jueves, enero 22, 2015

¿Cuál es la diferencia entre las ejecuciones de Arabia Saudita y las del Estado Islámico?

REUTERS/Andrew Biraj
El sitio web Middle East Eye hizo una comparación del código penal yihadista publicado por el Estado Islámico y el sistema penal de Arabia Saudita, país donde recientemente fue ejecutada la décima persona en solo dos semanas. 
actualidad.rt - El código penal recién presentado por el Estado Islámico permitió al sitio web Middle East Eye analizar y comparar la pena por distintos crímenes en el califato autoproclamado y el país saudita, informa el periódico 'The Washington Post'.

Algunos expertos sostienen que el islam fundamentalista practicado tantos por los yihadistas del Estado Islámico como por Riad tiene algunos vínculos teológicos.


Una diferencia clave entre el Estado Islámico y Arabia Saudita, por supuesto, es que este último es un aliado clave de EE.UU. en la región y un miembro de la coalición contra el califato terrorista liderada por el país norteamericano, destacó el periódico.
  
¿Por qué Arabia Saudita sigue practicando decapitaciones públicas?

La décima ejecución en Arabia Saudita en solo dos semanas plantea preguntas sobre el origen de un sistema penal tan sangriento. El portal Vox explica las raíces de la crueldad legal en esta monarquía del Golfo.
El año 2015 se perfila en Arabia Saudita como un año más sangriento que el año pasado, cuando 87 personas fueron ejecutadas por el Estado, ya que este año en tan solo dos semanas han sido ejecutadas 10 personas.

Los orígenes de la tradición saudita de condenar a muerte según la ley coránica están en el acuerdo del año 1744 entre la monarquía saudita y los líderes clericales ultraconservadores del país, explica el portal Vox.

AFP
Un pacto de 270 años entre el clan saudita y un líder religioso fundamentalista

El lugar que hoy conocemos como Arabia Saudita estaba dividido entre muchos clanes rebeldes en el año 1744. Mohammed Ibn al Saud, líder del clan menor, se reunió con un líder religioso suní que había profesado el islam puritano, Mohamed Ibn al Wahhab.

Con el apoyo de Al Wahhab, a principios de 1800 la dinastía de Al Saud extendió su dominio sobre un territorio mayor que el actual México y junto a su gobierno implantó una versión del islam muy austera como agradecimiento a los clérigos.

Bilal Qabalan/AFP/Getty Images
El regreso de las prácticas medievales a la vida del Estado moderno

El próspero Estado saudita fue destruido en 1818 por el Imperio otomano y reconstruido como una alianza moderna entre la monarquía saudita y los wahabitas en el año 1932. Los líderes del nuevo país impusieron la legislación islámica recopilada hacía nueve siglos para, otra vez, obtener el apoyo del poderoso clero.

Los intentos de modernizar la ley y la justicia en la segunda mitad del siglo XX llevaron al asalto de la Gran Mezquita de la Meca en 1979 perpetrado por extremistas religiosos que exigían el derrocamiento de la monarquía saudita por traicionar los valores islámicos ultraconservadores.

La crueldad del Estado se basa más en la política que en la religión
HAMAD OLAYAN / AFP
En el año 1991, cuando el clero prácticamente se rebeló contra la monarquía que permitió abrir en el país una base militar para las tropas estadounidenses, los líderes del Estado permitieron a los clérigos radicales financiar a los yihadistas en el extranjero en lugar de crear problemas en casa y, de nuevo, endurecieron las leyes coránicas para sus propios ciudadanos.


Por eso, la ley saudita contiene una interpretación mucho más estricta de la ley islámica que la de casi todos sus vecinos, y las prácticas sauditas de castigar a sus ciudadanos son vistas con horror en gran parte de Oriente Próximo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario