Buscar en Mundo RED METROnet.

Civiles armados de EE.UU. viajan a la frontera con México para detener la caravana de migrantes

Se trata de milicias no reguladas que actúan por su cuenta y no están habilitados para hacer cumplir la ley.


Grupos de civiles armados de EE.UU. se dirigen a la frontera con México para frenar la caravana de migrantes centroamericanos, que se dirige al país atravesando el territorio vecino.
Según el Washington Post, esto grupos están empaquetando carpas, engrasando rifles y afinando aviones no tripulados. "Observaremos e informaremos, y ofreceremos ayuda de cualquier manera que podamos", ha declarado al citado diario Shannon McGauley, presidente de los autodenominados 'Minutemen de Texas', quien afirma que tienen ya a 100 voluntarios rumbo a Río Grande.
Además, McGauley asegura que otras milicias procedentes de Oregón, Indiana e incluso dos de ellas de Canadá también se dirigen a la zona.
Migrantes centroamericanos en la ciudad de Córdoba, Veracruz, México, el 5 de noviembre de 2018.
Al menos 200 miembros podrían presentarse
Por otro lado, según unos documentos obtenidos por Newsweek de fuentes del Pentágono, estos grupos utilizarían equipos robados a la Guardia Nacional y operarían bajo el "disfraz de patrullas ciudadanas". Así, el departamento de Defensa de EE.UU. denomina a estos ciudadanos "milicias armadas no reguladas" y considera que no tienen potestad para hacer cumplir la ley. Además, el texto estima que alrededor de 200 miembros podrían acudir a la frontera con México.

En el mundo disminuye la conexión a internet.

Informe de Asequibilidad A4AI 2018, octubre de 2018- Fundación web, Alianza para Internet asequible.
 La Alianza para Internet asequible (A4AI) ha publicado la edición más reciente de su Informe anual de asequibilidad. El informe de 2018 marca el quinto año de investigación innovadora de A4AI sobre el estado de la política para promover el acceso a Internet asequible en todo el mundo.


La nueva investigación muestra que el crecimiento de las personas que se conectan en línea ha experimentado una desaceleración dramática, con más de la mitad del mundo, equivalente a casi 4 mil millones de personas, aún sin conexión.
Para miles de millones de personas que aún no están en línea, la accesibilidad es una barrera importante para el acceso. A4AI trabaja para reducir los precios de Internet, y el Informe de asequibilidad representa un esfuerzo continuo de A4AI para comprender por qué algunos países han logrado que el acceso a Internet sea más asequible y qué otros pueden y deben hacer para ponerse al día.
El Informe de Asequibilidad de 2018 evalúa el progreso normativo y regulatorio realizado en 61 países de ingresos medios y bajos y encuentra que, a pesar de la creciente atención mundial sobre la importancia del acceso a Internet asequible para todos, las políticas no avanzan al ritmo necesario para hacerlo. Los principales hallazgos incluyen:

El periodista ruso Igor Rudnikov, continúa en prisión

Un año después de la detención del periodista ruso Igor Rudnikov, el Representante de la OSCE reitera llamado para su liberación

VIENA- El Representante de la OSCE para la Libertad de los Medios de Comunicación, Harlem Désir, expresó su preocupación por la prolongada detención del periodista Igor Rudnikov en Kaliningrado en la Federación Rusa y reiteró su llamamiento a las autoridades del país para liberarlo.
“La larga detención de Igor Rudnikov durante más de un año y extensión repetida de su detención es muy preocupante y plantea serias preocupaciones”, dijo Desir. “Pido a las autoridades rusas para liberar al periodista y se le permita continuar su importante labor periodística sin interferencia indebida.”
El 1 de noviembre 2017 Rudnikov, editor y fundador del diario Noviye Kolyosa, fue detenido a la fuerza por los representantes del Servicio de Seguridad Federal de Rusia, sobre la acusación de extorsionar a un oficial de policía de alto nivel en la región de Kaliningrado. Su detención se ha ampliado varias veces, y la actual está prevista que finalice en marzo de 2019. El periodista y su periódico son bien conocidos por su periodismo de investigación, particularmente en relación con las actividades de las autoridades locales.
El Representante ha planteado anteriormente este caso (ver www.osce.org/fom/354601).
En marzo de 2016, Rudnikov fue atacado y recibió múltiples heridas de arma blanca en un incidente condenado por el Representante (ver www.osce.org/fom/230601).

Internet, derivaciones y paradojas

alainet.org- Osvaldo León.- Escándalo tras escándalo, relacionados con la violación de la privacidad y manipulación de datos personales, un remezón expansivo ha tocado la imagen idílica que engalana al puñado de corporaciones digitales predominantes en Internet, afectando particularmente a Facebook y en menor medida a Google, ambas en el negocio de anuncios personalizados en línea (targeted online ads). 

Facebook se puso en la mira a raíz de las revelaciones de que dejó filtrar datos de decenas de millones de usuarios a la firma británica Cambridge Analytica, que los puso al servicio de sus clientes en campañas políticas.  No por tratarse de la primera denuncia sino por la resonancia alcanzada y sus implicaciones como plataforma que se presta a la manipulación política, como sería el caso durante las elecciones presidenciales estadounidense en 2016.  En la última semana de septiembre esta firma registró un nuevo revés: unas 50 millones de cuentas fueron pirateadas por una falla de seguridad.
Google ha sido reiteradamente denunciado por alterar los resultados del servicio de búsquedas que ofrece para beneficiarse comercialmente o para promover una ideología determinada desde el momento en que, desde su arbitrio, puede disponer qué se puede ver y en qué orden, y qué descarta o censura.  Aunque la empresa lo niega, en julio 2018 la Unión Europea le impone una multa de USD 5 mil millones por haber incumplido con ciertas leyes antimonopólicas al haber manipulado los algoritmos de búsquedas para favorecer al servicio de compras corporativo de su propiedad.  Para el Dr. Robert Epstein, investigador del American Institute for Behavioral Research and Technology, cerca del 25% de las elecciones nacionales en el mundo son decididas por Google[1].
Ante estos acontecimientos, la cobertura mediática corporativa se ha empeñado en presentarlos como hechos aleatorios, siendo que revelan un gran problema de fondo: la imbricación de las grandes empresas en Internet con el modelo de vigilancia imperante, con severas implicaciones sobre la vida democrática y la vida social en general, no solo por lo que están haciendo sino por lo que pueden hacer en el futuro.
En razón de estos escándalos, de alguna medida se ha fragilizado el mito de la neutralidad que las redes digitales predominantes buscan fomentar.  Y por lo mismo, no solo que están aflorando importantes preguntas sobre la privacidad y la vigilancia en Internet, sobre la supervisión democrática de estas plataformas, sino que también se está abriendo la oportunidad para discutir la implementación de regulaciones de las redes digitales, siendo que a otros medios si se las aplican.  La cuestión es: ¿con qué sentido y alcance?  Por lo mismo, vale señalar algunos elementos de contexto.

Expansión del campo comunicacional
En tanto factor básico de las relaciones humanas, la comunicación constituye un componente ineludible de toda actividad social, por lo que toda dinámica social presupone un proceso comunicacional.  Con el desenvolvimiento de los medios de comunicación y su institucionalización, los procesos comunicacionales han registrado cambios profundos e irreversibles.  Tan es así que es muy común que se pierda de vista que los medios apenas son un componente de los procesos de comunicación y no el proceso mismo.
Esta trayectoria no solo señala la posibilidad de contar cada vez más con nuevos conductos para transmitir mensajes, sino la constitución de instancias que acumulan poder en la medida que -al afectar el proceso de producción, almacenamiento y circulación de información y contenido simbólico- se tornan gravitantes en la construcción del entorno cultural.  De ahí que la comunicación es uno de los factores que históricamente la modernidad capitalista ha conjugado con el cambio sociopolítico y crecimiento económico.
Específicamente, los medios de difusión asumen un rol fundamental en los procesos de consumo (expandir mercados), y como negocios ellos mismos priorizan la ampliación de audiencias (mercancía primaria) por encima de la calidad y responsabilidad social, de ahí el creciente peso del entretenimiento.  Al tiempo que desempeñan un papel ideológico y de disciplinamiento social clave.
Con el vertiginoso desarrollo registrado por la comunicación en el mundo contemporáneo y su impacto en todos los órdenes de la vida, de más en más se están irradiando sus prerrogativas para asumir una serie de roles de control social que antes desempeñaban otras instituciones (partidos, escuelas, iglesias, etc.).  Una de las secuelas de este reordenamiento es la creciente importancia de la opinión pública en tanto espacio para dirimir los conflictos sociales y políticos.  Lo cual, entre otras cosas, ha conducido a una ampliación del campo comunicacional, con actividades como el marketing, los sondeos de opinión, el manejo de imagen, etc., que exigen un tratamiento multidisciplinario.

El fiasco de Harvard: mil millones de dólares en tierras agrícolas

farmlandgrab.org- Uno de los mayores compradores de tierras agrícolas del mundo está en problemas debido a su implicación en conflictos por la tierra, destrucción ambiental e inversiones arriesgadas. Este nuevo informe de GRAIN y Rede Social de Justiça e Direitos Humanos1 presenta por primera vez un análisis exhaustivo de las cuestionadas inversiones de la Universidad de Harvard en tierras agrícolas por todo el mundo.

El informe encontró que:
·         El fondo de dotación de Harvard ha gastado unos mil millones de dólares en la adquisición de más de 850 mil hectáreas de tierras agrícolas en todo el mundo, convirtiendo a la Universidad en uno de los mayores y más diversos inversionistas agrarios a nivel geográfico.
·         Las adquisiciones de tierras agrícolas por parte de Harvard fueron hechas sin las auditorías previas adecuadas y han contribuido al desplazamiento y el acoso a comunidades tradicionales, a la destrucción ambiental y a conflictos por el agua. En particular, las consecuencias de estas adquisiciones son perjudiciales en Brasil, donde el fondo de dotación de Harvard adquirió casi 300 mil hectáreas de tierras en el Cerrado, la sabana más biodiversa del mundo.
·         Las poco claras inversiones en tierras de Harvard tuvieron como resultado ganancias inesperadas para los administradores de los fondos y sus socios comerciales, pero fracasaron como estrategia de inversión para la universidad.
Este informe exhorta a los estudiantes, docentes y ex alumnos de Harvard a exigir que el fondo de dotación de la Universidad termine con todas las inversiones en tierras agrícolas, tome medidas inmediatas para resolver todos los conflictos de tierras asociados a sus propiedades actuales y asegure que las comunidades afectadas sean compensadas adecuadamente por los daños.
 Palmerina Ferreira Lima, frente a su casa
en el pueblo de Melancías, Piauí, Brasil.
Foto- Rosilene Miliotti - FASE
 “El agua: se terminó”
Palmerina Ferreira Lima es una mujer de 77 años, de la aldea de Melancias, ubicada en la ribera del Río Uruçuí Preto, en el estado brasileño de Piauí. Por más de cien años, su comunidad vivió de las tierras fértiles, de la exhuberante sabana y sus aguas abundantes, en la norteña región del Cerrado, de gran biodiversidad. Pero aquellos días de bienestar son recuerdos lejanos.2
Hace algunos años, poderosos hombres de negocios cercaron las tierras que rodeaban el poblado y erigieron grandes plantaciones de soja industrial. La comunidad de Palmerina ya no tuvo acceso a la tierra de la cual dependieron para alimentar a sus familias por generaciones. Comenzaron a sufrir problemas de salud que antes no existían, producto de las fumigaciones aéreas de pesticidas, que son arrastradas por el viento desde los cultivos hacia sus casas. Los pesticidas también destruyeron sus cultivos y contaminaron sus fuentes locales de agua. Y esos ríos y vertientes, que alguna vez fueron abundantes y llenos de peces, ahora se están secando debido a la deforestación y al riego de las plantaciones.
“El agua: se terminó. Lo que queda es muy poco. Tenemos miedo a morir de sed. Bastaría con detener estos proyectos y el agua volvería. Pero no los detienen. No. Seguramente los detendrán cuando el río esté totalmente seco”, señala Palmerina.
Aunque la gente de Melancias no lo sabe, uno de los predios que les está ocasionando este daño es propiedad de la Universidad de Harvard. El involucramiento de Harvard no es obvio porque siendo una universidad de elite su propiedad está oculta tras una compañía administrada por socios brasileños locales. Harvard contrató a estos empresarios para que adquirieran la tierra y explotaran la tierra a nombre de ellos. Pocas personas saben que este mismo grupo brasileño de negocios adquirió por lo menos otras 5 propiedades para Harvard en esta área de Brasil, con iguales consecuencias para las personas que ahí viven. Y este es solamente uno de los tres grupos brasileños con los cuales trabajó Harvard para adquirir cerca de 300 mil hectáreas de tierras de cultivo en el nordeste de Brasil, en el Cerrado, entre 2008 y 2016, convirtiendo a Harvard en uno de los principales propietarios extranjeros de tierras agrícolas en el país.
Las tierras de cultivo de Harvard en Brasil son sólo una parte de un rompecabezas mucho mayor, oculto tras una oscura red de compañías que compran tierras agrícolas a nombre de la Universidad en todo el mundo. Nuestras investigaciones revelan que, a lo largo de la última década, Harvard hizo uso de múltiples estructuras empresariales para adquirir extensas tierras de cultivo en Brasil, Sudáfrica, Rusia, Ucrania, Nueva Zelanda, Australia y Estados Unidos. Protegidos del escrutinio público, el fondo de dotación de la universidad acumuló en menos de diez años una de las mayores carteras de tierras de cultivo, más que cualquiera de las compañías financieras del mundo.
El despilfarro de Harvard en tierras agrícolas en el mundo
Harvard comenzó a comprar tierras agrícolas inmediatamente después de la crisis financiera y de los precios de los alimentos, de 2007-2008. Fue uno de los numerosos fondos de dotación, de pensiones y otras instituciones de inversión que comenzaron a adquirir tierras agrícolas en los inicios de la crisis e las inversiones de alto riesgo y del colapso del mercado inmobiliario en Estados Unidos y Europa. Mientras que la Asociación de Seguros y Anualidades Magisteriales (TIAA, por sus siglas en inglés) de Nueva York tomó el liderazgo en la compra de tierras agrícolas entre los fondos de pensión, Harvard, con su fondo de dotación de 37 mil cien millones de dólares, rápidamente se convirtió en el principal comprador de tierras agrícolas entre las universidades (ver Tabla 1.)3
Tabla 1. Fondos de dotación de las principales universidades estadounidenses en cuyos portafolios de inversiones existen transacciones con tierras agrícolas.
Fondo de dotación
Activos gestionados (en miles de millones de dólares estadounidenses)
Asignación para recursos naturales (en millones de dólares estadounidenses)
Ubicación de las tierras agrícolas
University of Texas Investment Management Company
40,3
4 978
Australia, América Latina
Harvard Management Company
36,0
4 644
África, Oceania, América Latina, EUA
Princeton University Investment Company
21,7
3 625
Desconocido
Stanford Management Company
29,1
2 301
Desconocido
Yale University Endowment
25,4
2 007
Desconocido
University of Michigan Endowment
9,7
700
Desconocido
Emory University Endowment
4,6
642
Desconocido
University of Pennsylvania Endowment
10,7
642
Desconocido
Harvard ya había realizado importantes gestiones destinadas a la adquisición de plantaciones forestales maderables.4 Así que la inversión de fondos de dotación en tierras agrícolas no era algo totalmente nuevo para y se ajustarían fácilmente a su cartera de recursos naturales. Las inversiones en madera proporcionaron también contactos en todo el mundo y un modelo replicable de inversión en tierras en el mundo, a través de empresas ficticias en el extranjero y oscuras subsidiarias.
En 2008, la universidad comenzó a comprar tierras en Brasil, Sudáfrica y Nueva Zelanda. Luego vino una importante inversión en Rusia y Ucrania, seguida por varias compras de estancias en Australia y en Estados Unidos. Para junio de 2017, Harvard había inyectado más de 930 millones de dólares en varias de sus subsidiarias de tierras agrícolas y había adquirido más de 850 mil hectáreas en todo el mundo.5
Las adquisiciones de tierras de cultivo de Harvard son canalizadas a través de complejas estructuras empresariales, haciendo difícil comprobar la propiedad de las tierras agrícolas. Incluso la propia junta de supervisores no tiene una clara visión de las tierras que el fondo posee y administra.6

Una estructura corporativa poco transparente
 Figura 1- Adquisiciones de tierras agricolas por el fondo de dotación de Harvard.
Por sobre cada una de las estructuras de inversiones en tierras agrícolas hay una subsidiaria en Boston, exenta de impuestos, que administra diferentes partes de las inversiones del fondo de dotación. Estas subsidiarias, que participan en la adquisición de tierras agrícolas, son Blue Marble Holdings, Phemus, Demeter y Harvard Private Capital Realty.
La información que aparece en la declaración de impuestos de estas subsidiarias de Boston, muestra que Harvard canalizó dinero para la inversión en tierras agrícolas a través de estas compañías hacia otras subsidiarias, registradas en paraísos fiscales, tales como el estado de Delaware en Estados Unidos o las Islas Caimán. Las subsidiarias tienen nombres como Guara LLC o Granary Investments.
Desde estas compañías en los paraísos fiscales, el dinero fluyó hacia las subsidiarias en los países objetivos, las cuales son administradas por varios operadores locales, con actividad en los agronegocios y en la adquisición de tierras. Estos grupos locales de negocios identificaron las tierras, hicieron la compra y administraron las fincas. Harvard les pagó millones de dólares en honorarios por sus servicios (ver Recuadro 1).
Conflicto y controversia
Harvard siguió el camino de otros inversionistas institucionales que han adquirido tierras de cultivo – concentrarse en países que se consideran menos riesgosos, pero con el potencial de grandes retornos. Esto, sin embargo, no mantiene a las inversiones de la universidad libres de conflictos y riesgos.
En Australia, un informe realizado por la Office of Environment and Heritage señala que, en el año 2015, la subsidiaria de Harvard destruyó sitios de cementerios aborígenes y removió en forma ilegal la vegetación nativa en las tierras que adquirió en Nueva Gales del Sur. Existen antecedentes que indican que la compañía agrícola de Harvard no realizó un estudio sobre las culturas aborígenes antes de arar los campos, a pesar de eran evidentes muchos sitios importantes.18
En Sudáfrica, Harvard adquirió campos donde los ex trabajadores negros y sus familias tenían derechos de ocupación concedidos bajo la reforma agraria pos-apartheid. Los conflictos con las comunidades locales se describen en un informe de un investigador que trabajó con el administrador de los campos de Harvard en Sudáfrica, RussellStone.19 Según este informe, una vez que Harvard tomó el control de estas finca, alrededor de 2011, los administradores tomaron medidas para impedir el derecho de estas familias al uso de estas tierras, incluyendo el pastoreo de sus vacas y el acceso a los cementerios familiares. Se dice que el administrador de los campos de Harvard presionó a las familias a firmar un código de conducta y de imponer un sistema de reglas y penalidades que podrían llevar a la expulsión de una familia si no adhería a este código. Hay informes que indican que, después de esto, la tensión en la finca escaló a tal punto que Harvard temía que esto pudiera causar una atención internacional no deseada.
De acuerdo al mismo informe, Harvard insistió que RusellStone encontrara una solución mediada, a pesar de que RussellStone les aseguraba que estas tensiones con las familias ocupantes era algo normal en la agricultura a gran escala en Sudáfrica. La Universidad envió un mediador para ofrecer reubicar a las familias en otras tierras, pero las familias rechazaron la oferta, indicando que las tierras eran de mala calidad y lejos de servicios esenciales. Hay antecedentes que indican que, decepcionados con la situación y preocupados por las repercusiones para su imagen internacional, representantes de la universidad ordenaron a RussellStone, en 2014, vender todas sus propiedades de tierras de cultivo en las cuales hubiera familias “ocupantes”.
Harvard también ha enfrentado conflictos con sus adquisiciones de tierras agrícolas en Estados Unidos. Desde 2012, la Universidad ha puesto más de 115 millones de dólares para adquirir tierras en California y establecer viñas, según lo indicado en las declaraciones de impuestos. Estos campos, en la región de Paso Robles y el Valle de Cuyama, están ubicados en áreas donde la escasez de agua está amenazando la viabilidad de la agricultura.20 Los residentes locales y los agricultores están preocupados de que el proyecto de viñas de Harvard pondrá en peligro su acceso al agua y acusan a Harvard de usar tácticas tramposas para realizar un juego financiero para controlar los recursos hídricos restantes.
En marzo de 2016, un agricultor cuya familia ha cultivado uva de vino por décadas en el área y que está realizando un esfuerzo junto a varios cientos de otros propietarios de tierras para asegurar el acceso al agua subterránea, escribió una carta al CEO de Harvard Management Company:
La percepción local, bien o mal, es que Harvard ha estado haciendo lo siguiente: comprar utilizando varias capas de entidades desconocidas, de manera tal que sería difícil para un fiscalizador hacer el seguimiento de la compra hasta llegar a Harvard; usar agentes para presionar por la formación de distritos de agua locales, que permitirían a las propiedades de Harvard, finalmente, beneficiarse de concesiones del gobierno y fondos de contribuyentes; inducir a algunos dueños de propiedades a vender, con ofertas que son varias veces el precio de mercado y usar este método para adquirir propiedades que contienen infraestructuras hídricas públicas; y, generalmente, no estar disponibles para explicar a la población local acerca de cómo estas inversiones podrían afectar al más vital de los recursos —todo en nombre del retorno de la inversión.21
Dos mujeres del pueblo de Santa Fe en el municipio de Santa Filomena
muestran sus títulos  de tierras, en septiembre de 2017.
La gente de Santa Fe ha vivido en esta parte del Estado de Piauí en Brasil
por más de 200 años, pero ahora son víctimas de una ola de
acaparamientos de tierra en el área perpetrados por empresarios brasileños
y financiados por empresas extranjeras como el fondo de pensión TIAA
que tiene su sede en Estados Unidos.
(Foto: Rosilene Miliotti / FASE)
Acaparamientos de tierra en el Cerrado, Brasil
Las adquisiciones de tierras más conflictivas realizadas por Harvard ocurrieron en Brasil. La universidad es una de las muchas compañías financieras extranjeras, provenientes de Norteamérica, Europa y Japón que han adquirido tierras en la región del Cerrado en el nordeste brasileño a lo largo de las últimas décadas. Este bioma de sabana, que contiene 5 por ciento de la diversidad del planeta, es crítico para la conservación del Amazonas y una de las principales fuentes de agua para la cuenca hídrica más importante de Brasil. También es la tierra de más de 80 pueblos indígenas, así como una variedad de pueblos “tradicionales” cuyo estatus es reconocido por la ley brasileña, tales como las comunidades afro-brasileñas quilombolas.
Pero durante el último par de décadas, esta parte del Cerrado ha sido intensamente deforestado y arado para una de las mayores expansiones de la producción de cultivos de materias primas en la historia reciente. La expansión comenzó en el sur y luego, hace diez años, comenzó a avanzar agresivamente hacia el noreste, hacia los estados de Tocantins, Maranhão, Bahía, and Piauí.
Esta “nueva frontera” para la producción de soja, caña de azúcar y otras materias primas agrícolas es hacia donde Harvard y otras compañías financieras extranjeras están orientando sus inversiones. Se sienten atraídos a esta área por los precios de las tierras relativamente bajos y el potencial aumento en el valor de mercado. Además de Harvard, algunas de las principales compañías financieras que están adquiriendo tierras en esta área incluyen a TIAA de Estados Unidos, ABP de Holanda, Sojitz de Japón y Valiance Asset Management del Reino Unido. Todas estas compañías operan a través de sociedades con compañías locales que se hacen cargo de la adquisición de tierras y de las operaciones agrícolas.22
La oleada de especulación en tierras agrícolas por parte de compañías extranjeras, ha agravado los conflictos locales por la tierra en el área. El Banco Mundial señala que, con la rápida expansión de las plantaciones agrícolas en esta parte del Cerrado, “la ocupación ilegal y desordenada de la tierra rural (grilagem) es común.”23 El grilagem es una forma particular de acaparamiento de tierras que se ha expandido en la parte nordeste del Cerrado en el cual se falsifican títulos de tierra para legitimar la ocupación ilegal de tierras públicas.24 Las tierras son cercadas para dar la apariencia de una finca y los títulos fraudulentos son vendidos con ganancias inmensas a otras compañías, las cuales a menudo están conectadas con inversionistas extranjeros.
Estas tierras públicas no están desocupadas, como generalmente lo señalan los acaparadores de tierras (grileiros). Por generaciones, han sido el hogar de las comunidades locales, en el caso de las áreas de tierras bajas, o son usadas en forma colectiva por estas comunidades para cazar, pastorear, recolectar leña y cosechar frutos y plantas medicinales. Por esto los grileiros recurren muy a menudo a la violencia y a la intimidación para desplazar a los habitantes locales e impedirles que accedan a las tierras.25
Harvard ha canalizado sus fondos para la adquisición de tierras agrícolas en el nordeste del Cerrado a través de tres diferentes grupos de negocio locales (ver Recuadro 1). Bajo el paraguas de estos operadores, la universidad adquirió silenciosamente, unas 300 mil hectáreas de tierras, un área mayor que Luxemburgo, en partes de los estados de Piauí and Bahía donde los conflictos por tierras son comunes.
Informes recientes han dado a conocer cómo uno de los socios de negocios de Harvard en Brasil, el grupo Granflor, hizo las gestiones para que una subsidiaria de propiedad de Harvard adquiriera más de 120 mil hectáreas de tierras en el estado de Bahía a un empresario, conocido grileiro en el estado.26 Granflor insistió en estas tierras, a pesar de haber sido advertido por los residentes locales, de que se meterían en serios conflictos.27 Según un informe de 2014 elaborado por una comisión estatal de Bahía, los títulos sobre las tierras se lograron a través de un “un festival de procedimientos irregulares e ilegales que terminaron en la usurpación de las tierras públicas” e implicó el desplazamiento violento de numerosas familias locales que tradicionalmente habían ocupado y usado estas tierras públicas. También parece que las adquisiciones de tierras de Harvard violan las restricciones brasileñas sobre propiedad extranjera que limitan la cantidad de tierra que una compañía extranjera puede adquirir en un municipio.28 La oficina del fiscal en el estado de Bahía ahora está considerando si demanda a la subsidiaria de Harvard y anula los títulos.29

Más Odebrech. Justicia peruana ordena prisión preventiva para Keiko Fujimori

La líder del Partido Fuerza Popular es investigada, junto a otras diez personas, por su presunta vinculación en delitos de lavado de activos provenientes de Odebrech.
Keiko Fujimori en Lima, Perú. 24 de octubre de 2018. / Martin Mejia / AP

El juez Richard Concepción Carhuancho dictó este miércoles prisión preventiva para la ex candidata presidencial de Perú, Keiko Fujimori, por los indicios de su vinculación como cabecilla de una organización criminal.
El togado admitió la tesis fiscal que imputa a Fujimori por la presunta comisión de delito de lavado de activos, junto a miembros del partido Fuerza Popular, tras haber recibido un millón de dólares de la compañía Odebrecht en el 2011, refiere El Comercio.

Carhuancho estimó que hay indicios de que la ex candidata haya participado en la trama de corrupción para ocultar el dinero, recibido de manera ilícita: "Este despacho considera que sí existe sospecha grave que esta persona sería líder de una organización criminal creada de facto al interior de Fuerza Popular para lavar activos provenientes de la empresa Odebrecht", indicó.
El dinero habría ingresado para la campaña de Fujimori, quien presuntamente utilizó a miembros de su entorno para blanquear de esos activos, bajo la figura de "actividades proselitistas" y "aportaciones individuales".

Pareja de 'instagramers' que murió al caer desde un acantilado: "¿Vale nuestra vida solo una foto?"

Pocos meses antes del trágico accidente, los jóvenes viajeros advertían a sus seguidores sobre los peligros de buscar fotos extremas solo para conseguir más 'me gusta'.

El mirador de Taft Point en el Parque Nacional de Yosemite -California-. Amanda Lee Myers - AP

Las autoridades estadounidenses identificaron a un hombre y una mujer que murieron la semana pasada después de caer por un acantilado en el Parque Nacional de Yosemite (California), informa el periódico Mercury News.

Los cuerpos de Vishnu Viswanath, de 29 años, y su esposa Meenakshi Moorthy, de 30, fueron descubiertos a unos 245 metros por debajo del mirador de Taft Point, popular entre los turistas por sus espectaculares vistas. El Servicio de Parques Nacionales está investigando cómo se produjo la caída de la pareja.

Ambos eran ciudadanos indios que residían en Estados Unidos. La Universidad de Ingeniería de Chengannur escribió en una publicación en Facebook que los dos eran exalumnos de su programa de informática e ingeniería. "Nuestros corazones están con los amigos y familiares de esta encantadora pareja", rezaba el mensaje.



CHASING SUNSETS or CHASING LIKES ??? 😛 ... Sooo today on #socialmediabadasstribe we are talking about limits of #doitforthegram.😶Yeah sure it can be limitless but guys, we reaaaallly need to have boundaries(this is handy as life lessons too but we will revisit that later😉) A lot of us including yours truly is a fan of daredevilry attempts of standing at the edge of cliffs ⛰and skyscrapers🌆, but did you know that wind gusts can be FATAL??? ☠️ Is our life just worth one photo? ... When we squirm at another selfie attempt gone south 😱 from a skyscraper, let’s remember to save that in our core memory 🧠 and not the memory dump 🛢(I am still on the Inside Out 🎬 train y'all 😬) Same applies when we get our knickers in a twist and hog a spot till we get the perfect shot🙄 I know I know, I am guilty as charged for all of this 🤦‍♀️ and if I didn’t have Mr. Two Goody Shoes, Vishnu 🤭 with me, I am not even sure if I would have written this post. ... Let us all try to be responsible digital citizens and use our “numbers” to be transparent and honest, shall we?🤗 None of us is perfect and the more we accept it and share our flaws as much as our wins, we are one step closer to creating a sane social media without the scary brouhahas.💕✨ ... Still there?👀 Woohoo, a backflip is in order, or wait maybe a pizza? 🍕 What about a unicorn ice-cream 🦄 🍦 with some Disney-approved cotton candy 🍭🍬 and pixie dust infused sprinkles 🧚‍♀️ if…..IF you could tell me the one time you were effin’ proud of being candid and real AF in social media? 😎 ... PS - Not sponsored but sweatshirt is from @radearthsupply • • • #grandcanyonnps #northrim #instagramaz #visitarizona #travelarizona #shotzdelight #discovertheroad #usaroadtrip #visittheusa #outdoorsusa #exploretheusa #womenwhoexplore #iamtb #radparks #thediscoverer #gtgi #sheisnotlost #wearetravelgirls #hikemore #radgirlslife #travelreality #dreamscape @womenwhoexplore @visit_arizona @visittheusa @shotzdelight
Una publicación compartida de TravelCreatives❤️Minaxi+Vishnu (@holidaysandhappilyeverafters) el


Vishnu y Meenakshi tenían un blog de viajes llamado 'Holidays and Happily Ever Afters' en donde narraban sus aventuras en lugares pintorescos de todo el mundo. Asimismo, tenían una cuenta de Instagram con el mismo nombre que contaba con más de 13.000 seguidores.

En marzo, Meenakshi publicó en esta red social una foto en la que aparecía sentada en un acantilado del Gran Cañón del Colorado. Irónicamente, en la descripción de la imagen la joven advertía sobre los peligros de tomar fotos extremas al estilo de los llamados 'daredevils' (aventureros temerarios) solo para conseguir más 'me gusta' en las redes sociales.


"Muchos de nosotros, yo incluida, somos realmente fanáticos de los temerarios intentos de pararse al borde de los acantilados y rascacielos, pero ¿sabían que las ráfagas de viento pueden ser fatales?", escribió Meenakshi. "¿Vale nuestra vida una sola foto?", se preguntó entonces.

Agencia Digital...

Agencia Digital...

Importante.

La IA dispara los ingresos de Nvidia

Justin Sullivan / Gettyimages.  El fabricante de semiconductores Nvidia dio a conocer el miércoles que sus ingresos se habían triplicado en ...