Buscar en Mundo RED METROnet.

Las vacunas COVID-19 no llegarán a los países hasta mediados de 2021, asegura la OMS

 Hay más de 30 vacunas candidatas, con nueve que ya se encuentran en la última etapa de ensayos clínicos y que entregarían resultados a finales de este año o a comienzos del próximo. Una vez se pruebe una vacuna segura y efectiva, el mayor reto es la producción de miles de millones de dosis y su transporte a los países.


La científica jefe de la Organización Mundial de la Salud dijo que, siendo realistas, las vacunas para la COVID-19 no llegarán a los países hasta mediados de 2021.

La doctora Soumya Swaminathan explicó que se esperan los resultados de los ensayos clínicos de vacunas candidatas que en estos momentos están en fase tres para finales de este año, o comienzos del siguiente.

“Luego de eso habría que ampliar la fabricación para producir cientos de miles de dosis que se van a necesitar. De hecho, el mundo va a necesitar miles de millones y eso va a tomar tiempo de producir. Así que hay que ser optimista, pero realista al mismo tiempo. Hablando de manera realista a mediados de 2021, tal vez el segundo o tercer trimestre, es cuando vamos a ver dosis que comienzan a llegar a los países para que comiencen a inmunizar a sus poblaciones”, explicó la encargada de COVAX, la iniciativa de la OMS para el desarrollo y el acceso equitativo a las vacunas contra el COVID-19.

Swaminathan dijo que actualmente hay más de 30 vacunas candidatas y unas nueve están en fase tres de ensayos clínicos, lo que es un panorama muy optimista.

“Sabemos que normalmente en el desarrollo de vacunas se espera que un 10% de esos ensayos sean exitosos, entonces tener muchas candidatas en etapas de testeo nos da esperanza de que varias podrían probar ser seguras y efectivas”, afirmó.

La doctora fue clara en que no habrá suficientes dosis al comienzo para toda la población del mundo por lo que se tendrá que priorizar a determinados grupos en los países. COVAX está trabajando en un protocolo que jugará un rol importante en la distribución de vacunas.

“Es importante que las personas que más las necesitan las reciban, sin importar en qué país estén. No tiene sentido que un país vacune a su población entera y que otros se queden esperando. Esto es lo que queremos conseguir con COVAX, si las vacunas llegan antes mejor, pero con certeza para mediados de 2021 deberíamos estar viendo que lleguen a los países y poblaciones”, reiteró Swaminathan.

OCHA/Gema Cortes - En Venezuela y en todo el mundo,
las máscaras faciales seguirán siendo una forma importante
de protegerse contra COVID-19, al menos
hasta que se desarrolle una vacuna.

 Las vacunas como bien público mundial

El director de la Organización dijo al respecto que no se trata solo de obtener una vacuna segura y eficaz, sino utilizarla también de manera eficaz .

“Queremos que todo el mundo tenga acceso a las vacunas, pero inicialmente, cuando la oferta es limitada, se debe dar prioridad a los trabajadores esenciales y a los que están en mayor riesgo, incluidas las personas mayores y las personas con afecciones subyacentes. En otras palabras, la prioridad debe ser vacunar a algunas personas en todos los países, en lugar de a todas las personas en algunos países”, expresó Tedros Adhanom Gebreyesus.

El doctor Tedros afirmó que no se trata solo de un imperativo moral y de salud pública, sino que también es un imperativo económico.

“En un mundo interconectado, si las personas de países de ingresos bajos y medianos no reciben las vacunas, el virus seguirá matando y la recuperación económica a nivel mundial se retrasará. Por lo tanto, el uso de las vacunas como un bien público mundial es de interés nacional para todos y cada uno de los países. El nacionalismo de las vacunas prolongará la pandemia, no la acortará”, recalcó.

Tedros recordó que COVAX es el mecanismo internacional acordado para garantizar un acceso mundial equitativo a las vacunas.

“Es solidaridad en acción. COVAX garantiza el acceso a la cartera de vacunas candidatas más grande del mundo”, dijo.

La Coalición para las Innovaciones y la Preparación para las Epidemias (CEPI) está apoyando nueve vacunas candidatas que estarán disponibles para el COVAX si tienen éxito, siete de las cuales se encuentran en ensayos clínicos.

“También estamos en conversaciones sobre otras cuatro vacunas prometedoras. Otros nueve candidatos que se encuentran en las primeras etapas de desarrollo están siendo evaluados para su inclusión en el Mecanismo”, informó.

Unos 78 países y economías de ingresos altos y medianos altos han confirmado que participarán en COVAX, y el número está creciendo.

“Insto a aquellos que aún no se han unido a que lo hagan antes del 18 de septiembre. Me gustaría agradecer a los países y economías que han anunciado públicamente que se unirán esta semana: Alemania, Japón, Noruega y la Comisión Europea”, añadió. 

© UNICEF/Nyani Quarmyne - Una enfermera
prepara la vacuna contra el neumococo en Ghana.
Sin vacuna todavía hay solución

La doctora María Van Kerkhove expresó que, aunque la vacuna aún esté en desarrollo, hay mucho por hacer ahora mismo.

“Hay muchos pasos que como individuos podemos tomar para protegernos del contagio, minimizar la exposición y manejar el riesgo. Esto tiene mucho que ver con cómo manejamos nuestra vida diaria, y todos queremos volver a la vida normal y a lo que era, pero tenemos que considerar decisiones sobre cómo hacemos esto, por ejemplo para ir al trabajo, si tenemos que utilizar mascarilla cuando no podemos guardar la distancia, así como aplicar la etiqueta respiratoria al toser y estornudar, y evitar los lugares abarrotados, cerrados y con poca ventilación”, expresó, resaltando que no se trata de quedarse de brazos cruzados esperando una “fórmula mágica” que lo solucione todo. 

OPS/Sebastian Oliel - Si no se toman medidas para controlar
la enfermedad, se teme que para 2040 haya más de 100 millones
de adultos con diabetes en las Américas.

 Las enfermedades no transmisibles como factor de riesgo

Tedros también recalcó durante su conferencia habitual que la COVID-19 les ha tomado ventaja a personas con enfermedades no transmisibles como cáncer, enfermedades cardiovasculares, diabetes y enfermedades respiratorias.

Estas enfermedades y sus factores de riesgo aumentan la vulnerabilidad a la infección y la probabilidad de aparición de síntomas graves, incluso en las personas más jóvenes. En México, por ejemplo, la diabetes es una de las comorbilidades más comunes reportadas entre los pacientes positivos.

“Se ha descubierto que las probabilidades de padecer un episodio de COVID-19 grave son hasta siete veces más altas en pacientes con obesidad; se ha descubierto que los fumadores tienen una vez y media más de probabilidades de tener complicaciones graves; y una revisión sistemática ha demostrado que las personas con diabetes tienen entre 2 y 4 veces más probabilidades de tener síntomas graves o morir a causa del COVID-19”, informó el director, agregando que la pandemia ha subrayado la urgencia de abordar estos padecimientos.

OPS - Mujeres con cáncer de mama
reciben tratamiento gratuito
en el Instituto Nacional de Oncología de la Ciudad de México.
Los países se están quedando atrás en controlar esas enfermedades

Muchos países se están quedando atrás en sus compromisos mundiales para abordar las muertes por enfermedades crónicas como la diabetes, el cáncer de pulmón y enfermedades cardíacas asegura un informe de la OMS publicado este viernes.

Entre los países de ingresos altos, solo Dinamarca, Luxemburgo, Nueva Zelanda, Noruega, Singapur y Corea del Sur están en camino de cumplir la meta de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU que busca reducir en un tercio la mortalidad por enfermedades no transmisibles.

Los accidentes cerebrovasculares, las enfermedades cardíacas y el cáncer de estómago han disminuido de manera constante durante la última década a nivel mundial pero las tasas de enfermedades como la diabetes, el cáncer de pulmón, el cáncer de colon y el cáncer de hígado están empeorando.

Las enfermedades no transmisibles matan a más de 40 millones de personas al año en todo el mundo. Esto es 7 de cada 10 muertes a nivel mundial. Unos 17 millones de estas muertes son personas menores de 70 años.

“La próxima semana se celebrará la Semana Global de Acción sobre las Enfermedades No Transmisibles, que tiene como objetivo aumentar la responsabilidad de los gobiernos, los responsables políticos, las industrias, el mundo académico y la sociedad civil para reducir la carga de estos males a nivel mundial y aumentar la salud y la igualdad”, concluyó Tedros.

 audio

Naciones Unidas en español·Las vacunas COVID-19 no llegarán a los países hasta mediados de 2021, asegura la OMS

Bebidas de soja: no todas son iguales

 No todas las bebidas de soja contienen los mismos ingredientes. Analizamos las características nutricionales de esas bebidas, cuyo consumo va en aumento


Hasta hace unos pocos años, las bebidas vegetales eran una rareza. Sin embargo, se han ido haciendo un hueco en la cesta de la compra y hoy en día se pueden encontrar sin problema en cualquier supermercado. De todas, la que presenta más variedad es la bebida de soja. Analizamos las que se ofrecen en la actualidad a los consumidores.

La variedad de este tipo de productos es cada vez más amplia: almendras, avena, trigo… aunque, sin lugar a dudas, la más popular sigue siendo la bebida de soja, que es también la más veterana. Actualmente también podemos encontrar mucha mayor variedad de bebidas de soja que hasta hace unos pocos años: sin azúcares añadidos, con diferentes proporciones de soja, con aromas, enriquecidas con vitaminas y minerales… Por un lado, esto es positivo, porque disponemos de más alternativas para poder elegir, pero por otro lado puede hacer que el momento de la compra sea un poco más complicado. Por eso conviene consultar el etiquetado y tener claros algunos aspectos básicos que nos permitirán hacer una elección más adecuada.

Bebida de soja: lee siempre la etiqueta

Al igual que suele ocurrir con otros productos procesados, los envases de la mayoría de las bebidas de soja están llenos de reclamos que podrían desorientarnos a la hora de elegir: marcas comerciales, imágenes, logotipos… Por eso es importante que nos centremos en localizar y consultar la información relevante, es decir, el etiquetado, y más en concreto tres de sus elementos fundamentales:

  • la denominación del producto.

  • la lista de ingredientes.

  • la información nutricional.

La denominación del producto es especialmente importante cuando estamos ante alimentos en los que existen diferentes categorías comerciales. Por ejemplo, nos permite distinguir el jamón cocido del fiambre de jamón cocido, que es de una categoría comercial inferior. Sin embargo, en las bebidas de soja no hay diferentes categorías comerciales. De hecho, ni siquiera existe una legislación específica ni una definición legal para las bebidas vegetales.

Lo que sí está regulado es la definición de “leche”, que es un término reservado exclusivamente para el líquido producido por la secreción de la glándula mamaria de animales de abasto, como la leche de vaca o de oveja. Esto significa que las bebidas vegetales no pueden venderse bajo el nombre de “leches vegetales”. Solo hay una excepción: la bebida de almendras, que sí puede venderse como “leche de almendras” debido a que es un nombre consagrado por el uso, es decir, que ha sido utilizado tradicionalmente.

En los productos para los que no existe una definición legal específica, como ocurre con la bebida de soja, la denominación legal de venta que se muestra en el etiquetado debe describir el producto de manera lo suficientemente precisa para permitir al comprador conocer su naturaleza real y distinguirlo de otros productos con los que pudiera confundirse. En este aspecto destacan Don Simón, Alpro y Eroski, en los que se indica el producto de que se trata, es decir, “bebida de soja”, así como los minerales y vitaminas añadidos, en los casos en los que está enriquecida. Las dos últimas marcas citadas mencionan incluso el tipo de tratamiento de esterilización aplicado: UHT, que son las iniciales de Ultra High Temperature o “temperatura ultra alta”. Se trata del mismo proceso que se aplica a la leche y que consiste en elevar la temperatura a unos 135 ºC durante unos 2-8 segundos para eliminar los microorganismos patógenos y prolongar la vida útil sin necesidad de emplear conservantes y sin alterar las características organolépticas del producto (aspecto, olor, sabor y textura).

Qué ingredientes tiene la bebida de soja

Lo primero que solemos hacer cuando consultamos la etiqueta de un producto es observar la información nutricional para conocer el aporte de energía, de grasa y de azúcares. Pero leer estos datos de forma aislada puede desorientarnos, porque por sí solos no aportan suficiente información. Por ejemplo, no es igual de saludable la grasa que procede del aceite de palma que la del aceite de oliva. Por eso es fundamental conocer de dónde proceden esos nutrientes, así que lo que deberíamos hacer en primer lugar es consultar la lista de ingredientes.


Imagen: Bigfatcat
Soja, el más importante

Como es obvio, el ingrediente más importante de estas bebidas es precisamente la soja (con permiso del agua, claro está). Se trata de una legumbre que hasta hace pocos años sonaba exótica y era consumida casi exclusivamente por personas vegetarianas o veganas como alternativa a productos de origen animal como la carne o la leche. La elección no es casual. En primer lugar, se debe a que la soja contiene una cantidad importante de proteínas, en concreto un 36 %, superando ampliamente la cantidad que podemos encontrar en otros alimentos proteicos como la carne (con un 26 % de proteínas), el pescado (22 %) y otras legumbres como garbanzos (19 %) o lentejas (9 %).

Pero no solo eso. Además, a diferencia de lo que ocurre con otras legumbres, la proteína de soja es de alto valor biológico porque contiene todos los aminoácidos esenciales. Eso significa que aporta los nueve aminoácidos que nuestro organismo no es capaz de “fabricar” y que tiene que obtener a partir de la dieta: histidina, isoleucina, leucina, lisina, metionina, fenilalanina, treonina, triptófano y valina.

Para que el aporte proteico de una bebida de soja sea significativo, este ingrediente debería estar presente en el producto en una proporción de al menos el 8-10 %. Para conocer este dato podemos consultar la lista de ingredientes porque, como la soja forma parte de la denominación del producto, es obligatorio indicar su cantidad concreta. Así, veremos que en las marcas analizadas en nuestra Guía de Compra de septiembre, el promedio es del 10,7 %, aunque existen notables diferencias entre ellas, que van desde el 5,5 % de Alpro Ligera hasta el 14 % de Don Simón y Eroski.

Por otra parte, la soja contiene en torno a un 20 % de grasas, formadas principalmente por ácidos grasos poliinsaturados, como ácido linoleico. Es decir, se trata de grasas saludables. En las bebidas analizadas el contenido medio de grasa es del 1,6 %, con variaciones que van desde el 1,1 % de Vive Soy Ligera y Alpro Ligera, hasta el 1,9 % de Don Simón y Eroski.

Otros ingredientes

En principio, para elaborar una bebida de este tipo bastaría con utilizar agua y soja en las proporciones deseadas. Pero el producto obtenido sería bastante mejorable desde el punto de vista organoléptico y nutricional. Por eso se añaden otros ingredientes para aportarles otras características:

- Sabor. Una bebida elaborada solamente con agua y soja tiene un sabor “a legumbre” que no es del gusto de todo el mundo. Para conseguir que sea más aceptable, es frecuente el uso de sustancias como aromas, especialmente de vainilla (podemos encontrarlos en todas las marcas analizadas, salvo en Yosoy). También se suele añadir una pequeña cantidad de sal para potenciar el sabor (en todas las marcas, excepto en Don Simón) - Azúcares, para aportar sabor dulce (en todos los productos analizados, salvo en Yosoy y Alpro sin azúcar).

- Estabilidad. Cuando se tritura o se licúa la soja y se mezcla con agua para elaborar estas bebidas, ambos ingredientes interactúan de varias formas. Parte de los compuestos de la soja se vuelve insoluble, la grasa se mezcla con el agua formando una emulsión y las proteínas y otras partículas más grandes permanecen en suspensión en el seno del líquido. Con el paso del tiempo se pueden producir cambios de forma espontánea: la grasa se separa y asciende a la superficie, mientras que las proteínas y las partículas más grandes acaban en el fondo. Esto explica la recomendación que se muestra en los envases de “agitar antes de consumir”. De este modo se consigue que la bebida vuelva a ser homogénea.

Sin embargo, con eso no siempre es suficiente. La precipitación de partículas sólidas puede ser aún más acusada de lo habitual si el producto está enriquecido con calcio, especialmente cuando calentamos la bebida y añadimos otros líquidos ligeramente ácidos y muy calientes, como el café. En esos casos parece que la bebida “se corta”. Para evitar todos estos fenómenos o minimizarlos en la medida de lo posible, se añaden sustancias, como goma gellan o celulosa, que actúan como estabilizantes, haciendo que el producto se mantenga homogéneo. Estos aditivos, presentes en todos los productos analizados salvo en el de marca Yosoy, son seguros en las dosis de empleo permitidas, como ocurre con todos los que se utilizan en alimentos, así que no deberían preocuparnos.

- Añadidos nutricionales. La bebida de soja se emplea habitualmente como sustituto de la leche de vaca. Sin embargo, carece de las vitaminas y minerales que contiene esta última, así que es habitual añadir calcio y vitaminas, como A, D, B2 y B12, para tratar de equiparar su composición. Es lo que ocurre en todos los productos analizados, salvo en Yosoy, que no está enriquecida, por lo que no sería una buena alternativa si queremos emplearla como sustituta de la leche.

EL NATURAL DERECHO A CRITICAR Y A EXPRESARSE.

Llamado de Reporteros Sin Fronteras


Queridos amigos,

Estuve presente esta mañana en la apertura del juicio del atentado (París el 7 de enero de 2015) contra Charlie Hebdo que se prolongará hasta el 10 de noviembre en el juzgado de lo especial de París. Esta prueba es esencial para todos los Charlies del mundo. La intolerancia religiosa sigue provocando demasiada violencia contra los periodistas en todo el mundo. Ocho países han eliminado la noción de blasfemia de su marco legal desde este trágico evento, pero 69 continúan reprimiéndola. Con este juicio, la justicia francesa apoya la libertad de criticar los sistemas de pensamiento, libertad que debe garantizarse en todas partes. 

Hoy más que nunca, la solidaridad con Charlie sigue siendo una exigencia moral porque lo que pasará a la historia de la prensa como "un miércoles negro", puso de relieve la violencia extrema a la que se atreven a criticar o simplemente cuestionar la religión. Un enfoque calificado con demasiada frecuencia como "blasfemo" por las potencias extremistas.

RSF sigue pidiendo a las organizaciones internacionales y los estados que protejan a los periodistas de la intolerancia religiosa.

Mantendremos nuestra resistencia a todos los depredadores de la libertad de prensa que, citando motivos religiosos, perpetúan los horrores contra periodistas y dibujantes de todo el mundo.

Gracias por todo el apoyo.

Bueno para usted,

    REPORTEROS SIN FRONTERAS
    Christophe Deloire
    Secretario general

Agencia Digital...

Agencia Digital...

Importante.

Shell en Nigeria, el peligro ambiental y humano.

Nigeria: El gobierno debe detener la venta, por parte de Shell, de su negocio en el delta del Níger a menos que se protejan plenamente los d...