internet se hizo popular a mediados de los años 90—, todavía no hemos asistido a la maduración de los menores de edad para quienes las redes sociales —Facebook llegó en 2008— juegan un papel fundamental en sus vidas. Por tanto, desconocemos qué efectos concretos tendrán en su desarrollo. Nos referimos a la Generación Z, es decir, los nacidos a partir de 1995, a pesar de que todavía muchos utilicen erróneamente el término millennial para referirse a ellos. 

- Igual que el estudio citado compartimenta la vida en red en cuatro áreas, debemos fijarnos en qué invierten su tiempo nuestros hijos cuando navegan por la Red. Por poner un caso extremo, no es lo mismo dedicar algunas horas a ver charlas sobre ciencia o arte en YouTube que invertirlas en actualizar de forma obsesiva Instagram, ni tampoco lo es consumir información de calidad en blogs y periódicos que limitarse a ver vídeos de diez segundos en TikTok. No se trata de elaborar una jerarquía, pero sí de tener en cuenta que “pasar x tiempo en Internet” es un concepto demasiado impreciso. 

- Mientras que en la televisión los contenidos se reducen a lo que emite una serie de cadenas y nuestra recepción es más bien pasiva, en la Red nuestro papel se vuelve mucho más activo, y no hay límite para las actividades que podemos desarrollar en ella. Hay numerosas guías para enseñar a los menores a hacer un uso seguro de Internet, orientadas a padres y madres que deseen minimizar los riesgos del ciberacoso, los hackers, suplantadores de identidad, etc. 
- Existe una preocupación muy comprensible entre muchos padres, que temen parecer abusivos o autoritarios cuando tratan de vigilar el ocio digital de sus hijos. Sin embargo, y en especial cuando hablamos de menores de corta edad, dejar de hacerlo puede ser equivalente a dejarlos jugar solos en la calle. Como en los juegos en el exterior, lo importante es permanecer atento, pero sin resultar demasiado intrusivo o imponer restricciones injustas. En este artículo de ABC se analizan las claves para hacerlo mientras se respeta la intimidad de los menores, un derecho garantizado por ley. 
- Es fundamental conocer bien las páginas, juegos en línea y redes sociales más populares. Evitar que, cuando nos hablen de TikTok, de influencers o de Fortnite, nos suene a chino. Así, por ejemplo, podremos saber cuál es la red social más segura, aprender a utilizar las herramientas de control parental de TikTok o conocer los riesgos que implican los micropagos en muchos juegos. 
Los riesgos del uso de Internet en los menores

Imagen: ghcassel
Hablamos con el psicólogo y psicoterapeuta Pedro Jara Vera para que nos informe sobre los riesgos del uso de Internet por los menores de edad: 

➡️ - Menos relaciones sociales. “Está acreditada la importancia extrema y de carácter irreemplazable de las interacciones humanas directas para el desarrollo del niño y el adolescente. No obstante, cuanto más se intensifica el uso de los dispositivos digitales y las relaciones virtuales, más se debilitan esas interacciones“, comenta. 
➡️- Más estrés. Además, “las apps, los videojuegos de acción y las redes sociales fomentan el funcionamiento multitarea del cerebro, pero el cerebro humano está diseñado para la ejecución de una sola tarea al mismo tiempo”, asegura el experto. No son pocos los neurólogos y psiquiatras que alertan sobre los niveles de estrés que fomenta el uso disperso de las redes. 
➡️- Afecta al sueño, la vista y las capacidades cognitivas. “Sumemos los contrastados efectos negativos sobre la síntesis de melatonina (hormona del sueño), sobre el desarrollo de la miopía (el ojo tampoco está diseñado para esto) o sobre los sistemas bioquímicos de recompensa del cerebro, y el resultado es que la digitalización actual en los niños y adolescentes propicia demostradamente el empobrecimiento del lenguaje, problemas de atención o sueño, aumento de la hiperactividad, impulsividad y asunción de riesgos, reducción de la tolerancia a la frustración y propensión a adicciones. En definitiva, los daños en las capacidades cognitivas y en el desarrollo cerebral son profundos y persistentes”, explica Jara. No en vano, un estudio de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) vincula el fracaso escolar con el uso intensivo de Internet: mientras que este alcanza el 16 % entre quienes lo utilizan menos de una hora diaria, entre quienes lo hacen más de tres horas al día llega al 27 %. 
 Consejos de expertos para padres y madres
Por supuesto, es imposible evitar que los menores inviertan tiempo en la Red, y tal cosa tampoco sería deseable. “Los niños y los adolescentes viven, nos guste o no, en un mundo digital, y no sería adaptativo para ellos que sus padres les privaran de ciertas habilidades al respecto”, reconoce el psicólogo. Entonces, ¿qué hacer? 
Es hora de establecer límites a tus hijos con las pantallas
“Es fundamental limitar de manera muy importante el acceso, tanto en tiempo de dedicación como en horarios, primando las actividades que se conectan con sus necesidades y capacidades naturales”, afirma Jara. “Es igualmente fundamental entender que el acceso a Internet y a ciertas redes como Whats App u otras no ha de hacerse de ninguna manera en edades tan tempranas como estamos viendo (por el mismo motivo que no les dejaríamos conducir el coche con 12 años aunque nuestros vecinos lo hicieran), ni con una durabilidad tan amplia ni sin un buen control de los contenidos a los que tienen acceso”, concluye.




La pandemia mina la figura de Trump: negacionista, con decisiones dudosas y superado por Biden en las encuestas

20minutos-EMILIO ORDIZ.- Donald Trump parecía de hierro. Desde su victoria electoral en 2016, apenas se ha tambaleado. Más allá de sus mensajes extremos y de una dureza que ha levantado ampollas en todo el mundo, el presidente de Estados Unidos ha sabido marcar un perfil propio (y casi desconocido hasta entonces en el país). Pero con la pandemia del coronavirus todo ha cambiado. En noviembre vuelve a las urnas y lo hace en una posición muy delicada.

Enfrente, Joe Biden. El candidato demócrata tiene mucha mejor acogida que la que fue su rival hace cuatro años, Hilary Clinton. Trump ya tiene la mosca detrás de la oreja. De hecho, ha llegado a amenazar con retrasar las elecciones ante sospechas de fraude por el voto por correo.

Ivanka Trump sube una foto solidaria
y le llueven las críticas:
"Si apoyaras a las mujeres tu padre te indignaría"
 
"Que Trump pierda las elecciones es una opción real ahora mismo, aunque aún es muy pronto para asegurar nada", comenta de primeras el politólogo Edu Bayón a 20minutos, pero aclara: "Biden tiene la campaña en un buen momento, con todos los sondeos a favor, los cuales muestran su ventaja en los estados clave". Eso sí, "el éxito de Biden dependerá de su capacidad para construir un proyecto político que sea una alternativa real a Trump, el cual pasa por ser capaz de ilusionar a todos aquellos a los que no llegó Hillary Clinton y siendo consciente de que muchos de sus votantes lo acabarán siendo por el simple hecho de pretender derrotar al actual presidente", sentenció. 

Pero el magnate no lo tiene todo perdido. Bayón sostiene que las posibilidades de reelección "siguen siendo reales", ya que cuenta con una base electoral y social "muy sólida". Para el experto, Trump puede jugar una estrategia muy clara. "Que salga airoso pasa en parte por su capacidad de polarización y de marcar la agenda. Además Tr
ump puede mover voto que ahora mismo esté oculto", sostiene.

Hay que tener en cuenta, que al igual que ya ocurrió en 2016, "Trump no necesita ganar en votos, sino que para volver a ocupar la presidencia de Estados Unidos lo esencial es imponerse en el colegio electoral" y para ello los Estados clave que pueden decantar el triunfo "son Pensilvania, Michigan, Wisconsin, Carolina del Norte, Arizona y Florida". En todos ellos, la batalla "aún está abierta".

Joe Biden sabe que ahí es donde se juega el resultado, pero ha apostado por un mensaje sin alardes, defendiendo un nacionalismo estadounidense mucho más sensato que el de Trump. Por ejemplo, no se centra tanto en el "cierre de fronteras" por así decir como en la atracción de inversiones. ¿El objetivo? Que el votante republicano se repiense su decisión. De momento, las encuestas le dan la razón: en casi todas supera al actual presidente por entre seis y ocho puntos. Pero queda camino.

La analista de Elcano Carlota García Encina comenta que "si se celebrasen ahora las elecciones, ganaría Biden". Pero Trump "ya ha dicho que hará todo lo posible por vencer", de ahí que use las redes sociales precisamente para "embarrar" una campaña "en la que él ya lleva meses". Al actual presidente "le pesa tanto la gestión de la pandemia" como "el tema de las protestas raciales". 

Trump sugiere aplazar las elecciones en EE UU
por riesgo de "fraude"... justo cuando Biden
le 'roba' un bastión clave
 
Respecto al 2016, García Encina ve una diferencia: "Entonces los que no querían ni a Trump ni a Clinton, votaron a Trump. Ahora a los que nos les gusta ni Trump ni Biden, se decantan por Biden". El escenario para el presidente "no es bueno actualmente" pero es cierto que "quedan cuatro meses". La analista reitera que hace cuatro años "Trump era un outsider, nadie lo conocía", pero ahora "muchos ya saben lo que supone y no están dispuestos a que siga cuatro años más".Trump sugiere aplazar las elecciones en EE UU por riesgo de "fraude"... justo cuando Biden le 'roba' un bastión clave

La estrategia de Donald Trump es clara: "Las encuestas mienten, son falsas". Ya recurrió a esto en 2016 y le funcionó. "Pero Hilary Clinton caía mucho peor que Biden, eso también hay que tenerlo en cuenta", explican otras fuentes consultadas. El exvicepresidente, por tanto, es un hueso más duro. "A pesar de ciertas polémicas, Biden tiene una bagaje, sabe lo que es la Casa Blanca. Eso a la hora de la verdad es importante", terminan.

Quedan tres meses para las elecciones y la crisis del coronavirus ha desbordado a Trump, aunque él quiera hacer ver lo contrario. Pero juega con una ventaja: su votante es (casi) fijo. Tiene militantes propios. Y por eso, a pesar de los errores, podría volver a ganar. Biden tiene mucho trabajo por delante. De perfil veterano, experto, pausado y de centro. EE UU huye de la izquierda (Sanders volvió a perder unas primarias), pero la alternativa a Donald Trump es ahora más real.

"No vamos a acabar con la pandemia, si no termina en todos los lugares del mundo"

La cooperación internacional es imprescindible para combatir el COVID-19. Pero especialistas lamentan falta de coordinación y también la prevalencia de intereses nacionales.
Unidad de cuidados intensivos para pacientes con COVID-19 en Sao Paulo, Brasil.

DW.- "No hemos entendido bien el mensaje del coronavirus. Más allá de las fronteras, razas e ideologías, nos recordó que como humanos nos necesitamos todos. A USA y UK le pedimos vacunas, a Emiratos pruebas, a Cuba, España personal. La vida debe de estar por encima de la política". Así repondía en Twitter el alcalde de Medellín, Daniel Quintero, a las críticas de que fue objeto por solicitar la ayuda de médicos cubanos para combatir la pandemia en su ciudad.

Los reproches por no dar preferencia a los médicos colombianos, contradicen el espíritu de más de una proclama de que es necesario unir fuerzas a nivel internacional para frenar la propagación del coronavirus.

Pero del dicho al hecho suele haber un buen trecho, también en el campo de batalla contra el COVD-19. "Esta pandemia ha puesto en evidencia muchísimos de los problemas y las fallas estructurales que tienen nuestros sistemas públicos, nuestros sistemas de protección en general, y los mecanismos de cooperación internacional no son la excepción, definitivamente", dice a DW Herland Tejerina, coordinador nacional en Bolivia de la Asociación Latinoamericana de Medicina Social (Alames). El médico, especialista entre otras cosas en salud internacional, señala que "en la práctica, en el día a día que se vive en los establecimientos de salud, no hemos visto un reflejo real de esta cooperación internacional". Lo atribuye a la clásica burocracia y a las condiciones propias de esta crisis internacional, en la que "todos los países se están disputando los pocos insumos, los materiales que hacen falta en todas partes".

Actitudes nacionalistas

Josefina Matorell, Directora de Médicos Sin Fronteras (MSF) para América del Sur de habla hispana, también ve con preocupación la falta de coordinación internacional. "Alertamos contra las actitudes a veces nacionalistas de varios gobiernos del mundo", indica a DW, mencionando los ejemplos de Brasil y Estados Unidos, donde están primando los intereses nacionales por sobre la cooperación. "Esto obviamente nos preocupa porque no vamos a acabar con la pandemia, si no termina en todos los lugares del mundo".

La directora regional de MSF hace notar que muchas veces la ayuda viene de organismos interncionales o de organizaciones de la sociead civil que, pese a contar con menos recursos a causa de la pandemia, están intentado responder, entregando asistencia que a veces los gobiernos parecen no poder asegurar. También el Dr. Tejerina habla de una cooperación sur-sur, que se lleva a cabo a través de organizaciones como la suya. Aclara, eso sí, que Alames no está en condiciones de entregar ayuda material. "En el marco de esta pandemia, lo que hemos podido hacer es activar nuestras redes.
Estamos intentado compartir información que consideramos valiosa, sobre qué está funcionando mejor en un país y lo que no está funcionando tan bien en otro, para que se puedan recoger esas experiencias y tomar las mejores decisiones posibles". También consideran su tarea denunciar lo que falla, "porque sabemos que en muchos de nuestros países se está violando el derecho a la salud en el marco de esta pandemia, en algunos casos, aprovechándose de ella, y en otros simplemente actuando de manera poco eficiente, con el resultado de que los más vulnerables ven afectados sus derechos y en algunos casos sus vidas".

La codiciada vacuna
Ambos entrevistados hacen especial hincapié en que los bienes de salud deben estar al alcance de todos, ser repartidos equitativamente y no sobre la base de hacer negocios. Esto vale también para la vacuna que se logre desarrollar contra el coronavirus. Josefina Martorell subraya que el sistema Covac se creó para establecer un acceso global y equitativo a las vacunas. "Intento ser optimista, pero es cierto que la promesa original no se está cumpliendo de alguna manera, porque se han adelantado fondos a varias de las farmacéuticas para producir las vacunas contra el COVID-19, pero no se les ha puesto ningún condicionamiento". Igualmente le preocupa que se haya dividido el mundo en dos grupos: el de los países ricos, que pueden adquirir las vacunas por sus propios medios, sin condiciones, y los demás, que dependen de la asistencia de donantes.

Médicos sin Fronteras demanda que la vacuna se venda a costo de producción. "Para ello tenemos que exigir que las farmacéuticas abran sus libros contables y nos muestren de manera transparente en cuánto salió la producción y el desarrollo de las vacunas". La idea es que puedan cubrir los costos y tener una ganacia marginal, "pero que no sean las ganancias irrisorias que hemos visto en algunos casos en nuestra experiencia", subraya la directora regional.
También exige que las vacunas no queden resguardadas por patentes, de modo que se puedan producir genéricos en diversas partes del mundo. "Esto va a hacer no solamente que el precio baje, sino también que haya mayor disponibilidad en todo el mercado mundial". Y esa es una premisa para ganar la batalla contra esta pandemia, lo que requiere un esfuerzo global. Pensar en victorias nacionales sería no entender el desafío del coronavirus.

Agencia Digital...

Agencia Digital...

Importante.

Otra vez. Al menos 29 muertos en ataque israelí contra escuela en Gaza.

Niño busca entre los escombros luego de ataque de Israel a colegio de UNRWA en Gaza Imagen: EYAD BABA/AFP via Getty Images Al menos 29 perso...