Buscar en Mundo RED METROnet.

Protestas en Panamá: Acordaron la baja del precio de los combustibles y se despejaron las rutas

Telam.- Panamá anunció el domingo a la noche un compromiso para que organizaciones sindicales y populares liberen completamente las rutas que mantienen bloqueadas desde hace 15 días, tras alcanzar un acuerdo a la baja de los precios de los combustibles.


El Gobierno y los dirigentes de la Alianza Nacional por los Derechos del Pueblo Organizado (Anadepo) "logran el acuerdo del precio del combustible a 3,25 dólares por galón y el levantamiento de los cierres a nivel nacional", dijo la presidencia.

"Estos acuerdos son el resultado del consenso y la buena disposición de las partes para mantener la paz social", agregó el reporte oficial, recogido por la agencia de noticias AFP.

"Muchos panameños y panameñas han sufrido con estas paralizaciones", dijo el vicepresidente José Gabriel Carrizo, tras la firma del acuerdo. "Este es un enorme esfuerzo del Gobierno", agregó.

El compromiso firmado por ambas partes rige desde
este lunes y establece el precio fijo del combustible para
las gasolinas de 91 y 95 octanos y del diésel. Foto: AFP
El compromiso fue suscripto en Santiago de Veraguas, una ciudad ubicada 250 kilómetros al noroeste de Ciudad de Panamá, epicentro de las negociaciones. En esta localidad se mantenían los cierres más fuertes, con centenares de camiones bloqueando la carretera Panamericana, que une al país con el continente.

"Todo abierto. El tránsito de carros y equipo pesado en Veraguas está libre", dijo a la AFP vía telefónica Eduardo Cortés, quien participó de las manifestaciones.

La propuesta de 3,25 dólares por galón (3,78 litros) resultó mejor que los 3,30 ofrecidos por separado, en otra mesa de negociación aparte, a la comunidad indígena de la Comarca Ngäbe-Buglé, en la provincia de Chiriquí, en el extremo oeste del país.

En Chiriquí se producen la mayoría de los alimentos frescos del país, por lo que el bloqueo en esa zona complicaba el abastecimiento de todo Panamá.

El acuerdo también contempla seguir negociando reducciones en la canasta básica y en medicinas.

Sin embargo, algunas organizaciones sindicales rechazaron el compromiso y anunciaron protestas para hoy en todo el país.

Las manifestaciones ocurrieron en un escenario de creciente inflación, un aumento en el precio del combustible, que llegó a ser de 47%, y una tasa de desempleo en torno del 10%.

El gobierno había ofrecido inicialmente una rebaja a 3,95 dólares por galón (desde 5,20 dólares), pero se rechazó.

Las protestas generaron desabastecimiento de gasolina y alimentos, además de pérdidas millonarias, según los gremios empresariales.

Panamá, con 4,2 millones de habitantes, experimenta una de las mayores crisis sociales desde la invasión estadounidense en 1989.

Por más de dos semanas el país fue escenario de manifestaciones y cortes de rutas para exigir al gobierno de Laurentino Cortizo que baje los precios y tome medidas contra la corrupción y el despilfarro de los recursos públicos.

Las autoridades panameñas informaron que debido a los cierres de calles también se vio afectado el traslado de migrantes que, tras llegar a Panamá a través de la selva del Darién, buscan la frontera con Costa Rica, en su ruta hacia Estados Unidos.

Los precios en EE. UU. aumentan al ritmo más rápido en 40 años

BBC.- La inflación, la tasa a la que suben los precios, alcanzó el 9,1% en los 12 meses hasta junio y aumentó un 1,3% solo desde mayo, dijo el Departamento de Trabajo.

Los precios de la gasolina en EE.UU. alcanzaron máximos históricos el mes pasado, con un promedio de más de $5 por galón.


Ha llevado a predicciones de que el banco central de EE. UU. subirá aún más las tasas de interés a finales de este mes.

Según los datos, la tasa de inflación de EE. UU. se encuentra ahora en su nivel más alto desde noviembre de 1981, habiendo aumentado desde el 8,6% de mayo.

Había esperanza de que un cambio en el gasto de bienes a servicios ayudaría a enfriar la inflación, pero la alta competencia por los trabajadores ha llevado a salarios más altos, lo que ha impulsado mayores aumentos de precios.

Los precios en los EE. UU. han estado aumentando desde fines del año pasado debido a la interrupción de la cadena de suministro por Covid y los precios más altos de los alimentos causados ​​​​por el clima severo. La guerra en Ucrania también ha hecho subir los precios de las materias primas a nivel mundial.

Algunos economistas también han culpado a los programas de gasto de Covid del presidente Biden por exacerbar los aumentos de precios. En total, desplegó $ 5 billones (£ 4,1 billones) de estímulo para proteger a los hogares y las empresas del impacto económico de la pandemia.

Análisis:
Samira Hussain, corresponsal de negocios en Nueva York

Anticipándose a los últimos datos, la Casa Blanca comenzó a restar importancia a los números a principios de esta semana, llamando al índice de precios al consumidor una métrica retrospectiva. Y es cierto que estos números resaltan los aumentos de precios del mes anterior sin reflejar caídas de precios más recientes, especialmente en gasolina.

Pero este informe muestra lo duro que se han visto afectadas las finanzas de las familias estadounidenses. La gente ya está cambiando sus hábitos de gasto y utilizando sus ahorros para pagar la vivienda y la alimentación.

El valor real de las ganancias por hora estadounidenses ha caído más rápido que en cualquier otro momento desde los años 80. Y eso es lo que preocupa al presidente estadounidense Joe Biden y su partido. Las elecciones intermedias son en noviembre, los demócratas están desesperados por mantener su estrecha mayoría en el Congreso. Pero el alto costo de la vida pesa en la mente y el bolsillo de los votantes.

A principios de esta semana, la administración Biden, cuya popularidad ha caído a medida que se dispara la inflación, trató de minimizar el aumento de precios de junio, enfatizando que los costos de la energía y otras materias primas han caído considerablemente desde entonces.

Pero Quincy Krosby, estratega jefe de acciones de LPL Financial, dijo que los comentarios eran una "indicación de que la preocupación se ha profundizado para la administración".

"Nadie esperaba una impresión superior al 9%", agregó.

Los mercados financieros esperan que el banco central de EE. UU. vuelva a subir las tasas de interés para frenar el aumento de los precios en su reunión dentro de quince días.

El mes pasado, anunció el mayor aumento de tasas en casi 30 años, aumentando su tasa de interés clave en tres cuartos de punto porcentual a un rango de 1,5% a 1,75%. Es ampliamente inclinado a subir las tasas por un margen similar en julio.

A pesar de las preocupaciones, Krosby dijo que había señales de que Estados Unidos estaba "cerca de alcanzar un máximo o estancarse en la inflación".

“Estamos comenzando a ver que los precios de las materias primas, el flete y el envío bajan, y los desafíos de la cadena de suministro global parecen estar disminuyendo en el margen, lo que debería llevar a que los precios bajen”, dijo.

Agencia Digital...

Agencia Digital...

Importante.

Shell en Nigeria, el peligro ambiental y humano.

Nigeria: El gobierno debe detener la venta, por parte de Shell, de su negocio en el delta del Níger a menos que se protejan plenamente los d...