jueves, julio 09, 2015

Francisco saluda en idioma nativo: "¡Jallala Bolivia!" y destaca la inclusión social

El papa Francisco proclamó en idioma aymara un "Jallalla Bolivia" a su llegada el miércoles a este país andino amazónico de mayoría indígena, después que el presidente Evo Morales le tributara el mismo saludo de bienvenida, "Jallalla hermano Francisco", en la loza del aeropuerto andino de El Alto.

ABI.- ANSUR - Procedente de Quito, primera escala de su gira sudamericana que concluirá a principios de la semana que sigue en Paraguay, el Santo Padre llegó a la ciudad de El Alto poco antes de las 17h30 locales (21h30 GMT), donde miles le tributaron una calurosa acogida.

"Francisco, hermano, el pueblo te saluda, el pueblo está contigo", le gritaron en las afueras del aeródromo y también en las calles y avenidas que recorrió montado en el Papamóvil, pese al frío invernal reinante.

Apenas bajar del avión de la línea de bandera Boliviana de Aviación que lo trajo de Quito, Morales le entregó una "chuspa", un petate con seleccionadas hojas de coca dentro.

Francisco se arropó con un sobretodo del color de su sotana y abrigó su garganta con una bufanda de lana de vicuña.

"A toda la Iglesia que peregrina en Bolivia quiero expresarle mis sentimientos de fraterna comunión en el Señor. Llevo en el corazón especialmente a los hijos de esta tierra que múltiples razones no están aquí y han tenido que buscar otra tierra que los cobije, otro lugar donde esta Madre los haga fecundos y posibilite la vida", significó el Sumo Pontífice en su locución.

 Bolivia - El presidente Evo Morales
recibe al papa Francisco en
el aeropuerto internacional de Viru Viru.
Foto: Enzo de Luca/ABI
Poco antes, el presidente boliviano Evo Morales dio al papa Francisco la bienvenida a Bolivia, "a la que se ha mutilado su acceso al mar" y cuya población mayoritariamente católica le tribuyó el miércoles un apoteósico recibimiento en las ciudades andinas de El Alto y La Paz.

"Hermano Papa Francisco, usted viene lleno de energía luego de respirar la brisa del Pacífico ecuatoriano; usted ha llegado a una tierra de paz que busca justicia; bienvenido a una parte de la Patria Grande, a la que se le ha mutilado su derecho de acceso al mar mediante una invasión", afirmó el mandatario boliviano en la franja del aeropuerto de El Alto.

En un discurso que leyó sin prisa ni pausa en el mismo aeropuerto de El Alto, emplazado a 4.000m de altura sobre el nivel del mar, Francisco, que se traslada en Papamóvil a La Paz, sede del gobierno boliviano, donde se reunirá con Morales, destacó la inclusión política, social y económica imperante en Bolivia.

 "Bolivia está dando pasos importantes para incluir a amplios sectores en la vida económica, social y política del país. Cuenta con una constitución que reconoce de los individuos, de las minorías, del medio ambiente y con unas instituciones sensibles a estas realidades. Todo esto requiere un espíritu de colaboración ciudadana, de dialogo y de participación en los individuos y los actores sociales en las cuestiones que interesan a todos", sostuvo en medio de una apoteotis.

Mientras medio millón de feligreses esperaba a Francisco fuera del terminal aeroportuario y también a las veras de la carretera que vincula El Alto con La Paz, repletas de gente, el Vicario de Cristo exhortó a emprender una cruzada a favor del engrandecimiento espiritual del ser humano.

"El progreso integral de un pueblo incluye el crecimiento en valores de las personas y la convergencia en ideales comunes que consignan aunar voluntades sin excluir, ni rechazar a nadie. Si el crecimiento es sólo material siempre se corre el riesgo de volver a crear nuevas diferencias, de que la abundancia de unos se construya sobre la escases de otros, por eso además de la transparencia institucional la coerción social requiere un esfuerzo en la educación de los ciudadanos", sostuvo Francisco.

Tras su reunión con Morales seguida de una visita a la Catedral Metropolitana de La Paz, Francisco viajará a la ciudad de Santa Cruz, la más poblada, creyente y pujante de Bolivia situada a 900 km de la sede del gobierno boliviano, donde el jueves dirá misa al aire libre, visitará a los presos y clausurará un encuentro mundial de movimientos populares.

El gobernante de izquierdas, un campesino pobre pastor de llamas en su niñez y juventud temprana, dijo que atentar contra el pobre equivalía a hacerlo contra Cristo y el mismo Francisco.

"Porque quien traiciona a un pobre traiciona a Cristo, en tiempos de cambio quien traiciona a un pobre traiciona al Papa Francisco", subrayó el mandatario boliviano.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario