Buscar en Mundo RED METROnet.

Antigua colisión de cometas agregó una luna más al sistema neptuniano.

Los astrónomos lo llaman "la luna que no debería estar allí".
Después de varios años de análisis, un equipo de científicos planetarios que utilizan el Telescopio Espacial Hubble de la NASA por fin ha encontrado una explicación para una luna misteriosa alrededor de Neptuno que descubrieron con el Hubble en 2013 .

La pequeña luna, llamada Hippocamp, está inusualmente cerca de una luna neptuniana mucho más grande llamada Proteus.
Normalmente, una luna como Proteus debería haber barrido gravitacionalmente a un lado o tragarse la luna más pequeña mientras limpiaba su trayectoria orbital.
Entonces, ¿por qué existe la pequeña luna? Es probable que Hippocamp sea una pieza arrancada de la luna más grande que resultó de una colisión con un cometa hace miles de millones de años. La diminuta luna, de solo 20 millas (unos 34 kilómetros) de ancho, es 1/1000 de la masa de Proteus (que tiene 260 millas [unos 418 kilómetros] de ancho).
"Lo primero que notamos fue que no esperaría encontrar una luna tan pequeña justo al lado de la luna interior más grande de Neptuno", dijo Mark Showalter, del Instituto SETI en Mountain View, California. "En el pasado lejano, dada la lenta migración hacia afuera de la luna más grande, Proteus estuvo una vez donde Hippocamp está ahora".
Este escenario es compatible con las imágenes del Voyager 2 de 1989 que muestran un gran cráter de impacto en Proteus, casi lo suficientemente grande como para haber destruido la luna. "En 1989, pensamos que el cráter era el final de la historia", dijo Showalter. "Con el Hubble, ahora sabemos que un pedacito de Proteus se quedó atrás y lo vemos hoy como Hippocamp". Las órbitas de las dos lunas están ahora a 7,500 millas (unos 12,070 kilómetros) de distancia.

La terrible historia real que inspiró a la oscarizada “Green Book” (y que todos deberíamos recordar)

Muhimu- María Hidalgo.-
Hay películas que son algo más que unos minutos de entretenimiento en la pantalla. Están siendo unos años complicados en muchos países donde ha resurgido con fuerza los fantasmas del racismo, xenofobia, homofobia o fascismo.

La trama del filme está basada en un hecho real, aunque con guion original (también ha obtenido el Oscar) escrito por el propio Farrelly junto a Nick Vallelonga y Brian Hayes Currie, que nos traslada a los Estados Unidos de la década de 1960 en el que la segregación racial todavía estaba muy latente en el país y que está resurgiendo en los últimos años.
Son innumerables las iniciativas y manifestaciones ciudadanas en contra del racismo sistémico en EE.UU en las últimas décadas. Una reciente es la conocida #BlackLivesMatters (“Las vidas de ciudadanos negros importan”) la cual inspiró a millones de personas en EE.UU. y en todo el mundo a ponerse de pie en contra de las injusticias y actos violentos cometidos sistemáticamente contra este grupo.
Es importante dar voz a todas estas historias y los autores de “Green Book” han conseguido hacerlo de una forma magistral. Así lo ha reconocido la 91ª edición de los Premios Oscar, celebrado el pasado domingo 24 de febrero en el Dolby Theatre de Los Ángeles. La cinta que se alzó con el premio de la Academia a la Mejor película ha sido ‘Green Book’, dirigida por Peter Farrelly y protagonizada por Viggo Mortensen y Mahershala Ali (que además, se llevó la estatuilla al Mejor Actor de Reparto).
____ ¿Qué descubrirás en este post? ____
  • Historia real del músico de jazz Don Shirley
  • ¿Por qué era necesaria una Green Book para viajar?
  • #BlackLivesMatter
  • Otros inspiradores discursos de los Premios Oscars

Historia real del músico de jazz Don Shirley

La cinta nos explica la historia de un momento muy preciso en la vida del célebre músico de jazz Don Shirley, quien para realizar una gira de conciertos por varios Estados contrató como chofer y guardaespaldas a Tony Vallelonga.
Por su apellido, Vallelonga, habréis podido deducir que uno de los guionistas de la película ha sido su propio hijo, quien ha llevado a la gran pantalla la singular relación que vivieron el músico y su chofer durante la mencionada gira.
En dicho viaje, y con el fin de no correr ningún peligro, se valieron de una guía conocida como ‘Green Book’, la cual fue realizada en 1936 por un cartero afroamericano, llamado Víctor Hugo Green, quien la creó para ayudar a que los viajeros negros supieran dónde poder alojarse, comer o repostar gasolina durante sus viajes.

¿Por qué era necesaria una Green Book para viajar?

Porque en muchos locales, restaurantes, hoteles, gasolineras, cines, tiendas… de los Estados Unidos, no eran “bienvenidos” las personas que no fueran de raza blanca. Había una segregación racial tan grande, grave y peligrosa que los viajeros necesitaban de estos consejos y guías para poder viajar con seguridad.
A mediados de la década de 1930 la segregación racial en Estados Unidos estaba en uno de los puntos más álgidos. El país intentaba recuperarse de una crisis económica (conocida popularmente como ‘Gran Depresión’) en la que millones de ciudadanos se habían quedado sin empleo. Y como suele suceder, la “aporofobia” nos hace culpar a los más pobres, a los más indefensos y a los más discriminados de las crisis provocadas por las élites económicas.
Hubo muchos brotes de violencia racista al ver que algunos puestos de trabajo habían sido ocupados por personas negras –mano de obra barata-, por lo que un gran número de empresarios preferían contratar a tres afroamericanos y a los que podía pagar el salario de un blanco.
Esto llevó a que algunas familias negras pudieran mejorar su posición económica y llegaran a tener su primera casa en propiedad e incluso un automóvil (que en aquellos años habían abaratado su precio al fabricarse en cadena).
Las personas afroamericanas en sus días libres y vacaciones comenzaron a poder viajar a lo largo y ancho del país pero se encontraron que en aquellos largos trayectos debían hacer paradas para repostar gasolina, comer algo e incluso hospedarse.
Pero la inmensa mayoría de estaciones de servicio, restaurantes o moteles de carretera no admitían servir o dar alojamiento a personas negras.
Esta situación llevó a Víctor Hugo Green, un cartero de color que trabajaba en Harlem (NY) a crear una pequeña guía que tituló ‘El libro verde del automovilista negro’ (The Negro Motorist Green Book) y en la que indicaba aquellos lugares de la ciudad de Nueva York en los que las personas negras eran bien recibidas y atendidas, con el propósito de que aquellos viajeros que pasaran por allí no sintieran rechazo ni discriminación alguna.
Green se inspiró en un pequeño libro que poco antes se había publicado en el que se indicaba qué lugares eran seguros para las personas judías (en un periodo en el que éstas también se sintieron rechazadas por cierto sector de la población).

Agencia Digital...

Agencia Digital...

Importante.

'Perdimos la esperanza. Lo perdimos todo': los residentes de la ciudad de Gaza luchan por sobrevivir

Por Mohammed R. Mhawish .- Ciudad de Gaza, Franja de Gaza – El regreso de Mahmoud Murtaja a su casa en el este de la ciudad de Gaza fue tan...