sábado, abril 14, 2018

Siria responde sin ayuda de Rusia al ataque de EE UU

El ataque de EE UU, Reino Unido y Francia contra los presuntos objetivos de armas químicas en Siria ha tenido una respuesta del régimen de Bachar al Asad.
 Las defensas antiaéreas han estado operativas y a pleno rendimiento durante toda la madrugada del sábado hasta el punto de que han interceptado una gran cantidad de los misiles lanzados por EEUU, Reino Unido y Francia, según han confirmado fuentes del gobierno ruso, tradicional aliado del gobierno sirio.

Además, el Ministerio de Defensa ruso ha confirmado que no empleó sus sistemas de defensa antiaérea desplegados en Siria para repeler el ataque de Estados Unidos y sus aliados. "Nuestros sistemas antiaéreos no fueron usados. Ningún misil (aliado) entró en la zona" defendida por Rusia, ha dicho en una rueda de prensa el jefe de operaciones del Estado Mayor ruso, Serguéi Rudskoi.

Según Rudskoi, los sistemas antimisiles sirios, la mayoría de los cuales son de producción soviética, derribaron 71 cohetes lanzados por EE UU y el Reino Unido.

Por su parte, el Ejército sirio ha asegurado que las fuerzas de Defensa Antiaérea derribaron "la mayoría" de los 110 misiles que lanzaron EE UU, Francia y Reino Unido contra posiciones en Damasco y en la provincia central de Homs.

El portavoz de la Comandancia General del Ejército sirio, Ali Maihub, ha afirmado en un discurso televisado que "la agresión tripartita fue llevada a cabo a las 3.55 hora local (2.55 hora peninsular española)" contra "objetivos sirios en Damasco y fuera de Damasco" y que fueron lanzados en total 110 misiles.

Maihub ha asegurado que otros no pudieron ser interceptados e impactaron en el centro de investigación de Barza, cerca de la capital siria, en el que se encuentra un laboratorio científico y un centro educativo, y que solo hubo daños materiales. Sin embargo, "algunos misiles, que se dirigían a una posición militar
cerca de Homs, fueron desviados de su trayectoriay la explosión de uno de ellos causó heridas a tres civiles", ha dicho el portavoz castrense.

Asimismo, ha reiterado que el liderazgo militar "va a continuar defendiendo Siria y protegiendo a sus ciudadanos, y que estas agresiones no van a detener a las fuerzas armadas sirias de continuar aplastando a los grupos terroristas armados".

Rudskoi, por su parte, ha asegurado que en el ataque lanzado por los aliados no ha muerto ni un solo militar sirio.

También ha señalado que además de objetivos científicos e industriales, el ataque se dirigió contra tres aeropuertos de las Fuerzas Aéreas sirias, entre ellos la base aérea Al Shayrat, atacada el año pasado por Washington. Según el militar ruso, las fuerzas sirias lograron derribar todos los misiles dirigidos contra esos aeropuertos.

La versión de EE UU
Mientras, el Pentágono ha informado de tres ataques lanzados por EE UU, Reino Unido y Francia contra instalaciones utilizadas, según Washington, para la producción y almacenaje de armas químicas.

Los ataques, siempre según la versión estadounidense, se dirigieron contra un centro de investigación científica cerca de Damasco, dos almacenes con armas químicas en la provincia de Homs y un centro de mando ubicado también en esa provincia siria.El régimen sirio, en alerta
Mientras tanto, las fuerzas gubernamentales sirias están en alerta en las zonas bajo su control por temor a nuevos ataques de EE UU, el Reino Unido y Francia en el país árabe, según ha informado el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

La ONG ha apuntado que, según sus datos, la agresión tuvo como blanco el centro de investigaciones científicas de Yamraya, al noreste de la capital siria, y almacenes de la Compañía IV del cuerpo de élite de la Guardia Republicana Siria en el área del aeropuerto militar de Meze, también en Damasco.

También fueron objetivo varios depósitos en Al Kasua, en el norte de Damasco, y un centro de investigaciones científicas en las afueras de la ciudad de Homs, en el centro del país.


La ONG agregó que se oyeron varias explosiones en la región de Al Qalamún, al norte de Damasco, pero que se desconoce la causa. El Observatorio destacó que no ha documentado víctimas por el impacto de los proyectiles, que sí causaron daños materiales en esos lugares.

Explicaciones del y por el ataque 

El presidente estadounidense, Donald Trumpanunció su decisión de atacar territorio sirio en el marco de una operación conjunta con París y Londres. Asimismo, ha asegurado que la respuesta militar de Washington a Damasco será "de larga duración", si las autoridades del país "no dejan de usar armas químicas".
El bombardeo se ha efectuado bajo el pretexto del presunto ataque químico en la ciudad siria de Duma (Guta Oriental), del cual Occidente acusa, sin tener ninguna prueba, al Gobierno de Al Assad.
Un ataque sin pruebas
La semana pasada, Occidente acusó al gobierno del presidente sirio Bashar Al Assad de haber perpetrado el 7 de abril un ataque químico en la ciudad de Duma (Guta Oriental), tras aparecer reportes no confirmados sobre esa supuesta acción.
El Consejo Ejecutivo de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ, por sus siglas en inglés) anunció que emprendería una investigación independiente el 14 de abril, pero el bombardeo a Siria por parte de EE.UU., Francia y el Reino Unido fue realizado antes de que la misión llegara al terreno. El presidente Donald Trump ordenó el ataque sin autorización del Congreso de su país ni la aprobación del Consejo de Seguridad de la ONU.


IMÁGENES: Así fue el ataque lanzado por EE.UU. contra Siria

En las redes sociales se han difundido las primeras imágenes del bombardeo lanzado este sábado por EE.UU. contra Siria.
En las imágenes se aprecian los sistemas de defensa aérea sirios en Damasco, que se activaron en medio de los ataques aéreos estadounidenses, británicos y franceses.



Poco antes, el presidente de EE.UU., Donald Trumpanunció su decisión de atacar territorio sirio en el marco de una operación conjunta con Francia y el Reino Unido.


"Ordené a las Fuerzas Armadas de Estados Unidos realizar ataques de alta precisión contra los objetos relacionados con el potencial de las armas químicas del dictador sirio Bashar al Assad", declaró el presidente.
El pretexto para atacar a ese país árabe fue el presunto ataque químico en la urbe de Duma (Guta Oriental), del cual Occidente acusa, sin tener ninguna prueba, al Gobierno de Bashar al Assad.
El Gobierno sirio niega vehementemente haber realizado ese ataque. Damasco, en virtud del acuerdo sobre la destrucción de sus armas químicas, suscrito en 2013, procedió a registrar todo su arsenal de ese tipo, que fue llevado fuera del territorio sirio.
Por su parte, el ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrovcomunicó este viernes que Moscú tiene "datos irrefutables" de que el incidente en Duma fue un montaje, en la que participaron los servicios secretos de un país occidental.
Agregó además que los expertos rusos que examinaron el lugar del supuesto ataque no hallaron "ninguna confirmación del uso de armas químicas". Al mismo tiempo, subrayó que los técnicos de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas llegarán probablemente a Damasco la mañana de este sábado para llevar a cabo su propia investigación.
El representante permanente de Rusia ante la ONU, Vasili Nebenzia, subrayó que no está confirmado que en Duma se emplearan sustancias químicas prohibidas.
En enero de 2016, la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) –que recibió por ello el Premio Nobel de la Paz– anunció que el arsenal químico de Siria había sido completamente eliminado.
Hasta ahora no ha sido presentada ninguna prueba que confirme el supuesto ataque químico. El embajador ruso en Naciones Unidas, Vasili Nebenzia, destacó ante el Consejo de Seguridad de ese organismo internacional que en los hospitales de Duma no hay pacientes con síntomas de intoxicación ni hay pruebas de suelo que delaten el uso de sarín o cloro.
Además, los servicios rusos de seguridad química y radiológica viajaron al supuesto lugar del incidente, pero "no se encontraron personas tratadas por intoxicación química", informó la embajada de Moscú en Londres a través de un comunicado.
El 13 de abril, el ministro de Exteriores de Rusia, Sergéi Lavrov, afirmó que su gobierno tiene "datos irrefutables" de que el presunto ataque químico es "una nueva puesta en escena y en ella participaron los servicios secretos de uno de los Estados que se desvive por estar en la vanguardia de la campaña rusófoba".

No hay comentarios.:

Publicar un comentario