jueves, enero 05, 2017

Los secretos ocultos de las nubes de Orión

Esta imagen del telescopio de rastreo infrarrojo VISTA, instalado
en el Observatorio Paranal de ESO, en el norte de Chile es parte
de uno de los mosaicos más grandes en alta resolución en
infrarrojo cercano de Orión jamás creada. Cubre la nube
molecular de Orión A, la fábrica de estrellas masivas conocida
más cercana, a unos 1.350 años luz de la Tierra, y revela la
presencia de numerosas estrellas jóvenes y de otros objetos
que, de otro modo, permanecerían ocultos en las  profundidades
de las nubes de polvo.
Crédito: ESO/VISION survey

Un sondeo de VISTA proporciona la imagen más detallada de la nube molecular de Orión A en el infrarrojo cercano.

Esta espectacular nueva imagen es uno de los mosaicos más grandes en alta resolución en infrarrojo cercano de la nube molecular de Orión A, la fábrica de estrellas masivas conocida más cercana, a unos 1.350 años luz de la Tierra. Fue tomada con el telescopio de rastreo infrarrojo VISTA, instalado en el Observatorio Paranal de ESO, en el norte de Chile, y revela la presencia de numerosas estrellas jóvenes y de otros objetos que, de otra manera, permanecerían ocultos en las profundidades de las nubes de polvo.


Esta colección de imágenes destacadas proviene de una
nueva imagen infrarroja de la nube molecular Orión A,
obtenida con el telescopio VISTA. 
Pueden verse claramente numerosas estructuras curiosas,
incluyendo los chorros (jets) rojos de estrellas muy jóvenes,
nubes oscuras de polvo e incluso pequeñas imágenes de
galaxias muy lejanas.
Crédito: ESO/VISION survey
La nueva imagen del sondeo VISION (VIenna Survey In Orion) es un montaje de imágenes tomadas en la parte del infrarrojo cercano del espectro [1] por el telescopio de rastreo VISTA en el Observatorio Paranal de ESO, en Chile. Cubre la totalidad de la nube molecular de Orión A, una de las dos nubes moleculares gigantes del Complejo Molecular de la nube de Orión (OMC, Orion Molecular Complex). Orión A se extiende aproximadamente ocho grados hacia el sur en la familiar zona de Orión conocida como la espada [2].

VISTA es el telescopio de sondeo más grande del mundo, cuenta con un gran campo de visión y está dotado con detectores infrarrojos muy sensibles, características que lo hacen ideal para la obtención de imágenes en infrarrojo profundas y de alta calidad, requeridas por este ambicioso estudio.

El sondeo VISION ha dado lugar a un catálogo que contiene casi 800.000 estrellas individuales identificadas, objetos estelares jóvenes y galaxias lejanas, lo que representa la información más profunda y la mayor cobertura alcanzadas hasta ahora por ningún estudio en esta región del cielo [3].

VISTA puede ver la luz que el ojo humano no puede, permitiendo a los astrónomos identificar muchos objetos escondidos en esta guardería estelar. Las estrellas muy jóvenes que no pueden verse en imágenes de luz visible se revelan cuando se observan a longitudes de onda infrarrojas, más largas, donde el polvo que las envuelve es más transparente.

Esta secuencia compara una nueva imagen infrarroja tomada con el telescopio de rastreo VISTA, instalado en el Observatorio Paranal de ESO, en el norte de Chile, con otra de la misma región tomada en el rango visible y que pertenece al sondeo Digitized Sky Survey 2 (DSS).
Esta nueva imagen infrarroja de VISTA forma parte de uno de los mosaicos más grandes en alta resolución en infrarrojo de Orión y cubre la nube molecular de Orión A, la fábrica de estrellas masivas conocida más cercana, a unos 1.350 años luz de la Tierra. Las nuevas imágenes infrarrojas revelan la presencia de numerosas estrellas jóvenes y de otros objetos que, de otra manera, permanecerían ocultos en las  profundidades de las nubes de polvo.
Crédito:

Credits: ESO/VISION survey/Digitized Sky Survey 2.
Music: 
Johan B. Monell

La nueva imagen representa un paso hacia un conocimiento completo de los procesos de formación de estrellas en Orión A, tanto para estrellas de baja masa como para estrellas masivas. El objeto más espectacular es la gloriosa nebulosa de Orión, también llamada Messier 42 [4], hacia la izquierda de la imagen. Esta región forma parte de la espada de la famosa y brillante constelación de Orión (el cazador). El catálogo de VISTA cubre tanto objetos conocidos como nuevos descubrimientos. Estos incluyen cinco nuevos candidatos a objeto estelar joven y diez candidatos a cúmulos de galaxias.

En otras partes de la imagen, podemos mirar en el interior de la nubes moleculares oscuras de Orión A y descubrir muchos tesoros ocultos, incluyendo discos de material que podrían dar origen a nuevas estrellas (discos pre-estelares), nebulosidades asociadas a estrellas recién nacidas (objetos Herbig-Haro), pequeños cúmulos de estrellas e incluso cúmulos de galaxias más allá de la Vía Láctea. El sondeo VISION permite estudiar de forma sistemática las fases evolutivas más tempranas de estrellas jóvenes en el interior de nubes moleculares cercanas.

Esta imagen de Orión A, con un nivel de detalle impresionante, establece una nueva base observacional para continuar los estudios sobre formación de estrellas y de cúmulos y pone de relieve, una vez más, las capacidades del telescopio VISTA para obtener imágenes de amplias áreas del cielo de forma rápida y profunda en la parte infrarroja del espectro [5]

Notas

[1] El sondeo VISION cubre aproximadamente 18,3 grados cuadrados en una escala de aproximadamente un tercio de segundo de arco por píxel.

[2] La otra nube molecular gigante en la nube molecular de Orión es Orión B, que se encuentra al este del Cinturón de Orión.

[3] El sondeo VISION completo incluye una región aún más grande que la que se muestra en esta imagen, que cubre 39.578 x 23.069 píxeles.

[4] La nebulosa de Orión fue descrita por primera vez a principios del siglo XVII, aunque la identidad del descubridor es incierta. Messier, el cazador de cometas francés, hizo un esbozo preciso de sus características principales a mediados del siglo XVIII y le dio el número 42 en su famoso catálogo. También asignó el número 43 a la región más pequeña e independiente al norte de la parte principal de la nebulosa. Más tarde, William Herschel especuló que la nebulosa podría ser "el material caótico de futuros soles" y los astrónomos han descubierto, desde entonces, que la niebla es, de hecho, gas que brilla intensamente a la feroz luz ultravioleta de estrellas calientes jóvenes formadas allí recientemente.

[5]
A VISION, el exitoso sondeo de Orión, le seguirá un nuevo sondeo público más grande de otras regiones de formación estelar con VISTA, llamado VISIONS, que se iniciará en abril de 2017.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario