Buscar en Mundo RED METROnet.

Cosmética natural: no es verde todo lo que parece


El greenwashing es una técnica de marketing que hace que el consumidor perciba como naturales productos que en realidad no lo son 
Imagen: dungthuyvunguyen
 Eroski- NACHO MENESES.- Cada año, más y más empresas de cosmética y cuidado personal se suben al carro de lo natural con productos de inspiración verde: aceites supuestamente orgánicos, champús con extractos naturales, cremas hidratantes con aceite de oliva... Después de un paseo por los pasillos de cualquier establecimiento comercial parece que casi todo es natural. Pero las apariencias engañan. A diferencia de lo que ocurre con la alimentación, los términos "natural" o "ecológico" no están protegidos en cosmética. En las siguientes líneas veremos qué es un cosmético natural, los certificados de estos productos, sus componentes y su efectividad.

Cosmética natural: sin ley, pero sí certificados

"La ley solo prohíbe engañar a los consumidores, pero como no está definido oficialmente qué se considera una cosmética natural o ecológica, cada empresa puede aplicar sus propios criterios", explica Montse Escutia, coordinadora de Red Estética y secretaria de la Asociación Vida Sana. Así, una marca puede incluir un 1 % de aceite de oliva ecológico y poner en la etiqueta "hidratante de aceite de oliva ecológico", aunque el resto de componentes sea pura química: es lo que se conoce como greenwashing, una técnica de marketing que hace que el consumidor perciba como naturales productos que en realidad no lo son. Para tener una idea más precisa, basta con mirar la lista de ingredientes y comprobar en qué lugar aparece un componente cualquiera: aquellos con mayor porcentaje van al principio.
A pesar de los avances de los últimos años, a día de hoy no existe una legislación que detalle los requisitos a cumplir (origen de los ingredientes, porcentajes mínimos, normas de etiquetado, etc.) para que un producto pueda denominarse natural o ecológico. Ante la falta de normativa fueron surgiendo en Europa múltiples certificados de organismos privados (Ecocert, Natrue, Soil Association, Cosmebio, BDHI, ICEA, Vida Sana...), hasta que cinco de ellos unificaron criterios en 2010 en torno al estándar común Cosmos.
Estos sellos especifican los porcentajes mínimos de ingredientes naturales y ecológicos, además de garantizar la ausencia de transgénicos, parabenos, nanopartículas, siliconas y colorantes y perfumes sintéticos, entre otros componentes potencialmente tóxicos para la piel o el medio ambiente. Son estos logos los que debemos buscar en los envases para saber con certeza si son de verdad naturales o pura estrategia comercial.

Comercios especializados

Aunque la cosmética natural puede encontrarse en los grandes comercios, la variedad disponible es escasa y en su mayoría proviene de otros países. Los comercios especializados, así como las cadenas de venta de alimentos ecológicos, disponen de una gama más amplia. Pero antes de comprar es importante asegurarnos de que son productos certificados.
Muchas pequeñas y medianas empresas de cosmética econatural utilizan ingredientes locales, según se desprende de un estudio de la agencia de marketing Mintel. Algunas cultivan sus propios ingredientes y hay incluso marcas que han sido creadas por agricultores con cultivos de lavanda, olivos, árnica, etc. para darle un valor añadido a sus producciones.

Cosméticos naturales, ¿más efectivos que los convencionales?

La cadena de corrupción de Odebrecht: los casos más destacados en América Latina

 La mayor trama de corrupción en la región ha golpeado a personas públicas y privadas, sindicadas, acusadas o condenadas por sobornos. Un golpe al bolsillo de los ciudadanos, y a la democracia. Los casos más destacados:




Sede de Odebrecht en Sao Paulo, Brasil
DW - José Ospina Valencia.- Todo empezó con el inmigrante alemán Emil Odebrecht, que aún siendo estudiante en la Universidad de Greifswald emigró en 1856 a la colonia germana de Blumenau, estado de Santa Catarina, al sur de São Paulo. Este ingeniero y cartógrafo sentó las bases, sobre las que un nieto suyo fundó la empresa constructora que más tarde se convertiría en foco de la corrupción continental.
Odebrecht es un conglomerado de empresas dedicadas a construcciones, infraestructura, inmobiliarias, petroquímicas y transporte, entre otros.
Cifras
Según el Departamento de Justicia de Estados Unidos, Odebrecht pagó unos 788 millones de dólares en comisiones ilegales por más de 100 proyectos de construcciones públicas en 11 países de América Latina, así como en Angola y Mozambique, en África.
De acuerdo a los cálculos de la consultora Global Financial Integrity, América Latina pierde cada año unos 140 mil millones de dólares por corrupción, un 3% del PIB de la región”.
Brasil: petróleo, política y pagos ilegales
Todo comenzó como una investigación en Brasil, denominada Operación Autolavado (Operação Lava Jato). Entre tanto, Odebrecht ha admitido haber sobornado desde 2001 a políticos, funcionarios y partidos de tres continentes, especialmente en América Latina, para ganar contratos públicos. El director ejecutivo de la constructora, Marcelo Odebrecht, alias "El Príncipe”, está cumpliendo una sentencia de 19 años de prisión, tras su condena por pagar más de 30 millones de dólares en sobornos a ejecutivos de la estatal brasileña Petrobras.
La Operación Lava jato ha desenterrado pagos de unos 349 millones de dólares en sobornos. Un escándalo que generó una grave crisis política, que le abonó el camino al derechista Jair Bolsonaro, hoy presidente electo del Brasil
Argentina: sobornos "admitidos”
Según el Departamento de Justicia de EE. UU., en 2016, Marcelo Odebrecht admitió haber pagado 35 millones de dólares a funcionarios argentinos entre 2007 y 2014 para manipular diversos contratos de obras públicas. El juez Federal Marcelo Martínez De Giorgi llamó este año (2018) a indagatoria a 49 personas, entre ellas exfuncionarios públicos, representantes de empresas que obtuvieron la licitación de la construcción del soterramiento del tren Sarmiento, por presunto soborno y sobreprecios.
Entre los 49 citados se encuentran Ricardo Jaime, exministro de Transporte; José López, exsecretario de Obras Públicas, Marcelo OdebrechtÁngelo Calcaterra, expresidente de la empresa IECSA. Y también Julio De Vido, exministro de Planificación.
Colombia: vía, auditoría y cianuro
Luis Carlos Sarmiento Angulo, empresario colombiano
El fiscal general, Néstor Humberto Martínez, es sindicado de "encubrimiento”, al no denunciar delitos de los que supuestamente tuvo conocimiento antes de asumir el cargo. Un escándalo reavivado tras dos extrañas muertes. Jorge Enrique Pizano, auditor de la obra Ruta del Sol II, considerado testigo clave en el escándalo de Odebrecht, falleció de un infarto el 8 de noviembre. Tres días más tarde, su hijo Alejandro Pizano murió envenenado con cianuro.
Pizano había entregado grabaciones a varios medios diciendo, entre otras cosas, que el hoy fiscal Martínez, como asesor del consorcio bancario Grupo Aval, conocía la trama de corrupción desde 2015, incluyendo "irregularidades en la licitación para la construcción de la Ruta del Sol II”.
Martínez niega que haya conocido algún delito cuando era asesor del Grupo Aval y dice haber entregado a Carlos Sarmiento Angulo, presidente de dicho consorcio, toda la información que recibió de Pizano. El Portal de análisis La Silla Vacía dice que "eso tiene sentido, pues el Grupo Aval había puesto a Pizano en la concesionaria de la Ruta del Sol II justamente para vigilar a Odebrecht”.
El periodista Gonzalo Guillén interpuso una denuncia penal contra Martínez en EE.UU., en donde se lleva un proceso matriz contra Odebrecht. Una condena por corrupción tendría graves consecuencias para la persona y el consorcio que preside Sarmiento, el hombre más rico de Colombia.
Ecuador: estrepitosa caída

La Cumbre Mundial del Clima terminó con gusto a poco


La Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático fue adoptada en 1992 en la Cumbre de la Tierra en Río de Janeiro. Esta Convención es el marco general que debe concretarse en instrumentos que fijen los límites de emisiones y cómo se concreta esta cooperación internacional. 


Desilusión ambientalista al finalizar la Cop 24
Los acuerdos de los estados participantes no establecieron metas ambiciosas. Greenpeace insta a los gobiernos a que intensifiquen sus acciones de inmediato en consonancia con los datos recientes del informe del IPCC, el máximo organismo de la ONU sobre ciencia climática.

Polonia, diciembre de 2018 - Sólo dos meses después de la publicación del informe del Panel Intergubernamental en Cambio Climático (IPCC), integrado por los máximos especialistas en clima de Naciones Unidas, que advierte que quedan doce años para salvar el futuro del planeta y no superar 1,5ºC la temperatura global, la Cumbre Internacional del clima (COP24) finalizó sin ninguna promesa clara de intensificar la acción climática y  sólo se lograron avances parciales en cuestiones de procedimiento.
“La ambición climática no significa otra cosa que ser coherentes entre lo que la ciencia demostró necesario y las políticas domésticas de los países, principalmente en materia de energía y deforestación", dijo Mauro Fernández, coordinador de Clima y Energía de Greenpeace en Argentina, Chile y Colombia. "Cuando el cambio climático se convirtió en una cuestión de supervivencia para millones y en la principal amenaza para la economía global, no hay excusas para quemar un fósil más, o para desmontar un árbol más.”
A pesar de las expectativas que había en esta Cumbre, y aun habiéndose aprobado el libro de reglas para la implementación del Acuerdo de París, no se llegó a un compromiso colectivo claro para mejorar los objetivos específicos en cuanto a la acción climática, en relación a las Contribuciones Determinadas a Nivel Nacional (NDCs).

Agencia Digital...

Agencia Digital...

Importante.

'Perdimos la esperanza. Lo perdimos todo': los residentes de la ciudad de Gaza luchan por sobrevivir

Por Mohammed R. Mhawish .- Ciudad de Gaza, Franja de Gaza – El regreso de Mahmoud Murtaja a su casa en el este de la ciudad de Gaza fue tan...